Los “Correntinos” fueron mejores

Básquetbol cuadrangular internacional. Aguada (70) – San Martín de Corrientes (77)

Y en definitiva así fue, justificada y merecida victoria del equipo argentino de San Martín de Corrientes ante el actual campeón de L.U.B Aguada en cifras de 77 a 70, anoche en el juego que abría la disputa del cuadrangular internacional en el estadio poli deportivo “1º de diciembre de 1912” de Ferro Carril F.C

Partido de trámite relativamente parejo, con aciertos y errores compartidos, entre dos equipos que vienen cerrando su etapa de preparación de cara a lo que será el inicio de la competencia oficial en cada uno de sus países. Un primer cuarto que cierra con parcial 22 – 19 en favor de los argentinos, con reparto de goleo y buen trabajo de una de sus fichas extrajeras Cristhopher Fuller buen acompañado por el escolta Emiliano Basabe. Por el lado de Aguada, que nos mostraba un juego ensamblado desde lo colectivo, aparecía como lo más claro en ofensiva el extranjero Lee Roberts junto a su coterráneo Weyinmi Rose. El “aguatero” sin pesar en la pintura, y apostando básicamente al juego perimetral. En el segundo cuarto el campeón de L.U.B ajusta en defensa, el entrenador Germán Cortizas comienza la rotación, y el equipo mejora su producción en base a una intensidad defensiva que no había mostrado en los primeros 10´de partido. Aparece Leandro García Morales con lanzamientos de media distancia, el extranjero Roberts mantiene regularidad en el goleo, y así el “aguatero” se marcha al descanso largo con victoria parcial 43 – 39 a su favor.
En el tercero aparece lo mejor de San Martín de Corrientes, que vuelve a sostener defensa, y nuevamente en la producción del extranjero Fuller, y el “alero” Matías Solanas los argentinos abren una renta de ocho puntos para cerrar el tercero con victoria parcial de 64 a 56. El último cuarto parejo al inicio, En Aguada solo los extranjeros aportaban gol, la defensa pierde intensidad, y dentro de ese panorama el equipo de Sam Martín manejaba mejor las ofensivas con rotación de balón, penetración y descargas con buenos porcentajes de sus perimetrales, y de a poco fue cerrando el partido con diferencia que el “aguatero” nunca pudo absorber, debido al mejor juego colectivo de su rival, que terminó ganando en forma, justa y merecida en cifras de 77 a 70.
DANIEL SILVEIRA