Lentamente bajan los niveles del Uruguay y Cuareim

Desde el miércoles comenzó un lento descenso de las aguas de los ríos Uruguay y Cuareim frente a costas de Bella Unión. Tras un pico de 9,45, estuvo estacionado el Uruguay y luego comenzó a bajar. Ese descenso es realmente lento, pero descenso al fin, que es el deseo más que nada de los desplazados y de las autoridades.
LAGUNA DE DECANTACIÓN Y
URUGUAY UNA COSA SOLA
Una vez más para que las «aguas servidas» de los baños de las fincas de la ciudad tomen contacto de forma directa con aguas del majestuoso Río Uruguay. Cuando tenemos crecientes de esta magnitud, el río se apodera totalmente de la laguna de decantación de OSE que está ubicada en el campo ubicado entre calle Casimiro Soto y continuación Mones Quintela transformándose el lugar en «una cosa sola». Mientras dura la creciente, el saneamiento de Bella Unión va directo al río Uruguay. Por días y días no hay ningún proceso de «decantación» de las aguas que salen de los baños (water y demás) de las fincas de la ciudad. Ni que hablar de las fincas que no son pocas y que invade la creciente, las cuales cuentan con «pozos negros». A esta altura OSE ya debería haber retirado la laguna de ese lugar. La línea de servidumbre que tras la famosa creciente de 1983 se trazó, ya ese campo donde se construyó la laguna era en gran parte inundable. Desde 1983 al presente, fueron varias las crecientes importantes, todas llegaron a tomar contacto total con la laguna. Lo peor de todo y que ocurre cada vez que tenemos creciente como la actual, es que se observan embarcaciones intentando sus tripulantes sacar algún pez que luego proceden a venderlo.