Los agresores del fútbol en el Consejo Único Juvenil. “Si los largamos a la calle, son delincuentes en potencia”

Fue la semana pasada, cuando en el local de la Liga Salteña de Fútbol, el análisis de hechos violentos y puntuales, se convirtió en eje de discusión. Neutrales, delegados, representantes de tribunales, del Colegio de Jueces y medios de prensa, enfocaron la situación. Focos de mira. Todo a partir de una segunda agresión a un árbitro, en partidos enmarcados en el Consejo Único Juvenil.
Hubo quien haciendo referencia a lo actuado por quien protagonizó el hecho “que será blanco de sanciones, pero tampoco a quienes se distancian de la esencia deportiva, podemos largarlos a la calle en estado de desamparo. Tratar de descubrir, porque hizo lo que hizo. Si a los gurises que agreden los largamos a la calle, son delincuentes en potencia. El fútbol también tiene una misión social, que debe hacer jugar. Los dirigentes no podemos mirar para otro lado”.
“LOS AFECTADOS SOMOS TODOS”
Cuando se consumó la primera agresión, un tiempo atrás, desde las asociaciones de jueces, más o menos se coincidió. De reeditarse una nueva situación de ese tipo, “vamos a parar”.  El hecho es que no pararon, en la medida que desde la dirigencia se invocó la necesidad de “aplicar el artículo 25 del código de penas de OFI, que prevé duras y ejemplarizantes sanciones a quienes incurren en hechos de violencia”. En la instancia del pasado jueves en la Liga, más un dirigente apuntó que “al agredirse a un árbitro, los afectados somos todos y el fútbol salteño en general. No solamente las dos asociaciones”. Para el delegado de Chaná, “a la violencia hay que atacarla desde la dirigencia y marcar a los violentos”. Incluso se adujo la necesidad de veedores en la cancha, para denunciar hechos puntuales, “sin que tiemble ninguna mano”.
n
Fue la semana pasada, cuando en el local de la Liga Salteña de Fútbol, el análisis de hechos violentos y puntuales, se convirtió en eje de discusión. Neutrales, delegados, representantes de tribunales, del Colegio de Jueces y medios de prensa, enfocaron la situación. Focos de mira. Todo a partir de una segunda agresión a un árbitro, en partidos enmarcados en el Consejo Único Juvenil.
Hubo quien haciendo referencia a lo actuado por quien protagonizó el hecho “que será blanco de sanciones, pero tampoco a quienes se distancian de la esencia deportiva, podemos largarlos a la calle en estado de desamparo. Tratar de descubrir, porque hizo lo que hizo. Si a los gurises que agreden los largamos a la calle, son delincuentes en potencia. El fútbol también tiene una misión social, que debe hacer jugar. Los dirigentes no podemos mirar para otro lado”.
“LOS AFECTADOS SOMOS TODOS”
Cuando se consumó la primera agresión, un tiempo atrás, desde las asociaciones de jueces, más o menos se coincidió. De reeditarse una nueva situación de ese tipo, “vamos a parar”.  El hecho es que no pararon, en la medida que desde la dirigencia se invocó la necesidad de “aplicar el artículo 25 del código de penas de OFI, que prevé duras y ejemplarizantes sanciones a quienes incurren en hechos de violencia”. En la instancia del pasado jueves en la Liga, más un dirigente apuntó que “al agredirse a un árbitro, los afectados somos todos y el fútbol salteño en general. No solamente las dos asociaciones”. Para el delegado de Chaná, “a la violencia hay que atacarla desde la dirigencia y marcar a los violentos”. Incluso se adujo la necesidad de veedores en la cancha, para denunciar hechos puntuales, “sin que tiemble ninguna mano”.