Los alcohólicos rumbo a la cancha

No tantas semanas atrás, cuando las denuncias se fueron acumulando en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol, incluso con la versión del propio gerente José Luis Sabarrós. «Cuando llego al Dickinson, con lo que primero me topo -narraba- es con botellas de vino. Y uno se pregunta: ¿cómo entran y quién se las saca?»
De lo que parece estar claro es que en las próximas semanas para el fútbol, se le puede plantear esa situación de hecho: personas que asisten al fútbol, no solo con aliento alcohólico, sino en estado etílico más o menos avanzado.
Cabe preguntarse: ¿quién les bloquea el ingreso al escenario donde se jugará fútbol? ¿Sobre los porteros también debe mediar el objetivo de requisar? En ese caso, ¿sobre qué métodos o respaldo requisar?
LOS SOFOCONES
EN EL DOMINGO
El mismo José Luis en su momento dejaba en claro su «temor» manifiesto, por la seguridad de los porteros y boleteros, los que parecen expuestos sin más trámite a la acción vandálica. De hecho, en los últimos tiempos, porteros que se han alejado de la función por miedo a agresiones o que simplemente reclaman el no asistir a determinados escenarios, donde juegan algunos equipos en especial.
No es del caso volver a martillar sobre determinados argumentos, pero es verdad incontrastable que la ausencia de guardia policial, propicia la acción de quienes practican la intolerancia y la degeneración sistemática. A las pruebas solamente habría que remitirse.







Recepción de Avisos Clasificados