Las medidas adoptadas por el gobierno argentino afectarán al país, y también la recaudación registrada en Casinos

El pasado  viernes la Dirección General de Casinos del Estado inauguró su nueva sala en las instalaciones del «Salto, Hotel & Casino», con una clara visión de apostar al fortalecimiento de Salto como polo de desarrollo turístico en la región. Su director, Javier Cha, dialogó previamente con EL PUEBLO, donde con total sinceridad confesó no haber ingresado nunca a un casino hasta haber sido designado por el gobierno para llevar adelante tal responsabilidad. Se define como un exitoso empresario y estar alineado a la política del gobierno nacional en lo que debe ser la  función de Casinos del Estado en la captación de nuevas inversiones para el país, como la recientemente inaugurada en nuestra ciudad.
- ¿Qué significa para la Dirección General de Casinos este nuevo emprendimiento en Salto?
- Significa una gran satisfacción, un gran orgullo y un gran paso adelante en lo que es nuestra gestión porque constituye uno de los proyectos que se hace realidad, uno de los objetivos conquistados  más importante de nuestra gestión, lo que es nuestro plan de desarrollo del sistema mixto. Sin duda uno de los objetivos más importantes por la envergadura del proyecto, por la calidad de la infraestructura que estamos inaugurando, por ser en Salto donde aspiramos a que se convierta en un verdadero polo de desarrollo turístico para todo el litoral norte de nuestro país por estar en el corazón del circuito termal, porque también hay que vitalizar a las ciudades de infraestructuras turísticas de calidad. También porque tenía la gran necesidad de renovar fuertemente y generar un antes y un después con lo que tenía que ver nuestra presencia de Casinos del Estado aquí en la ciudad, en una sala que no era la mejor, que no tenía las mejores prestaciones que tiene que tener una sala de Casinos del Estado y ahora tengo la enorme satisfacción de inaugurar una que va a ser una de las salas más modernas del país, con un material de juego moderno, muy importante en cuanto a su tecnología, prestaciones y calidad.
- ¿Cuánto dinero invirtió en este proyecto la Dirección General de Casinos en Salto?
- El proyecto de inversión que se inauguró tiene que ver con una inversión conjunta entre lo que es el complejo hotelero y el casino, está cercano a los 20 millones de dólares. Es una cifra muy importante, sobre todo para una ciudad del interior, es uno de los proyectos más grandes que teníamos de reestructuración, modernización y puesta a punto del viejo Gran Hotel Salto para poder adecuarlo a un hotel cuatro estrellas de calidad superior y el despliegue de servicios que va a tener, piscina, spa, un gran salón para eventos y conferencias, restaurante de categoría, snack bar y ahora la sala de casino que su puesta a punto es muy costosa porque el privado tiene que correr con todos los gastos que significa la compra de todas las máquinas, que son de última generación, lo que está aquí está en Las Vegas, son las mismas, incluso con la singularidad de que esta es una sala totalmente electrónica, con dos ruletas electrónicas último modelo que van a dar un contenido muy especial en lo que tiene que ver con las salas que tenemos en la región.
- ¿Cuánto trabajo genera la apertura de este casino en Salto?
- El solo hecho de la inauguración oficial del complejo hotelero y del casino supone 100 nuevos puestos de trabajo. Algunos que son los puestos gerenciales provistos por el inversor privado que trajo de Argentina, pero más del 90% son puestos de trabajo local, algo así como 90 puestos de trabajo para los jóvenes salteños que significa un paso adelante y de calidad muy importante en un número que para una ciudad del interior es muy significativo. En lo que tiene que ver con la remodelación del edificio participaron más de 250 obreros de la construcción en una obra compleja que demandó mucho tiempo porque es más fácil levantar un edificio de cero que reestructurar uno ya hecho y armado, pero había que hacer ese esfuerzo porque lo importante era conservar algunas características esenciales identificadoras de lo que era el Gran Hotel Salto para darle en todo caso un contenido de restauración integral renovando lo que era el orgullo salteño con este edificio emblemático que ha sido un eje vertebral de la ciudad. Hoy estamos en una etapa prácticamente de renacimiento del hotel, reconvertido a un complejo hotelero de calidad que va a ser un gran aporte con lo que tiene que ver el desarrollo del turismo en la ciudad de Salto.
- ¿Se trata entonces de una política de potenciar esta zona en lo que refiere al desarrollo turístico?
- Sí, en esto nosotros somos un soporte activo de lo que es la política del Ministerio de Turismo en cuanto a su estrategia de buscar que también en las ciudades del interior haya servicios turísticos de calidad que son los cimientos y pilares principales para desarrollar turísticamente esta ciudad. Para tener turistas hay que tener donde alojarlos, para poder apostar a un turismo de target elevado hay que tener servicios de calidad. Bueno, por todo eso es necesario que determinadas ciudades del interior que tienen su atractivo turístico, como Salto, que está en el medio de todo un circuito termal, también tengan este tipo de hotelería de calidad, y la forma de poder lograrlo es a través del casino, jugando un papel fundamental en el estímulo y el incentivo para que el inversor haga realidad este proyecto, sin eso no sería posible realizar la inversión. Por tanto, el gran orgullo de la Dirección General de Casinos de pasar a ser no un organismo simplemente que ofrece una alternativa de esparcimiento donde la gente va y juega sino de alinearse de forma activa y protagónica como un verdadero gestor de inversiones muy importantes para el entorno de las ciudades del interior que más lo necesiten.
- ¿La Dirección General de Casinos aportó más de 300 mil dólares a la intendencia de Salto para que realice políticas sociales?
- No fue el Casino sino el inversor privado que en el marco del proyecto que estudió la Dirección General de Casinos y que se hizo posible con el Ministerio de Turismo tratamos que en las exigencias del pliego se garantizaran tres patas centrales del proyecto. La calidad de la envergadura del complejo hotelero, la calidad de la inversión que se iba a hacer para poner una sala de casino nueva e importante en lo que tiene que ver con todas sus prestaciones, y también se le pidió la posibilidad del inversor privado de que haga una donación para la comunidad donde se va a asentar el proyecto como tarjeta de presentación, la forma de insertar amigablemente el proyecto en la sociedad donde va a estar trabajando.
De esta manera aquí en Salto lo que ha habido es una donación de la empresa que es titular de la inversión hotelera de 340 mil dólares a la intendencia de Salto, la que por nota ha expresado que serán destinados a la construcción de piscinas barriales para el disfrute de los salteños y que por tanto muestran un rostro humano de lo que la inversión pretende también derramar a nivel social.
- ¿Cuánto dinero se recauda por año en Casinos?
- En el año 2011 tuvimos 220 millones de dólares de recaudación bruta, lo que ha sido un récord histórico, nunca Casinos del Estado había estado a este nivel. En los últimos años gracias a lo que ha sido la etapa de prosperidad y el crecimiento económico que ha habido en el país, los Casinos del Estado han acompañado un ciclo económico virtuoso, y también gracias a lo que ha sido un flujo turístico sostenido importante en los últimos años. Por tanto el año pasado fue un año tope, fueron más de 220 millones de dólares de recaudación bruta, o sea, un ingreso total que tuvo Casinos, si a eso se deduce todos los costos, los salarios, etcétera, ahí lo que quedó de ganancias líquida fue de casi 81 millones de dólares, que fue íntegramente volcado a las arcas del Estado.
- ¿Podría afectar de alguna manera estas recaudaciones de Casinos las medidas adoptadas este año por el gobierno argentino que atenta directamente con la llegada de turistas argentinos a nuestras tierras?
- Sí, claro, lo ha afectado y seguramente lo va a afectar la disminución con los turistas que libremente podían disponer de sus divisas, de sus recursos y visitar circuitos turísticos del Uruguay como Punta del Este. Esto  ha llevado a una disminución de la recaudación de los casinos porque tenemos menos visitantes, menos clientes naturales que ya no están viniendo. Pero bueno, son avatares y situaciones que hay que enfrentar y que en todo caso se deben tomar con mucha calma y creatividad para seguir buscando canales políticos para  mitigar y resolver esos problemas como lo viene haciendo el gobierno a través a distintas medidas compensatorias que le propone justamente al turista argentino para que venga a visitar al Uruguay.
- Entre usted y yo, ¿cuál es el juego que más le gusta?
- Bueno, está hablando con alguien que antes de ser Director de Casinos del Estado no había entrado nunca a un casino, no tenía ni idea de lo que había adentro. Las máquinas no me seducen, si yo fuera a jugar el que más me gusta es la ruleta. Ni siquiera lo juego pero por lo que veo es el que me resulta más seductor. Pero los funcionarios y el Director de Casinos estamos vedados de participar de las apuestas.
- ¿Pero le gusta su trabajo? Pregunto por lo que me dice, que no tenía experiencia en este rubro.
- Me gusta mucho lo que estamos haciendo, sobre este tipo de proyectos, embarcando a Casinos en que no sea simplemente un organismo como usted decía, donde la gente va a jugar, gana, pierde y se recauda. Lo que me gusta es lo que estamos haciendo plenamente alineados a lo que es el plan del Ministerio de Economía y Finanzas transformando un instrumento útil para captar inversiones, para desarrollarlas, para apostar a una estrategia del gobierno, como la del Ministerio de Turismo, para ponernos al servicio de planes de desarrollo y de progreso. Quizás si solo se tratase de un organismo para jugar y recaudar no sería para mí tan atractivo.
Cuando me otorgaron esta responsabilidad tuve que ponerme a estudiar porque no sabía de qué se trataba. Si bien vengo de una importante experiencia empresarial, soy un político y añoro poder volver a practicar la política en su estado más puro.

El pasado  viernes la Dirección General de Casinos del Estado inauguró su nueva sala en las instalaciones del «Salto, Hotel & Casino», con una clara visión de apostar al fortalecimiento de Salto como polo de desarrollo turístico en la región. Su director, Javier Cha, dialogó previamente con EL PUEBLO, donde con total sinceridad confesó no haber ingresado nunca a un casino hasta haber sido designado por el gobierno para llevar adelante tal responsabilidad. Se define como un exitoso empresario y estar alineado a la política del gobierno nacional en lo que debe ser la  función de Casinos del Estado en la captación de nuevas inversiones para el país, como la recientemente inaugurada en nuestra ciudad.

– ¿Qué significa para la Dirección General de Casinos este nuevo emprendimiento en Salto?

– Significa una gran satisfacción, un gran orgullo y un gran paso adelante en lo que es nuestra gestión porque constituye uno19 10 12 039 de los proyectos que se hace realidad, uno de los objetivos conquistados  más importante de nuestra gestión, lo que es nuestro plan de desarrollo del sistema mixto. Sin duda uno de los objetivos más importantes por la envergadura del proyecto, por la calidad de la infraestructura que estamos inaugurando, por ser en Salto donde aspiramos a que se convierta en un verdadero polo de desarrollo turístico para todo el litoral norte de nuestro país por estar en el corazón del circuito termal, porque también hay que vitalizar a las ciudades de infraestructuras turísticas de calidad. También porque tenía la gran necesidad de renovar fuertemente y generar un antes y un después con lo que tenía que ver nuestra presencia de Casinos del Estado aquí en la ciudad, en una sala que no era la mejor, que no tenía las mejores prestaciones que tiene que tener una sala de Casinos del Estado y ahora tengo la enorme satisfacción de inaugurar una que va a ser una de las salas más modernas del país, con un material de juego moderno, muy importante en cuanto a su tecnología, prestaciones y calidad.

– ¿Cuánto dinero invirtió en este proyecto la Dirección General de Casinos en Salto?

– El proyecto de inversión que se inauguró tiene que ver con una inversión conjunta entre lo que es el complejo hotelero y el casino, está cercano a los 20 millones de dólares. Es una cifra muy importante, sobre todo para una ciudad del interior, es uno de los proyectos más grandes que teníamos de reestructuración, modernización y puesta a punto del viejo Gran Hotel Salto para poder adecuarlo a un hotel cuatro estrellas de calidad superior y el despliegue de servicios que va a tener, piscina, spa, un gran salón para eventos y conferencias, restaurante de categoría, snack bar y ahora la sala de casino que su puesta a punto es muy costosa porque el privado tiene que correr con todos los gastos que significa la compra de todas las máquinas, que son de última generación, lo que está aquí está en Las Vegas, son las mismas, incluso con la singularidad de que esta es una sala totalmente electrónica, con dos ruletas electrónicas último modelo que van a dar un contenido muy especial en lo que tiene que ver con las salas que tenemos en la región.

– ¿Cuánto trabajo genera la apertura de este casino en Salto?

– El solo hecho de la inauguración oficial del complejo hotelero y del casino supone 100 nuevos puestos de trabajo. Algunos que son los puestos gerenciales provistos por el inversor privado que trajo de Argentina, pero más del 90% son puestos de trabajo local, algo así como 90 puestos de trabajo para los jóvenes salteños que significa un paso adelante y de calidad muy importante en un número que para una ciudad del interior es muy significativo. En lo que tiene que ver con la remodelación del edificio participaron más de 250 obreros de la construcción en una obra compleja que demandó mucho tiempo porque es más fácil levantar un edificio de cero que reestructurar uno ya hecho y armado, pero había que hacer ese esfuerzo porque lo importante era conservar algunas características esenciales identificadoras de lo que era el Gran Hotel Salto para darle en todo caso un contenido de restauración integral renovando lo que era el orgullo salteño con este edificio emblemático que ha sido un eje vertebral de la ciudad. Hoy estamos en una etapa prácticamente de renacimiento del hotel, reconvertido a un complejo hotelero de calidad que va a ser un gran aporte con lo que tiene que ver el desarrollo del turismo en la ciudad de Salto.

– ¿Se trata entonces de una política de potenciar esta zona en lo que refiere al desarrollo turístico?

– Sí, en esto nosotros somos un soporte activo de lo que es la política del Ministerio de Turismo en cuanto a su estrategia de buscar que también en las ciudades del interior haya servicios turísticos de calidad que son los cimientos y pilares principales para desarrollar turísticamente esta ciudad. Para tener turistas hay que tener donde alojarlos, para poder apostar a un turismo de target elevado hay que tener servicios de calidad. Bueno, por todo eso es necesario que determinadas ciudades del interior que tienen su atractivo turístico, como Salto, que está en el medio de todo un circuito termal, también tengan este tipo de hotelería de calidad, y la forma de poder lograrlo es a través del casino, jugando un papel fundamental en el estímulo y el incentivo para que el inversor haga realidad este proyecto, sin eso no sería posible realizar la inversión. Por tanto, el gran orgullo de la Dirección General de Casinos de pasar a ser no un organismo simplemente que ofrece una alternativa de esparcimiento donde la gente va y juega sino de alinearse de forma activa y protagónica como un verdadero gestor de inversiones muy importantes para el entorno de las ciudades del interior que más lo necesiten.

– ¿La Dirección General de Casinos aportó más de 300 mil dólares a la intendencia de Salto para que realice políticas sociales?

– No fue el Casino sino el inversor privado que en el marco del proyecto que estudió la Dirección General de Casinos y que se hizo posible con el Ministerio de Turismo tratamos que en las exigencias del pliego se garantizaran tres patas centrales del proyecto. La calidad de la envergadura del complejo hotelero, la calidad de la inversión que se iba a hacer para poner una sala de casino nueva e importante en lo que tiene que ver con todas sus prestaciones, y también se le pidió la posibilidad del inversor privado de que haga una donación para la comunidad donde se va a asentar el proyecto como tarjeta de presentación, la forma de insertar amigablemente el proyecto en la sociedad donde va a estar trabajando.

De esta manera aquí en Salto lo que ha habido es una donación de la empresa que es titular de la inversión hotelera de 340 mil dólares a la intendencia de Salto, la que por nota ha expresado que serán destinados a la construcción de piscinas barriales para el disfrute de los salteños y que por tanto muestran un rostro humano de lo que la inversión pretende también derramar a nivel social.

– ¿Cuánto dinero se recauda por año en Casinos?

– En el año 2011 tuvimos 220 millones de dólares de recaudación bruta, lo que ha sido un récord histórico, nunca Casinos del Estado había estado a este nivel. En los últimos años gracias a lo que ha sido la etapa de prosperidad y el crecimiento económico que ha habido en el país, los Casinos del Estado han acompañado un ciclo económico virtuoso, y también gracias a lo que ha sido un flujo turístico sostenido importante en los últimos años. Por tanto el año pasado fue un año tope, fueron más de 220 millones de dólares de recaudación bruta, o sea, un ingreso total que tuvo Casinos, si a eso se deduce todos los costos, los salarios, etcétera, ahí lo que quedó de ganancias líquida fue de casi 81 millones de dólares, que fue íntegramente volcado a las arcas del Estado.

– ¿Podría afectar de alguna manera estas recaudaciones de Casinos las medidas adoptadas este año por el gobierno argentino que atenta directamente con la llegada de turistas argentinos a nuestras tierras?

– Sí, claro, lo ha afectado y seguramente lo va a afectar la disminución con los turistas que libremente podían disponer de sus divisas, de sus recursos y visitar circuitos turísticos del Uruguay como Punta del Este. Esto  ha llevado a una disminución de la recaudación de los casinos porque tenemos menos visitantes, menos clientes naturales que ya no están viniendo. Pero bueno, son avatares y situaciones que hay que enfrentar y que en todo caso se deben tomar con mucha calma y creatividad para seguir buscando canales políticos para  mitigar y resolver esos problemas como lo viene haciendo el gobierno a través a distintas medidas compensatorias que le propone justamente al turista argentino para que venga a visitar al Uruguay.

– Entre usted y yo, ¿cuál es el juego que más le gusta?

– Bueno, está hablando con alguien que antes de ser Director de Casinos del Estado no había entrado nunca a un casino, no tenía ni idea de lo que había adentro. Las máquinas no me seducen, si yo fuera a jugar el que más me gusta es la ruleta. Ni siquiera lo juego pero por lo que veo es el que me resulta más seductor. Pero los funcionarios y el Director de Casinos estamos vedados de participar de las apuestas.

– ¿Pero le gusta su trabajo? Pregunto por lo que me dice, que no tenía experiencia en este rubro.

– Me gusta mucho lo que estamos haciendo, sobre este tipo de proyectos, embarcando a Casinos en que no sea simplemente un organismo como usted decía, donde la gente va a jugar, gana, pierde y se recauda. Lo que me gusta es lo que estamos haciendo plenamente alineados a lo que es el plan del Ministerio de Economía y Finanzas transformando un instrumento útil para captar inversiones, para desarrollarlas, para apostar a una estrategia del gobierno, como la del Ministerio de Turismo, para ponernos al servicio de planes de desarrollo y de progreso. Quizás si solo se tratase de un organismo para jugar y recaudar no sería para mí tan atractivo.

Cuando me otorgaron esta responsabilidad tuve que ponerme a estudiar porque no sabía de qué se trataba. Si bien vengo de una importante experiencia empresarial, soy un político y añoro poder volver a practicar la política en su estado más puro.