“Los borrachos se quedaron afuera”

Abel Rumi (Gladiador)

Nada es casual. El operativo fue ideado antes de la doble jornada en el pasado domingo de cancha de Gladiador. Incluso, con participación de representantes del Comando de Jefatura de Policía. Por eso, la respuesta fue gratificante del aficionado. “Todos entendieron”, argumentó el delegado de Gladiador, ABEL RUMI, “por lo que el comportamiento fue el mejor”.
El hecho es que se practicó la alcoholemia correspondiente, “y claramente los borrachos quedaron afuera”. Es la segunda vez consecutiva que el representante de Gladiador enciende el elogio, “porque no hubo nada que lamentar y todo se limitó a la condición de fiesta que tiene que tener un partido de fútbol”. Asimismo, desde los restantes clubes (Ceibal, Saladero y River Plate), la suma de voluntades para que el desarrollo fuese normal.
Un total de 50 personas denunciadas por ingresar sin pagar (30 de Ceibal, 20 de Gladiador), “pero eso es casi inevitable y normal”, marcó Abel Rumi, dejando en claro como aspecto sustancial: “los borrachos se quedaron afuera. No entraron. El escenario se llenó de gente que solamente fue a disfrutar del fútbol. Nada más que eso”.