La última gota

acional es eso. Tendrá que entregar la última gota de sudor. De esfuerzo. Es que tiene que darlo todo. Todo. Sin vueltas. Porque si Nacional no gana, quedará eliminado. Un empate lo deja fuera de circulación, más allá del resultado de segunda hora entre Ferro Carril y Nacional. El Salto Uruguay que llega a la instancia, con todo el vuelo anímico, tras el 1 a 0 inicial. Los retornos de Jonhatan Dos Santos, Charly Cabrera y Julio Martín Bruno. En Nacional, más de una duda planteada. En la noche de las decisiones para el equipo de Jorge Ariel Noboa, mientras a la cuenta de los decanos, un empate no es mal negocio, a la luz que en la última fecha enfrenta a Ceibal. Siete fechas sin ganar en el caso de los tricolores. Tendría que pasar por el objetivo de cancelar tanto tiempo adverso y ese día es hoy. No hay vueltas. Y convengamos, que en la liguilla, el favoritismo no existe. Quedó demostrado. Nacional y Ferro Carril pueden dar fe de ello, derrotados los dos en el primer fuego cruzado. Mientras Nacional sostiene a rajatabla: es la última gota en juego. La última. Salto Uruguay también lo sabe. Por lo demás, partido sin límites. Abierto a todo. ¿Y a qué resultado?. El suspenso real. Abriéndose cancha.
n
Nacional es eso. Tendrá que entregar la última gota de sudor. De esfuerzo. Es que tiene que darlo todo. Todo. Sin vueltas. Porque si Nacional no gana, quedará eliminado. Un empate lo deja fuera de circulación, más allá del resultado de segunda hora entre Ferro Carril y Nacional. El Salto Uruguay que llega a la instancia, con todo el vuelo anímico, tras el 1 a 0 inicial. Los retornos de Jonhatan Dos Santos, Charly Cabrera y Julio Martín Bruno. En Nacional, más de una duda planteada. En la noche de las decisiones para el equipo de Jorge Ariel Noboa, mientras a la cuenta de los decanos, un empate no es mal negocio, a la luz que en la última fecha enfrenta a Ceibal. Siete fechas sin ganar en el caso de los tricolores. Tendría que pasar por el objetivo de cancelar tanto tiempo adverso y ese día es hoy. No hay vueltas. Y convengamos, que en la liguilla, el favoritismo no existe. Quedó demostrado. Nacional y Ferro Carril pueden dar fe de ello, derrotados los dos en el primer fuego cruzado. Mientras Nacional sostiene a rajatabla: es la última gota en juego. La última. Salto Uruguay también lo sabe. Por lo demás, partido sin límites. Abierto a todo. ¿Y a qué resultado?. El suspenso real. Abriéndose cancha.