Llegó a Salto la esperada “Capitán América: Guerra Civil

Desde que Marvel estrenó la primer película de “Iron Man” en 2008, se sabía que la intención era expandir ese universo todo lo que fuera posible, preconcibiendo todas y cada una de las películas futuras como parte de un cosmos superheroico único y en armonía. Algo que había comenzado con fuerza las aventuras del Hombre Araña (aunque en pageotro marco empresarial), y también del Increíble Hulk con vaivenes negativos, pero con la esperanza de poder imitar el fulminante éxito de los “X-Men” (2000).
La ventaja de ensamblar un abanico de personajes tan diversos era justamente trabajar qué entienden por justicia los distintos héroes de ese mundo, centrándose específicamente en Capitán América (Chris Evans) e Iron Man (Robert Downey Jr.). Esta idea de Tony y Steve como opuestos es uno de los conceptos que Marvel comenzó a elaborar en Los Vengadores e incluso en las películas individuales de cada personaje.
Desde el comienzo, Tony fue presentado como un hombre de moral endeble mientras que el Capitán siempre fue un héroe de voluntad inquebrantable. De esa forma, los chispazos entre ellos comenzaron a surgir desde el primer minuto (el diálogo en el que Steve Rogers dice: «Sin tu armadura, ¿qué eres?», a lo que Stark responde «un genio, millonario, playboy y filántropo» fue uno de los momentos, que a través de un chiste, mejor mostró la ética de ambos) y en Era de Ultrón la tensión llegó a su peor momento con el nacimiento de Visión (Paul Bettany), un personaje parido desde el egocentrismo más mezquino de Tony.
Por ese motivo, es que este enfrentamiento es el resultado de una construcción del carácter de ambos, de una progresión cuidada que llevó a los héroes a un inevitable combate. Asimismo, por lo ambicioso del planteo, es que para muchos Civil War es una especie de Los Vengadores 2.1, una película bisagra que dejará no solo varias bajas, sino también todo tipo de consecuencias en los héroes Marvel.
Uno de los deseos nerd más preciados de los últimos años, era la incorporación del Hombre Araña (Tom Holland) al universo cinematográfico de Los Vengadores. La historia legal es así: cuando Marvel aún no producía películas se dedicaba a vender los derechos de explotación de sus personajes para cine a distintas productoras, de esa forma fue que FOX compró a Los Cuatro Fantásticos y toda la franquicia X-Men; Sony Pictures a Hombre Araña y Lions Gate a Punisher, por poner solo algunos ejemplos. En esos contratos, una cláusula de lo más común indicaba que si durante un cantidad determinada de años la productora no hacía nada con el personaje, esos derechos volvían a Marvel (siendo eso lo que pasó con Daredevil, que luego de la fallida película con Ben Affleck, la productora cajoneó al personaje dándole a Marvel la posibilidad de recuperar los derechos y realizar la popular serie televisiva). Pero con el Hombre Araña esto no sucedía y Sony seguía siendo dueña de los derechos para explotar al hombre arácnido en el cine. Claro que, luego de los pobres números de taquilla que hizo la segunda película del personaje (esa que lo enfrentaba a Electro), Sony comprendió que no quería seguir apostando por más producciones del héroe. Tras una ardua negociación, las compañías lograron ponerse de acuerdo para que Hombre Araña llegara al universo de Los Vengadores no solo con Civil War, sino también con una película propia que llegará el próximo año, pero eso ya es otra historia y otra película.
Otro de los atractivos ingredientes de “Civil War” es que aparte del Hombre Araña habrá nuevos personajes. El que más expectativa genera es Pantera Negra (Chadwick Boseman), del que poco se sabe. En las historietas, Pantera debutó en 1966, en las páginas de Los Cuatro Fantásticos. Allí era presentado como T´Challa, rey del pueblo de Wakanda, una nación africana tradicional, pero muy avanzada desde lo tecnológico. El guerrero era el heredero de una estirpe de grandes luchadores y sus obligaciones monárquicas estaban a la par de su rol como héroe y aventurero. Pantera Negra fue el primer héroe afroamericano de una editorial grande. La confianza en este personaje es tan grande que incluso ya anunciaron que T´Challa tendrá su propia película en 2018 (de hecho, la nación de Wakanda ya fue presentada en la Era de Ultrón).
Y dentro de viejos personajes que vuelven renovados, estemos atentos a lo que puede llegar a suceder con Ant-Man (Paul Rudd) porque todo indica que el héroe logrará una evolución en sus poderes. La última cara que volverá a aparecer en Civil War es la del General Ross (William Hurt), un militar obsesionado con controlar las actividades de los superhéroes y cuyo debut en el universo Marvel fue en la ya lejana El increíble Hulk, de 2008. De esta forma, Civil War no sólo recupera varias caras familiares de ese mundo, sino que también agrega personajes y modifica a viejos conocidos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...