Los 9 puntos de visitante, 7 ganados cuando Salto está obligando a creer

9-1

Ese de la definición. Ese del gol: Gustavo Carvallo. Y se le suma Cristian Cavani. 

La primera victoria frente a Bella Unión por 4 a 1 en el Estadio Los Olivos. A la segunda vez, el rescate de un empate ante Paysandú en la Heroica (1-1) y el domingo a la noche en Tacuarembó, la victoria “naranjera” por 2 a 1, cuando en la agonía misma del partido, Gustavo Carballo quebró la guarida local. De 9 puntos disputados en condición de visitante, Salto sumó 7. El invicto conservado jugando fuera de casa. En tanto, sobre 6 de local, 4 ganados. La imposición ante Bella Unión (4-1) y el equilibrio frente a Paysandú 1 a 1. Es la trayectoria misma del combinado “naranjero” a quien solo un punto en el desquite frente a Tacuarembó, lo alojará en zona de Cuartos de Finales de la Copa Nacional de selecciones del Interior.

Apelar a la historia reciente, no implica sobredimensionar más allá de la cuenta a Salto, pero si evitar que la memoria no abroche lo que es parte implícita de la gratificación. Porque después de todo, es cuestión de justicia también.

SIN GRANDES FOCOS LUMÍNICOS

Y ello, a despecho de los rivales. Los rivales pueden eventualmente no ser parte de una oposición vital…pero hay que ser mejores que ellos!. Después de todo, cuántos equipos limitados o rústicos, suelen producir más de un revolcón a quien en lo previo acusa una distinción de porte superior?. O el año pasado, el Tacuarembó que eliminó a Salto, era potencialmente más que Salto?. No. Y ese Tacuarembó, sin grandes focos lumínicos en su fútbol, condenó al Salto que llegó al desquite para barrerlo… Aquello también tiene que ver implícitamente con la memoria.

En este caso, tratándose de partidos de visitante, no hay dudas: hay que hablar de una matemática fiel. De 9 puntos, los 7 sumados. Una razón básica de memoria.

UN PASO QUE NO ES MENOR

Para Salto, fue el quinto partido. Luis Cavani, hizo fertilizar su prédica en las dos semanas previas, en cuanto a que “no jugaremos pensando solo en el arco propio. Porque después de todo, no siempre un empate es buen resultado aunque sea de visitante. En lo posible, vamos a asegurar”. Lo cierto es que Salto aseguró un 80% del pasaje a la zona de Cuartos de Finales de la Copa Nacional.

El 2 a 1 frente a Tacuarembó, obliga a creer. Desde el 25 de marzo de 1995, nunca más Salto alcanzó la conquista de un título en categoría de mayores. Mientras tanto, se prolonga resonando la sentencia de Fabricio Añasco en EL PUEBLO: “Yo sé que vamos a ser campeones”.

 

¡Carballo está pidiendo cancha!

Fue incluido por Luis Cavani en el segundo tiempo frente a Bella Unión, jugando en el Parque Ernesto Dickinson. No solo que esa noche GUSTAVO CARBALLO abrió más de un surco en la defensa “cañera”, sino que fue autor de dos goles a la cuenta “naranjera”. Desnivelante por velocidad y diablo para atreverse y resolver. Ahora con Tacuarembó enfrente, casi la misma situación: el “Gringo” determinando el ingreso del ahora delantero de Salto Uruguay, para suplir a Rodrigo Quiroga. Cuando el partido agonizaba y tras el remate en tiro libre de Pablo González, la aparición de Carballo para asestar el segundo y definitivo gol.

Aunque es bien cierto que el poder de resolución lo tiene Luis Cavani, la interrogante va y viene: no es el momento de concederle la titularidad a Gustavo Carballo, a partir de su probidad en el rendimiento y también al tiempo de ser ejecutante de gol?.

Aunque él no lo diga, la verdad es una: ¡Carballo está pidiendo cancha!.

Hoy martes en tanto, para la selección es tiempo de acción. Lo bueno después de Tacuarembó además: sin lesionados. Por lo tanto, Luis Cavani podrá disponer de toda la plana. Para el juego desquite, pregunta elemental: con variantes o sin variantes.

 El “Zurdo” 

En la tribuna del Goyenola, dos hombres no pasaron desapercibidos. Pasaron incluso por más de una emisora, dejando en claro porque fueron. Empresarios vinculados a Danubio de Montevideo, y con dos nombres en carpeta: Nicolás “Zurdo” Fagúndez (Salto) y Cristian Rodríguez (el lateral de Tacuarembó). El salteño fue esencial y encandiló. Cabe preguntarse: qué chance de futuro?.

 9-2

El abrazo colectivo: esto es Salto.

 9-3

Con Nicolás Fagúndez, después del 1-0.

9-4

En la tribuna, cuestión de respuesta.

El “filo” de los tacuaremboenses

Para la afición de Tacua-rembó, claramente no resultó un fin de semana más, teniendo en cuenta que el sábado en el Estadio “Ing. Raúl Goyenola” jugó el equipo profesional y 24 horas después, el turno de la selección que afronta la disputa de la Copa Nacional. Los profesionales del “Tacua” orientados por Julio Acuña, produjeron la imposición ante Wanderers del salteño Walter Fernando Guglielmone en el registro final del 2 a 1, saltando a la primera posición del Clausura. Comparecieron 6.000 aficionados a la cita.

En el partido ante Salto, el 50% menos de aficionados: unos 3.000. De todas maneras, el “filo” en aquellos lares parece ser real y razones no le faltan.

La toma gráfica captada por MASSARINO (enviado de EL PUEBLO), refleja la tribuna principal del Goyenola. Después de todo, al combinado local no le faltó aliento. Sobre todo en el segundo tiempo, cuando el equipo de Armando Duarte reaccionó, hasta el empate transitorio. Tampoco faltó censura a la actuación del duraznense Ruben Garro, un árbitro central al que no le faltaron rechazos. Por momentos, de unos y de otros.