Le dictaron 150 días de prisión para juntar más pruebas antes del juicio

Le dictaron 150 días de prisión para juntar más pruebas antes del juicio

Imponente operativo
Finalmente le dictaron 150 días de prisión preventiva al homicida que con sus actos, conmocionó al país entero y puso de luto a nuestro departamento el pasado 8 de marzo. Fue trasladado en una ambulancia del Hospital y luego de esto, derivado a una cárcel donde aguardará el comienzo del juicio. El operativo policial fue grande, porque preveían que pudiera haber alguna manifestación de repudio al sujeto, aunque al final todo sucedió con relativa calma.

Serán 150 días de prisión mientras reúnen pruebas para empezar el juicio, enfrentará tres cargos de homicidio.

No fue un domingo cualquiera en Salto. El sonido de las sirenas y el fuerte operativo policial que rodeó al juzgado penal de nuestro medio, ubicado en pleno centro de la ciudad, generó que muchos curiosos se acercaran para ver qué estaba ocurriendo, pero no pasó de esto, ya que si bien se preveía que podía haber alguna manifestación de repudio que generara problemas, la misma no se concretó. En definitiva, hubo mucho ruido y pocas nueces, por lo cual todos pudieron actuar tranquilos, la Policía trasladando al detenido y aportando al fiscal los elementos probatorios pertinentes, para que la misma presentar a la formalización de la denuncia por el doble homicidio, uno de ellos en grado de tentativa, y un femicidio.
Si bien hubo un fuerte hermetismo que rodeó el caso durante el transcurso de la jornada, al punto que al ser consultada por EL PUEBLO la fiscal adscripta la Dra. Sara Tafernaberry, declinó hacer declaraciones sobre el caso. Al rato, la Fiscalía General de la Nación, subió a su página web el acta completa presentada por la Fiscal Letrada de 1º Turno de Salto, María Eugenia Rodríguez.
LO QUE DIJO LA FISCALÍA
La Fiscal Letrada Departamental de Salto de 1º Turno, María Eugenia Rodríguez, solicitó ayer domingo 11 de marzo la formalización del pedido de juicio penal para un hombre por tres delitos de homicidio especialmente agravado (uno tipificado ahora como femicidio), ocurridos en este departamento el pasado jueves 8.El primero de los delitos fue agravado por el femicidio de su expareja y los otros dos por haberse cometido contra funcionarios policiales, uno de ellos con un homicidio consumado y el otro con uno en grado de tentativa.
La fiscal Rodríguez pidió 180 días de prisión preventiva para el hombre mientras reúne toda la evidencia necesaria de cara al juicio que deberá enfrentar por este caso. Fundamentó la medida en la posibilidad de fuga del imputado. Pero finalmente la jueza penal de 8º turno de Salto, la Dra. Lucía Granucci, hizo lugar a 150 días de prisión preventiva mientras se reúne la prueba para condenar al individuo.
En tanto, la Policía lo trasladará a un centro de reclusión de otro departamento, debido al alto riesgo a la integridad física que el mismo podría correr, en el caso de ser alojado en la cárcel de Salto.
HECHOS
Relata que la víctima mantuvo una relación afectiva con el imputado por 2 años y medio, durante el cual se produjo la convivencia de ambos en el domicilio de la mujer. Señala que la relación de pareja era conflictiva por las constantes agresiones verbales y destratos que la mujer recibía por parte de este, pero en cuanto ella planteaba la separación, él la amenazaba con matarla, al igual que si denunciaba la situación de violencia vivida. No obstante, hace alrededor de tres semanas, la víctima finalmente logró dar por terminada la relación por lo que el hombre se retiró de la casa y pasó a vivir con su madre.
El 7 de marzo en horas de la tarde, la mujer recibió en su teléfono celular una llamada del ahora criminal en la cual le manifestó que “la iba a matar sea como sea y en el lugar que sea”. La forma en que se expresó y la convicción de sus palabras motivó que la mujer efectuara la denuncia en la Unidad de Violencia Doméstica y Género de la Jefatura de Policía de Salto. Allí los funcionarios policiales consultaron a la Juez de Familia- Dra. Jennifer Rocco quien dispuso que se ubicara al denunciado, lo cual se intentó telefónicamente en reiteradas oportunidades por los funcionarios actuantes y respondió con evasivas a efectos de justificar que no podía ir en ese momento porque se encontraba trabajando en una chacra y que iría al día siguiente.
Mientras que la mujer se encontraba en la Unidad efectuando la denuncia, a las 19:22 horas de ese día, el sujeto se presentó en el domicilio de la mujer, ingresó a la misma y preguntó por la ubicación de ella a uno de sus hijos, portando un arma de fuego, pero este le respondió que ella no se encontraba por lo que el hombre se retiró en moto. Entonces, el hijo la llamó y le informó lo sucedido y esta a su vez lo puso en conocimiento de los funcionarios policiales.
La mujer se fue con dos custodias hacia su domicilio, donde se encontraban sus dos hijos con quienes vivía. Al día siguiente, a las 4:00 horas de la madrugada, llegó el relevo.
A las 6:00 horas, los agentes Lemos y Farinha sintieron un ruido en el portón que se encuentra al frente de la vivienda que carecía de candado, por lo que uno de ellos se dirigió hacia el pasillo lateral de la finca, pasó por al lado de una camioneta que se encontraba allí y sintió un ruido en la parte trasera de la casa, por lo que le gritó a Farinha “va por el fondo” y volvió hacia atrás para ingresar por la puerta del frente, ínterin en el cual escucha al menos dos disparos en el interior de la casa.
Cuando Lemos llegó a la puerta del frente de la vivienda vio a Farinha tirado en el piso del living boca abajo con la cabeza al sureste y los pies al noreste e inmediatamente advirtió en la puerta del dormitorio de la mujer al matador parado de espaldas, entonces Lemos le dijo “tirate al piso” y este le contestó “no me tires, me entrego, no tengo más balas’’. Entonces Lemos asomó la cabeza por la puerta principal hacia el living y vio la mano del sujeto empuñando un pistolón e inmediatamente sintió el ruido de un disparo eso determinó que el policía volviera a resguardarse alejándose de la puerta y sólo asomando su mano derecha efectuara con su arma marca GLOCK, calibre 9 mm, varios disparos hacia donde había visto al individuo, hasta que este le gritó “me diste, me diste, ahora sí no tengo más balas». Entonces, Lemos se asomó desde la puerta hacia adentro de la casa, y vio a Medina en la puerta del dormitorio sosteniendo el arma en alto sin empuñarla. Por ello, le apuntó con su arma, indicándole que se tirara al piso, Medina cayó al costado del cuerpo de Farinha, quedando el arma que portaba a un lado de su cuerpo. Lemos levantó el arma y la tiró por la puerta principal fuera de la finca, y arrastró a Medina afuera de la finca y lo dejó allí esposado.
Después fue al dormitorio y vio a la mujer tendida en el piso boca arriba al lado de la cama con una herida en la cabeza, y a Farinha lo dio vuelta para constatar si tenía signos vitales.
Hasta aquí parte del informe de Fiscalía, sobre los hechos, después todo lo que ya sabemos.

 







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...