Le pidió dinero a un adolescente y cuando éste se disponía a dárselo, le arrebató la billetera y el celular

Un joven estará preguntándose todavía por qué decidió ser tan gentil y contemplar el pedido de un desconocido, quien le solicitó “algo de dinero” para comer. El hecho ocurrió a las once de la noche del lunes pasado, cuando el protagonista de la historia se encontraba en la Costanera, frente a la casa de gobierno. En ese momento apareció un hombre y le pidió dinero. El adolescente sacó su billetera para darle “algunas monedas” al sujeto en cuestión, pero éste le ganó de mano y le arrebató la billetera y el celular que llevaba, para darse rápidamente a la fuga junto a un cómplice que lo esperaba en una motocicleta estacionada cerca del lugar. En la billetera había 50 pesos y documentos personales de la víctima, quien realizó la denuncia correspondiente en la seccional 1a.
HURTO MEDIANTE
AMENAZAS
Una mujer que caminaba por Avenida Barbieri y Asencio fue abordada por un hombre, quien mediante amenazas verbales de que la iba a cortar con un cuchillo, obtuvo la suma de 300 pesos y un Ipod que la víctima llevaba en sus manos, dándose luego a la fuga. El incidente sucedió el lunes cerca de las 19.30, y la denunciante no especificó si el delincuente exhibió algún arma cortante como para justificar su amenaza.
HURTO EN QUIOSCO
El dueño de un quiosco ubicado en calle Treinta y Tres al 1100, que tiene su vivienda constituida en el fondo del comercio, sintió ruidos en la madrugada de la víspera y se levantó para ver de dónde provenían.
Al ingresar al quiosco, el sujeto se encontró con la sorpresa de que dos jóvenes se encontraban en el interior del mismo revolviendo todo. Al notar la presencia del dueño, uno de los malhechores se le abalanzó y se trenzó en lucha con él, mientras el otro se daba a la fuga. Finalmente, el segundo ladrón también logró escapar.
Tras hacer una revisión de los artículos de su comercio, el damnificado constató el faltante de una bolsa que contenía cierta cantidad de ropa interior, siendo esto lo único que pudieron llevarse los malhechores.
VAQUILLONAS
ARRASTRADAS
POR LA CRECIENTE
El responsable de un establecimiento ganadero sito en Paso de las Piedras de Arerunguá tuvo que esperar que se normalizara el arroyo Arerunguá, que se había desbordado por las inundaciones sufridas hace pocas semanas, para intentar recuperar las 37 vaquillonas que habían quedado aisladas en el monte a raíz de la creciente.
Tras recorrer las costas del arroyo, el hombre encontró apenas tres vaquillonas vivas y ocho muertas, desconociendo el paradero de las otras 26. Presume que hayan sido arrastradas por la creciente. El damnificado efectuó también una recorrida por establecimientos linderos, con resultado negativo, por lo que decidió denunciar el hecho a las autoridades policiales.

Un joven estará preguntándose todavía por qué decidió ser tan gentil y contemplar el pedido de un desconocido, quien le solicitó “algo de dinero” para comer. El hecho ocurrió a las once de la noche del lunes pasado, cuando el protagonista de la historia se encontraba en la Costanera, frente a la casa de gobierno. En ese momento apareció un hombre y le pidió dinero. El adolescente sacó su billetera para darle “algunas monedas” al sujeto en cuestión, pero éste le ganó de mano y le arrebató la billetera y el celular que llevaba, para darse rápidamente a la fuga junto a un cómplice que lo esperaba en una motocicleta estacionada cerca del lugar. En la billetera había 50 pesos y documentos personales de la víctima, quien realizó la denuncia correspondiente en la seccional 1a.

HURTO MEDIANTE AMENAZAS

Una mujer que caminaba por Avenida Barbieri y Asencio fue abordada por un hombre, quien mediante amenazas verbales de que la iba a cortar con un cuchillo, obtuvo la suma de 300 pesos y un Ipod que la víctima llevaba en sus manos, dándose luego a la fuga. El incidente sucedió el lunes cerca de las 19.30, y la denunciante no especificó si el delincuente exhibió algún arma cortante como para justificar su amenaza.

HURTO EN QUIOSCO

El dueño de un quiosco ubicado en calle Treinta y Tres al 1100, que tiene su vivienda constituida en el fondo del comercio, sintió ruidos en la madrugada de la víspera y se levantó para ver de dónde provenían.

Al ingresar al quiosco, el sujeto se encontró con la sorpresa de que dos jóvenes se encontraban en el interior del mismo revolviendo todo. Al notar la presencia del dueño, uno de los malhechores se le abalanzó y se trenzó en lucha con él, mientras el otro se daba a la fuga. Finalmente, el segundo ladrón también logró escapar.

Tras hacer una revisión de los artículos de su comercio, el damnificado constató el faltante de una bolsa que contenía cierta cantidad de ropa interior, siendo esto lo único que pudieron llevarse los malhechores.

VAQUILLONAS ARRASTRADAS POR LA CRECIENTE

El responsable de un establecimiento ganadero sito en Paso de las Piedras de Arerunguá tuvo que esperar que se normalizara el arroyo Arerunguá, que se había desbordado por las inundaciones sufridas hace pocas semanas, para intentar recuperar las 37 vaquillonas que habían quedado aisladas en el monte a raíz de la creciente.

Tras recorrer las costas del arroyo, el hombre encontró apenas tres vaquillonas vivas y ocho muertas, desconociendo el paradero de las otras 26. Presume que hayan sido arrastradas por la creciente. El damnificado efectuó también una recorrida por establecimientos linderos, con resultado negativo, por lo que decidió denunciar el hecho a las autoridades policiales.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...