Llega la esperada continuación de “Los Juegos del Hambre” y una remake de “Carrie”, basada en una novela de Stephen King

JUEGOS DEL
HAMBRE:
EN LLAMAS
El temible presidente Snow (Donald Sutherland) tiene un maquiavélico plan para tomarse la revancha después del ridículo que sufrió el Capitolio con la victoria de Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson) en los 74 Juegos del Hambre: organizar una edición especial de este particular Battle Royale -que sólo pasa una vez cada 25 años- que contará con ganadores de años anteriores. Y, claro, Katniss es la primera en ser elegida como la única mujer laureada del Distrito 12… Aunque Peeta, el chico del pan de su infancia, también decide acompañarla y jugarse la vida una vez más.
A pesar de las apariencias, la relación entre Katniss y Peeta, los ganadores que consiguieron seducir a todo Panem fingiendo ser amantes en los Juegos, es de lo más tirante. Casi no han hablado desde que sobrevivieron y Katniss intenta averiguar qué siente por su compañero mientras se debate entre su amor y el de Gale (Liam Hemsworth), que la besó cuando llegó de vuelta al paupérrimo Distrito 12.
Pero sus problemas no han hecho más que empezar y su vida y la de su familia empieza a correr peligro después de que Snow se presente en su casa y la amenace si no convence a todo Panem de que su intento de suicidio en la última edición se debió a su amor verdadero por Peeta y no a un desafío a la dictadura impuesta por el Capitolio.
Entre los nuevos competidores, Katniss y Peeta encuentran a un viejo conocido: Haymitch Abernathy (Woody Harrelson), su borracho entrenador que ganó los 50 Juegos del Hambre cuando sólo tenía 16 años. Así, los tres empiezan a buscar potenciales aliados con los que asegurar su supervivencia en el ‘reality’ mientras Peeta, sorpresivamente, declara en una entrevista que se ha casado con Katniss y que ella está… ¡¡embarazada!!
Entre el resto de los concursantes se encuentran Finnick Odair, un chico del Distrito 4 que salió con vida cuando tenía 14 años y que ahora tiene 24, y Beetee y Wiress, un hombre de unos 60 años y una joven de 30 extremadamente inteligentes y expertos en todo lo relacionado con la tecnología y la electrónica. Katniss y Peeta sobrevivieron una vez a la masacre arriesgando sus vidas pero, ¿lo conseguirán esta vez enfrentándose a los mejores de los mejores?
CARRIE
Se trata de una nueva adaptación de la primera novela exitosa de Stephen King, que ya fuera llevada al cine por Brian de Palma en 1976, en aquel entonces con el protagónico de la joven ascendente Sissy Spacek (hoy Chloe Grace Moretz) y Piper Laurie (hoy Julianne Moore) en el papel de su madre dominante.
La historia.
Carrie White es una chica que cursa sus tres últimos meses de su último año en la Preparatoria Ewen en Chamberlain. Un día, mientras se baña en las duchas de la escuela, tras la clase de gimnasia, Carrie tiene su primer periodo. Siendo totalmente ignorante acerca de la menstruación, piensa que está desangrándose y se aterroriza. Las otras chicas se ríen de ella y la humillan arrojándole toallas femeninas. Una de las chicas, Christine Hargensen, quién tiene fama por acosar a Carrie desde hace tiempo (sexto año), graba el suceso y más tarde lo publica en YouTube.
La profesora de gimnasia, Rita Desjardin, llega a las duchas, calma la situación y consuela a Carrie llevándola a su oficina. La profundamente religiosa madre de Carrie, Margaret, es llamada por teléfono para recoger a Carrie temprano. Al llegar a casa, creyendo que el periodo de su hija es un “pecado”, Margaret la encierra en un armario para que rece y pida perdón a Dios. Carrie grita con desesperación para salir, y repentinamente se hace una gran grieta en la puerta. Ambas quedan totalmente sorprendidas con esto, y Carrie se da cuenta de que tiene poderes telequinéticos.
El día siguiente, Desjardin les informa a las chicas que humillaron a Carrie, que tendrán que permanecer el resto de la semana en detención. De lo contrario, serán suspendidas tres días y se les negará el acceso al baile de graduación. Christine, creyendo que no ha hecho nada malo, se niega a acatar el castigo y llama a su padre para que arregle el asunto con el director de la escuela, y así poder presentarse en el baile escolar.
Carrie investiga sobre la telekinesis y aprende a usar sus habilidades. Sue, una de las chicas populares que participó en el incidente de las duchas, se siente muy culpable por lo que hizo, y tratando de arreglar las cosas, le pide a su novio atleta que lleve a Carrie al baile, con el fin de que ésta pueda pasar un buen rato, donde sus amigas buscarán venganza y el infierno se desatará…

JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS

El temible presidente Snow (Donald Sutherland) tiene un maquiavélico plan para tomarse la revancha después del ridículo que sufrió el Capitolio con la victoria de Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson) en los 74 Juegos del Hambre: organizar una edición especial de este particular Battle Royale -que sólo pasa una vez cada 25 años- que contará con ganadores de años anteriores. Y, claro, Katniss es la primera en ser elegida como la única mujer laureada del Distrito 12… Aunque Peeta, el chico del pan de su infancia, también decide acompañarla y jugarse la vida una vez más.

A pesar de las apariencias, la relación entre Katniss y Peeta, los ganadores que consiguieron seducir a todo Panem fingiendo ser amantes en los Juegos, es de lo más tirante. Casi no han hablado desde que sobrevivieron y Katniss intenta averiguar qué siente por su compañero mientras se debate entre su amor y el de Gale (Liam Hemsworth), que la besó cuando llegó de vuelta al paupérrimo Distrito 12.

Pero sus problemas no han hecho más que empezar y su vida y la de su familia empieza a correr peligro después de que Snow se presente en su casa y la amenace si no convence a todo Panem de que su intento de suicidio en la última edición se debió a su amor verdadero por Peeta y no a un desafío a la dictadura impuesta por el Capitolio.

Entre los nuevos competidores, Katniss y Peeta encuentran a un viejo conocido: Haymitch Abernathy (Woody Harrelson), su borracho entrenador que ganó los 50 Juegos del Hambre cuando sólo tenía 16 años. Así, los tres empiezan a buscar potenciales aliados con los que asegurar su supervivencia en el ‘reality’ mientras Peeta, sorpresivamente, declara en una entrevista que se ha casado con Katniss y que ella está… ¡¡embarazada!!

Entre el resto de los concursantes se encuentran Finnick Odair, un chico del Distrito 4 que salió con vida cuando tenía 14page años y que ahora tiene 24, y Beetee y Wiress, un hombre de unos 60 años y una joven de 30 extremadamente inteligentes y expertos en todo lo relacionado con la tecnología y la electrónica. Katniss y Peeta sobrevivieron una vez a la masacre arriesgando sus vidas pero, ¿lo conseguirán esta vez enfrentándose a los mejores de los mejores?

CARRIE

Se trata de una nueva adaptación de la primera novela exitosa de Stephen King, que ya fuera llevada al cine por Brian de Palma en 1976, en aquel entonces con el protagónico de la joven ascendente Sissy Spacek (hoy Chloe Grace Moretz) y Piper Laurie (hoy Julianne Moore) en el papel de su madre dominante.

La historia.

Carrie White es una chica que cursa sus tres últimos meses de su último año en la Preparatoria Ewen en Chamberlain. Un día, mientras se baña en las duchas de la escuela, tras la clase de gimnasia, Carrie tiene su primer periodo. Siendo totalmente ignorante acerca de la menstruación, piensa que está desangrándose y se aterroriza. Las otras chicas se ríen de ella y la humillan arrojándole toallas femeninas. Una de las chicas, Christine Hargensen, quién tiene fama por acosar a Carrie desde hace tiempo (sexto año), graba el suceso y más tarde lo publica en YouTube.

La profesora de gimnasia, Rita Desjardin, llega a las duchas, calma la situación y consuela a Carrie llevándola a su oficina. La profundamente religiosa madre de Carrie, Margaret, es llamada por teléfono para recoger a Carrie temprano. Al llegar a casa, creyendo que el periodo de su hija es un “pecado”, Margaret la encierra en un armario para que rece y pida perdón a Dios. Carrie grita con desesperación para salir, y repentinamente se hace una gran grieta en la puerta. Ambas quedan totalmente sorprendidas con esto, y Carrie se da cuenta de que tiene poderes telequinéticos.

El día siguiente, Desjardin les informa a las chicas que humillaron a Carrie, que tendrán que permanecer el resto de la semana en detención. De lo contrario, serán suspendidas tres días y se les negará el acceso al baile de graduación. Christine, creyendo que no ha hecho nada malo, se niega a acatar el castigo y llama a su padre para que arregle el asunto con el director de la escuela, y así poder presentarse en el baile escolar.

Carrie investiga sobre la telekinesis y aprende a usar sus habilidades. Sue, una de las chicas populares que participó en el incidente de las duchas, se siente muy culpable por lo que hizo, y tratando de arreglar las cosas, le pide a su novio atleta que lleve a Carrie al baile, con el fin de que ésta pueda pasar un buen rato, donde sus amigas buscarán venganza y el infierno se desatará…