“Las minorías que integramos la ruralidad necesitamos que nos escuchen y nos entiendan”, indicaron desde la Federación Rural

En la ciudad de Durazno el 26 de noviembre de 2018, Presidentes de Federadas y el Consejo Directivo de Federación Rural, se reunieron para tratar varios temas donde “se reafirman los principios rectores que han guiado a la Institución en sus 103 años de vida en defensa del trabajo, la familia y la producción rural”, de acuerdo a lo expresado en un comunicado remitido a este diario.
En el mismo indican que “estos principios son los que nos comprometen con el presente y nos dan confianza para mirar el porvenir con esperanza.
Se ratifica la fortaleza de nuestra Institución, convalidando todo lo actuado, reconociendo que esta herramienta sigue siendo el instrumento adecuado e ineludible en defensa del campo y su gente”.
Después de una larga jornada de intercambio de ideas y propuestas, la Federación Rural declara:
1- Que es imperioso compatibilizar todos los instrumentos de identificación individual y grupal en el ganado, como así también, intensificar los sistemas de contralor, priorizando la seguridad jurídica y la transparencia.
2- Que es clave que las autoridades de Gobierno tengan claro lo que significa el campo, porque la conciencia agropecuaria se va construyendo desde su interior hacia la ciudadanía, con respeto y con la participación de todos.
3- Que es imprescindible buscar rentabilidad en todos los sectores agropecuarios, procurando bajar el combustible y demás insumos, así como también no incrementar el costo del Estado, porque el país se construye con un sector privado fuerte y pujante.
4- El campo está sujeto en una crisis generalizada, necesitando señales claras de todo el sistema político, la confianza y la República se construyen todos los días, priorizando las acciones sobre las palabras.
5- El país necesita de todos y los productores rurales que integramos Federación Rural estamos dispuestos a colaborar para tener un país más seguro, más educado, más tolerante, porque las soluciones nunca llegan alentando los enfrentamientos sino buscando entendimientos.
Las minorías que integramos la ruralidad necesitamos que nos escuchen y nos entiendan.