«Las discusiones eran continuas»


La hermana del fallecido Gervasio Mezeta (40), de profesión ladrillero, que luego de herir a su pareja, Mariana Rodríguez (26), de tres disparos, se disparó a si mismo en el rostro, falleciendo horas después, testigo de los hechos, manifestó a la Policía que «las discusiones eran continuas».

En tanto la víctima de los disparos sigue en estado muy grave en el CTI del hospital. La joven mujer presenta una herida de arma de fuego fronto derecho, otra en la cara posterior de hemitorax derecho. Pasando a CTI.

La testigo mencionada señaló que mientras lavaba ropa oyó la discusión y luego escuchó las detonaciones. En tanto un sobrino de 17 años, que trabaja en el horno de ladrillo, que hacía poco más de un mes que residía con su padre, Mezeta, escuchó los disparos y al concurrir se encontró con ambos protagonistas baleados, motivo por el cual optó por tomar el arma y ponerla arriba del techo. Una vez cumplidas las actuaciones correspondientes el magistrado emplazó a los testigos para su despacho, mientras que en la noche del pasado miércoles, aproximadamente a  las 22 horas se confirmó el deceso de Mezeta.