Les vino «como anillo al dedo»

Las cosas por su nombre. El que más o el que menos, si de Directores Técnicos se trata, suponían que la selección salteña de mayores podía llegar a la final de la Copa del Interior.
En ese caso, el torneo local se iniciaría sobre finales de abril. Cabe recordar que en el 2015, la temporada despuntó en la primera quince de mayo.
La eliminación «naranjera» en Cuartos de Finales, provocó más de una distorsión y en algunos casos, se optó por acelerar los procesos de acondicionamientos físicos, para saltar a la escena del fútbol lo antes posible. Para colmo, la semana pasada, el castigo de la lluvia, golpeó los campos de juego.
Jugadores que en algunos casos no podían haber alistado por lesión, caso de Luis Domínguez, en el arco de River Plate, es solo un ejemplo.
De lo que no hay dudas, a la mayoría la suspensión, le vino «como anillo al dedo».