La última víctima fue una septuagenaria que resultó con fractura de antebrazo y lesionada en la cadera

Vecinos de las inmediaciones del pasaje de la vía al sur de la exestación General Artigas hasta calle Uruguay, plantearon a EL PUEBLO la inaceptable situación de inseguridad que viven.
En los últimos 15 días hubo cinco arrebatos en las inmediaciones, dos se concretaron en Uruguay y Blanes, otros dos en Uruguay y la vía y uno en Blandengues y Uruguay. El caso más grave fue el de una señora que el sábado anterior aproximadamente a las 20,50 llegaba a su casa en Calle Uruguay a la altura del 2000 (entre Ituzaingó y Yatay), en compañía de una hija 37 años, cuando un hombre joven, bien vestido, según nuestro informante, las tiró al suelo, les robó lo que llevaban y además las lastimó.
La señora de 70 años resultó con fractura de antebrazo y lesiones en una cadera, mientras que su hija con hematomas varios, pero sin gravedad.
La preocupación de nuestros informantes se debe a que la zona se ha transformado en tierra de nadie. Los malvivientes deambulan porque no hay alumbrado, ni tampoco mayor vigilancia policial.
La septuagenaria debió ser operada el pasado domingo y aún se encuentra internada debido a las lesiones recibidas. Son personas que deambulan a pie, aprovechándose de la falta de vigilancia para cometer sus tropelía.
Los vecinos hemos llamado a la Policía y dado cuenta al 911 y no hemos obtenido mayor respuesta, seguimos en la misma situación, dijeron.
¡Por favor!, creemos que ha llegado la hora de que alguien haga algo, manifestó uno de los ofuscados informantes.