“La visión, es uno de nuestros sentidos más importantes”

¡Cuánto hay para conocer acerca de nuestros ojos!
No sólo para solucionar las distintas dificultades que pueden aparecer en nuestra visión, sino en la comodidad que significa ver bien.
En la situación en que nos encontremos: ya sea en nuestro trabajo diario, para estudiar, o simplemente para cuando llegamos a una edad avanzada. Deseando disfrutar de manualidades y distintas actividades que queremos practicar.

Con la Óptica  Contactóloga  Carla Mendoza

Con la Óptica
Contactóloga Carla Mendoza

Para los amantes del deporte, de la lectura y de infinidades de disfrutes que la vida nos brinda en forma diaria.
Por si acaso lleguemos a necesitar en algún momento lentes, elaboramos este informe junto a una profesional. Tal vez nos identifiquemos con alguna de las situaciones que brindaremos a continuación y sabremos entonces, qué hacer, hablando de lentes: convencional o el de contacto.
Existen casos en que no sabemos que los estamos necesitando, como cuando comienzan a surgir malestares, puede ser el dolor de cabeza fijando nuestra vista por mucho tiempo. O simplemente porque está disminuyendo nuestra forma de ver.
De todas maneras, hablar sobre lo que nos conviene y desconocemos, es importante para nuestra visión.
Hoy, es la Óptica Contactóloga Carla Mendoza, quien nos brinda detalles con conocimientos que debemos tener en cuenta. Y si lo creemos necesario, realizar una visita a nuestro médico, para saber con certeza qué es lo que debemos hacer.
De esta forma dialogamos con la profesional
¿Cuándo una persona necesita por primera vez lentes de aumento?
“La visión es uno de los sentidos más importantes en nuestra vida, y las distintas partes de la anatomía ocular funcionan en conjunto para ver el mundo a nuestro alrededor.
Cuando existe una disfunción de una de estas partes, comienzan las dificultades para ver. Las más comunes son, miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.
La receta médica primeramente nos dice si la persona tiene dificultad para ver de lejos y/o de cerca y cuánta graduación necesita.
En la receta sólo veremos números y signos, de lo cual los ópticos extraemos si la persona tiene miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia, la exigencia básica es que todos los campos de la receta estén completos básicamente.
Estos problemas de visión se corrigen frecuentemente con anteojos, pero también pueden ser corregidos con lentes de contacto.
¿Qué es la graduación?
-La graduación es la potencia que necesita el ojo para corregir su ametropía, (dificultad de visión).
¿Varía ésta para un niño y para un adulto?
Solo en algunos casos, pero no tienen porqué ser distintos.
Es recomendable hacer controles cada un año, pero esto sí, depende de la edad de la persona. Un niño de 3 ó 4 años se controla cada 6 meses generalmente, dependiendo de su dificultad.
– Todas las edades son distintas, por ejemplo en un adulto-joven de aproximadamente 40 años, que comienza con presbicia, (dificultad para ver cerca), cada uno o dos años aumenta su graduación, en miopías o hipermetropías. En niños, puede ir cambiando cada año y en astigmatismos no es tan gradual el cambio.
¿Cuándo tiene que concurrir nuevamente al oftalmólogo para que se los cambie?
A esto lo decide el oftalmólogo. Es el profesional que la asiste quien conoce la situación de la persona.
¿Por qué razón los lentes de aumento tienen que ser fabricados en óptica y no en otro lugar? ¿Son lentes más seguros?
Los cristales tienen un centro óptico. Éstos deben coincidir con nuestra pupila, que es donde ingresa la luz para poder ver, solo en ópticas pueden realizar esto, además de que generalmente nuestros ojos necesitan diferente graduación, hay que fabricarlos de acuerdo a la receta médica.
Éstos son dos de las tantas seguridades que le puede prestar una óptica, además de una protección adecuada en lentes de sol.
En cuanto a los lentes de contacto: ¿Quién puede utilizarlos?
Desde niños, jóvenes, adultos, siempre que tengan la conducta adecuada de cuidado.
Estos brindan visión clara y están diseñados para proporcionar gran comodidad, porque existen distintos diseños para cada curva del ojo y para corregir cada uno de los problemas existentes.
¿Es difícil saber colocárselos?
Los lentes de contacto se colocan directamente sobre el ojo.
Hay muchos mitos sobre la relación ojo-lente de contacto, algunas personas creen que dañan el ojo. Sí, es un cuerpo extraño, por eso hay que tomar recaudos a la hora de usarlos, como por ejemplo no usarlos durante cuarenta y ocho horas seguidas en una semana y así dejar que la córnea se oxigene, pero no causa dolor ni daño utilizarlos.
No es difícil colocárselo, además, hay que aprender a «conocerse» el ojo.
¿Son mejores que los comunes o cuál es la razón de usarlos?
Creemos oportuno formular, que los lentes de contacto no “sanan”, el defecto refractivo. Son lentes, corrigen la visión ampliamente, pero el defecto continúa al sacarlos.
Hoy en día la mayoría de las personas usan lentes de contacto blandos, hechos de una material rico en humectación llamado, hidrogel de silicona, que permite el pasaje de oxígeno para mantener nuestros ojos sanos y frescos.
Existen lentes de contacto diarios, que se les da un uso y se los desecha, son ideales para realizar tareas ocasionales, como jugar fútbol, viajar, u otras tareas.
Estos tipos de lentes de contacto no requieren limpieza, ni un cuidado especial ya que son diarios.
Otros tipos de lentes de contacto son los reutilizables, éstos son cómodos y de fácil cuidado, son la opción más rentable para uso de todos los días. Los mismos pueden ser mensuales, anuales o bianuales.
Existen también lentes de contacto con más cuerpo, llamado, rígido gas permeables, que se utilizan para graduaciones muy elevadas.
Estos requieren un cuidado mayor, pero corrigen el defecto casi en su totalidad y llevan una adaptación en tiempo mayor.
No son mejores ni peores, dependen de la actividad, quizá una persona que hace deporte por ejemplo fútbol, es más práctico y más seguro un lente de contacto, pero para una persona que trabaja con mucho polvo, no es tan recomendable.
¿En cuanto a costos, es el mismo?
Los costos son más elevados dependiendo del lente de contacto y de cuánto quiera la persona invertir en sus ojos.
Porque los lentes de contacto requieren de una limpieza especial con soluciones líquidas que por supuesto incrementan algo el costo, pero no variaría demasiado.
¿Se puede variar en el color, si los usamos?
Sí, se puede, porque los lentes de contacto simulan un iris con el color que la persona desee. No posee contraindicaciones.
Solo que para el uso correcto del lente de contacto debemos crear conciencia y conducta de higiene adecuada.
¿Puede la persona darle un uso diario sin complicaciones?
No, para una mayor tranquilidad hay que descansar del lente de contacto cuarenta y ocho horas, para que la córnea se oxigene.
Siempre es conveniente consultar a un profesional ante cualquier duda al respecto”.
Lentes de contacto
“Siempre es bueno saber algo más sobre éstos. Algunos de los lentes de contacto de los que acostumbramos a utilizar en nuestras ópticas del medio, se los nombraremos a continuación:
Están por un lado y entre otros: los de uso diario, los de contacto mensuales, los de contacto progresivo, los bifocales y los que comúnmente les llamamos de color.
Los de uso diario:
Su diseño está realizado para desecharse por la noche antes de acostarse y reemplazarlos por otros al iniciar el día siguiente. No requieren mantenimiento como los mensuales por ejemplo.
Son sencillos y seguros.
Lentes de contacto mensuales:
Estos deben ser quitados antes de acostarse por la noche.
Hay que limpiarlos y dejarlos en el estuche para usarlos al otro día.
Debemos cambiarlos dentro de un mes.
Los de uso continuo:
Los podemos utilizar de manera continua durante treinta días. La tecnología nos permite disfrutar de lo último en lentes de siliconas.
Dejan pasar bastante oxígeno a los ojos, incluso mientras se duerme y eso es muy bueno.
Lentes de contacto progresivo:
Le llamamos también multifocales sin línea, porque no se nota que necesitamos lentes para poder leer.
Nos permiten ver tanto de cerca, medio y largo rango, con muy buenos resultados.
Pueden ser éstos, de uso diario o mensual.
Los lentes bifocales:
Estos se aconsejan para brindar a una persona que tiene presbicia: se lo puede notar cuando tiene que alejar bastante lo que está mirando para poder ver mejor.
Lentes de contacto cosmético y coloreado:
Se usan muy rara vez, aunque es utilizado por una gran cantidad de personas y son para contadas ocasiones en que los necesitamos.
O también puede ser para disimular u ocultar defectos en los ojos, cambiar el color o resaltar el color natural de los mismos.
Requieren el cuidado que los lentes de contacto normales necesitan.
Las lentes de color imitan la apariencia natural de la parte coloreada del ojo llamada iris.
Sin dudas nos queda mucho por decir en cuanto a mejorar nuestra visión, y para tranquilidad de toda persona que lo necesite, le aconsejamos recurrir a un profesional, que seguro le informará los pasos a seguir”.
Mary Olivera
marbelos2015@gmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...