«Lo dieron todo»

Quienes conocen la interna de Progreso, saben que para RÚBEN BIDONDO, »nada fue fácil» y sobre todo, en esa misión de»convencer a los demás, que es lo que quiero».En un momento de la temporada y frente a la adversidad ocasional, el DT sanducero planteó el fin de renunciar.
No se fue. Pero esa chance, pegó en el palo. La dirigencia de Progreso, con Ruben, la tiene clara:»Es duro y frontal. Va directo siempre». El hecho de clasificarse a la zona de play off, la cimentó el camino para la continuidad. Tras el último partido en que Progreso cayó derrotado a manos de Universitario, al entrenador no le faltaron palabras de reconocimiento para sus jugadores.
En una frase puede sintetizarse el pensamiento:»Lo dieron todo. Llegamos hasta donde pudimos».
Los hombres de mando de Progreso, traslucen un hecho: la tendencia de Ruben Bidondo a la evolución, a su propio mejoramiento integral. Por eso, es uno más en el curso que impulsa la Organización del Fútbol del Interior. En tanto, quienes en Progreso lo ven trabajar con el plantel, no dudan:»Sabe lo que hace. No es un bacán. Cada entrenamiento, es parte de la exigencia».Por eso, no se irá de la banda y será el DT para el 2016. El ciclo sabe que debe seguir.