Le robaron la garrafa y más tarde se la quisieron vender

Un hecho insólito ocurrió en un almacén del barrio Nuevo Uruguay, donde desapareció una garrafa de tres kilos y a los pocos minutos apareció un sujeto ofreciendo el mismo artículo a su legítimo propietario. Según contó el damnificado a los efectivos de la Seccional Cuarta, en determinado momento llegó un hombre al comercio y tras comprar galletas, se retiró. Posteriormente, el dueño del lugar constató la falta de una garrafa de tres kilos de color verde, que se encontraba en el interior del comercio.
Lo increíble del caso es que minutos más tarde llegó otro hombre al establecimiento, intentando vender la garrafa hurtada momentos antes, a cambio de 150 pesos. En su defensa, el vendedor aseveró haber comprado el objeto en otro lugar, aunque no fue muy claro al respecto.
El hecho está en manos de los efectivos de la Seccional Cuarta, quienes practican las averiguaciones del caso.