Llega a Salto “Inseparables”, adaptación de película francesa con las actuaciones de Oscar Martínez y Rodrigo de la Serna

Cuando faltan ideas, nada mejor que copiar de las buenas. Por lo general, las musas inspiradoras terminan recalando en Europa, sea en el cine británico, italiano o en el francés. Rara vez ocurre esto fuera de fronteras de Hollywood. Sin embargo, el director Marcos Carnevale se animó y realiza la primera remake de una película francesa en Argentina. Para eso cuenta con las grandes actuaciones de los laureados Oscar Martínez y Rodrigo de la Serna.
Con un guión adaptado por el propio Carnevale, la versión nacional del taquillero largometraje francés “Amigos Intocables” (con las muy buenas interpretaciones de Eric Toledano y Olivier Nakache) combina géneros como la comedia, el humor y el drama, mientras le rinde un verdadero tributo a la amistad.
Sinopsis. «Inseparables” narra la historia de una amistad tan inesperada como profunda y sensible, entre dos personas diametralmente opuestas: Felipe, un empresario adinerado (Oscar Martínez) que ha quedado tetrapléjico debido a un accidente, y Tito, quien va a ser su asistente terapéutico (Rodrigo de la Serna) Es precisamente la diferencia que hay entre ellos, lo que produce las situaciones más hilarantes de esta comedia.
Los personajes principales de Martínez y de de la Serna, son muy bien acompañados por Alejandra Flechner (como el ama de llaves de Felipe) y Carla Peterson (como su secretaria); además de Flavia Palmiero, Franco Masini, Rita Pauls, Joaquín Flamini, Javier Niklison y Delfina Chaves, que completan el reparto.
«Me interesa un cine para mucha gente. Esta peli, como las anteriores, aborda los matices de las relaciones humanas, recorre distintas emociones como ya realicé en ‘Corazón de León’. Me gusta combinar varios géneros a la vez: drama, comedia, misterio», explicó Carnevale.
«Acá aunque se respeta la versión original, hay pinceladas, detalles bien argentos para acercarla a la platea. Destaco siempre la necesidad de generar proximidad con el espectador, la posibilidad de la empatía», agregó el director de 52 años.
LA PURGA 3
Hace tres años del estreno de “La Purga”, una película con un punto de partida tan jugoso que luego le fue imposible estar a la altura al optar por un acercamiento más convencional y limitado de lo deseable. Poco después llegó “La Purga: Anarquía”), una secuela que sacaba más partido a ese singular universo, pero que también sabía a poco teniendo en cuenta sus posibilidades.
Ayer fue el turno de la llegada a al cine salteño de “La Purga: Elección” (“12 horas para sobrevivir: el año de la elección”), la tercera entrega de una trilogía que, al contrario de lo que suele ser habitual, ha ido mejorando según avanzaba y que en esta ocasión ha optado por acotar el mundo creado por James DeMonaco y dar un satisfactorio cierre a una franquicia que nunca terminó de sacar todo el jugo a su potente premisa.
Es lógico que en un momento u otro surja una fuerte oposición a la purga, ya que hay muchos motivos para oponerse a una solución tan radical que al final no acaba siendo más que una forma de negocio o una excusa para que la gente saque lo peor de sí misma y se dedique a matar indiscriminadamente. Eso es algo que ya mostraron las dos primeras entregas y ahora es el turno de hurgar más en todo el tinglado montado detrás, optándose, como no podía ser de otra manera, por las ramificaciones políticas.
MIEDO PROFUNDO
La primera vez que vemos a Nancy (Blake Lively) se encamina a surfear en una playa mexicana secreta, en una camioneta manejada por un lugareño. En esa escena y en otra que sucede luego, la conversación y el uso de un teléfono funcionan como mecanismos para darle al espectador gran parte de la información necesaria para entender qué hace esta chica norteamericana en ese lugar. Es como un trámite por el que hay que pasar antes de que empiece la acción. Luego vendrán escenas de estética publicitaria, dedicadas a mostrar la belleza de la playa y de la actriz, que no aportan demasiado a la narración.
Cuando, por fin, aparece el tiburón que arruinará el día de playa de Nancy, la película sale del letargo y empieza a ser un juego de suspenso bastante ingenioso y entretenido. Distintos objetivos inmediatos van apareciendo en el camino de la protagonista, como pasos a seguir hacia la meta final: sobrevivir.
El director Jaume Collet-Serra, sale del molde publicitario después de esa primera parte del film y, al sumergirse en la lucha de Nancy contra el tiburón, sabe cómo aprovechar los pocos elementos de la historia para construir un clima de peligro constante y mantener los nervios del espectador en alerta hasta el final.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...