Llega una nueva adaptación del clásico de la Casa Disney, “Cenicienta”

CENICIENTA
Se trata de una de las grandes apuestas de Disney para este año. Una revisión del cuento que ya adaptó en los años 50 en formato animado convirtiéndola en uno de sus entrañables clásicos. En esta ocasión, Disney nos presenta a una Cenicienta en carne y hueso y lo que, según dicen, un espíritu más moderno, feminista y adecuado a nuestros tiempos. Y todo bajo la batuta de Kenneth Branagh.
La historia. “Cenicienta” cuenta las andanzas de la joven Ella (Lily James) cuyo padre, un comerciante, vuelve a casarse tras la muerte de su madre. Ella quiere dar gusto a su padre y acoge con cariño a su nueva madrastra (Cate Blanchett) y a sus hijas Anastasia (Holliday Grainger) y Drisella (Sophie McShera) en la casa familiar.
Cuando el padre de Ella muere inesperadamente, la joven se encuentra a merced de una nueva familia celosa y cruel. Al final, Ella queda relegada a ser una sirvienta cubierta de ceniza por lo que le ponen el triste nombre de Cenicienta. Pero no pierde la esperanza y a pesar de la crueldad con la que la tratan, está dispuesta a cumplir las últimas palabras de su madre que le dijo que debía «ser valiente y amable».
Para dar vida a los personajes, Branagh necesitaba actores que transmitieran esa imagen etérea que tienen los personajes de los cuentos. Así, para dar vida a Ella nos encontramos con Lily James, actriz británica popular por dar vida a Lady Rose MacClare en la serie “Downtow Abbey”. Con “Cenicienta” se enfrenta a su primer gran papel en cine y será la protagonista de “Pride and Prejudice and Zombies”, la adaptación zombie del clásico de Jane Austen.
El príncipe encantador tiene el rostro del actor británico Richard Madden, que saltó a la fama por su papel del hijo mayor de los Stark en la serie de la HBO “Juego de Tronos”. Al igual que Lily James, Madden también se enfrenta aquí a su primer protagonista en cine.
Detrás de dos actores casi debutantes en cine tiene que haber siempre muy buenos veteranos. Y es que para dar vida a la despiadada madrastra nos encontramos con Cate Blanchett. Otro personaje imprescindible para Cenicienta es su Hada Madrina, que en esta ocasión tiene la apariencia de Helena Bonham Carter, ex-pareja y vieja amiga de Kenneth Branagh.
El reparto lo completan las desconocidas en nuestro país Holliday Grainger y Sophie McShera, que dan vida a las hermanastras de Cenicienta y los también veteranos Derek Jacobi, en la piel del rey y Stellan Skarsgård como el duque.
Finalmente, el crítico de cine Pablo Staricco sostiene que “es indiscutible que si no fuera por el trabajo protagónico de Lily James la película no funcionaría. La actriz logra cargar con simpatía y con naturalidad su rol de la servicial huérfana, aunque por momentos parece pecar de excesiva bondad innata que viene atada con el papel de ser una princesa de Disney. Incluso lo mantiene estando en una situación de abuso y maltrato psicológico del que solo planea escapar cuando conoce a quien será el amor de su vida”.
FOCUS
No se trata de una película con la historia de la encuestadora salteña, pero no dudamos que la comparación del título de la película y su temática no le caiga demasiado bien al titular de la misma pues como subtítulo adquirido en la traducción, debemos incorporar “Maestros de la estafa”.
En realidad se trata de la historia de Nicky (Will Smith), un maestro de la estafa, quien se ve involucrado sentimentalmente con la novata estafadora Jess (Margot Robbie, a quien conocimos en el 2013 con lujo de detalles en la película “Lobo de Wall Street” junto a Leonardo Di Caprio).
Mientras que él le enseña los trucos del oficio, ella se acerca demasiado al área de confort y él rompe abruptamente la relación. Tres años más tarde, la anterior novata ahora convertida en una mujer fatal, aparece en Buenos Aires en el medio del circuito de carreras de autos de altas apuestas. En medio del último peligroso plan de Nicky, ella tirará sus planes por la borda y pondrá al consumado estafador fuera de juego.
Como hecho anecdótico, la pareja inicial pensada por la producción para protagonizar esta película no estaba integrada ni por Smith ni por Robbie pues se planeó involucrar desde el principio a Ryan Gosling y a Emma Stone quienes habían trabajado juntos en “Crazy, Stupid, Love”. Después que Gosling descartó el papel, el mismo le fue ofrecido a Brad Pitt pero se negó y Ben Affleck, que dejó el papel por conflictos con sus horarios. Kristen Stewart también fue seleccionada pero luego se negó.

CENICIENTA

Se trata de una de las grandes apuestas de Disney para este año. Una revisión del cuento que ya adaptó en los años 50 en formato animado convirtiéndola en uno de sus entrañables clásicos. En esta ocasión, Disney nos presenta a una Cenicienta en carne y hueso y lo que, según dicen, un espíritu más moderno, feminista y adecuado a nuestros tiempos. Y todo bajo la batuta de Kenneth Branagh.

La historia. “Cenicienta” cuenta las andanzas de la joven Ella (Lily James) cuyo padre, un comerciante, vuelve a casarse tras la1 muerte de su madre. Ella quiere dar gusto a su padre y acoge con cariño a su nueva madrastra (Cate Blanchett) y a sus hijas Anastasia (Holliday Grainger) y Drisella (Sophie McShera) en la casa familiar.

Cuando el padre de Ella muere inesperadamente, la joven se encuentra a merced de una nueva familia celosa y cruel. Al final, Ella queda relegada a ser una sirvienta cubierta de ceniza por lo que le ponen el triste nombre de Cenicienta. Pero no pierde la esperanza y a pesar de la crueldad con la que la tratan, está dispuesta a cumplir las últimas palabras de su madre que le dijo que debía «ser valiente y amable».

Para dar vida a los personajes, Branagh necesitaba actores que transmitieran esa imagen etérea que tienen los personajes de los cuentos. Así, para dar vida a Ella nos encontramos con Lily James, actriz británica popular por dar vida a Lady Rose MacClare en la serie “Downtow Abbey”. Con “Cenicienta” se enfrenta a su primer gran papel en cine y será la protagonista de “Pride and Prejudice and Zombies”, la adaptación zombie del clásico de Jane Austen.

El príncipe encantador tiene el rostro del actor británico Richard Madden, que saltó a la fama por su papel del hijo mayor de los Stark en la serie de la HBO “Juego de Tronos”. Al igual que Lily James, Madden también se enfrenta aquí a su primer protagonista en cine.

Detrás de dos actores casi debutantes en cine tiene que haber siempre muy buenos veteranos. Y es que para dar vida a la despiadada madrastra nos encontramos con Cate Blanchett. Otro personaje imprescindible para Cenicienta es su Hada Madrina, que en esta ocasión tiene la apariencia de Helena Bonham Carter, ex-pareja y vieja amiga de Kenneth Branagh.

El reparto lo completan las desconocidas en nuestro país Holliday Grainger y Sophie McShera, que dan vida a las hermanastras de Cenicienta y los también veteranos Derek Jacobi, en la piel del rey y Stellan Skarsgård como el duque.

Finalmente, el crítico de cine Pablo Staricco sostiene que “es indiscutible que si no fuera por el trabajo protagónico de Lily James la película no funcionaría. La actriz logra cargar con simpatía y con naturalidad su rol de la servicial huérfana, aunque por momentos parece pecar de excesiva bondad innata que viene atada con el papel de ser una princesa de Disney. Incluso lo mantiene estando en una situación de abuso y maltrato psicológico del que solo planea escapar cuando conoce a quien será el amor de su vida”.

FOCUS

No se trata de una película con la historia de la encuestadora salteña, pero no dudamos que la comparación del título de la película y su temática no le caiga demasiado bien al titular de la misma pues como subtítulo adquirido en la traducción, debemos incorporar “Maestros de la estafa”.

En realidad se trata de la historia de Nicky (Will Smith), un maestro de la estafa, quien se ve involucrado sentimentalmente con la novata estafadora Jess (Margot Robbie, a quien conocimos en el 2013 con lujo de detalles en la película “Lobo de Wall Street” junto a Leonardo Di Caprio).

Mientras que él le enseña los trucos del oficio, ella se acerca demasiado al área de confort y él rompe abruptamente la relación. Tres años más tarde, la anterior novata ahora convertida en una mujer fatal, aparece en Buenos Aires en el medio del circuito de carreras de autos de altas apuestas. En medio del último peligroso plan de Nicky, ella tirará sus planes por la borda y pondrá al consumado estafador fuera de juego.

Como hecho anecdótico, la pareja inicial pensada por la producción para protagonizar esta película no estaba integrada ni por Smith ni por Robbie pues se planeó involucrar desde el principio a Ryan Gosling y a Emma Stone quienes habían trabajado juntos en “Crazy, Stupid, Love”. Después que Gosling descartó el papel, el mismo le fue ofrecido a Brad Pitt pero se negó y Ben Affleck, que dejó el papel por conflictos con sus horarios. Kristen Stewart también fue seleccionada pero luego se negó.