Los diputados salteños coinciden sobre el papel de la prensa del interior, pero no tanto con su exoneración

En oportunidad de discutirse en la Cámara de Representantes el Presupuesto Nacional, EL PUEBLO consultó a los tres diputados elegidos por Salto sobre una situación particular que se ha dado desde la reforma tributaria del año 2007, donde por un lado, a nivel tributario se empareja a los medios de comunicación del país y por el otro, no se resuelve el tema de la distribución oficial del Estado de forma equitativa entre los medios capitalinos y los del interior del país. Los diputados Andrés Lima (FA), Marcelo Bistolfi (PC) y Rodrigo Goñi (PN) coinciden en la necesidad de revertir esta situación que coloca en un plano de desigualdad a los medios del interior respecto a los montevideanos, entre otros aspectos negativos para aquellos.

ANDRES LIMA

- Desde su óptica, ¿qué papel desarrolla la prensa del interior?

– Para quienes desarrollamos nuestra actividad política y pública en el interior cobra mucha importancia, es la manera que tenemos para comunicar cada una de las gestiones o temas en los que estamos trabajando. Pero somos sabedores que hay dos grandes dificultades, una es la forma en que están tributando a partir de la reforma de 2007, y la segunda dificultad tiene que ver con la publicidad oficial. Los datos que tenemos a través de OPI (Organización de Prensa del Interior) es que sólo le llega el 3% de la publicidad oficial del gobierno nacional, de las empresas públicas, lo cual dificulta muchísimo el propio funcionamiento de la prensa.

Las distintas organizaciones sociales a través de la prensa en el interior tienen la posibilidad de hacer conocer los temas en los que están trabajando. La tarea sobre todo en el interior yo diría que no sólo es social sino también cultural, que no lo hacen los medios de la capital del país en donde nos da la impresión que se maneja más como un medio económico, esto en el interior es distinto, y en las distintas reuniones que hemos mantenido incluso con la propia directiva de OPI y con integrantes del equipo económico en la propia bancada hemos tratado de hacer ver esta situación bastante distinta.

- ¿Y cuál ha sido la receptividad a su planteo?

– Actualmente si la ganancia anual de algún periódico del interior supera los dos millones de unidades indexadas (UI), queda gravada por el nuevo sistema tributario. Lo que hemos propuesto es incrementarlo en el Presupuesto Nacional y en cada Rendición de Cuentas hacer un nuevo análisis. La respuesta no ha sido la que hubiéramos querido, de todas formas la Comisión de Hacienda y Presupuesto incluyó un artículo en el proyecto de Presupuesto en donde se le solicita al Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Economía que eleve la franja de los 2 millones de UI, y se le puso plazo hasta antes que se presente la próxima Rendición de Cuentas.

MARCELO BISTOLFI

- Desde su óptica, ¿qué papel desarrolla la prensa del interior?

– La prensa es una fuente esencial a través de la cual se informa del acontecer diario y de los acontecimientos más destacables que se desarrollan a nuestro alrededor. Los periódicos ofrecen un manantial de informaciones y expresan una determinada opinión sobre lo que se informa, los periódicos vienen a convertirse entonces en una especie de tribuna en donde los distintos sectores de nuestra sociedad expresan sus ideas fundamentales. Por tanto, consideramos a los periódicos como un instrumento para informar así como también para formar opinión. La prensa es un medio de comunicación social, de formación cultural, educativa y un modo de entretenimiento también. Somos partidarios por nuestra concepción de demócratas plenos, que ninguna voz se calle, sea escrita, televisiva, o radial, a más información, más garantías para la sociedad y mucho más vitalidad para la democracia.

- ¿Estaría de acuerdo que las empresas periodísticas vuelvan a estar exoneradas de todo tributo tal cual sucedió hasta el año 2007 cuando por efecto de la reforma tributaria cayeron estas exoneraciones?

– Creo que la reforma tributaria en general es una gran carga que además de las empresas lo sufre la sociedad en su conjunto y me refiero al tan discutido IRPF. Es muy atendible y razonable un aditivo planteado en conjunto por los Diputados Amy y Berois por el que se retrotraiga al status previo a la reforma tributaria la situación de los medios de comunicación de la prensa escrita, del cual está en conocimiento OPI, basados en que se genera una competencia desleal porque aquellos medios de prensa que facturen por debajo de ese monto están exonerados de todos los aportes y compiten en el mismo ámbito, como también le pasa a la prensa del interior donde claramente la capitalina se lleva más del 90% de toda la publicidad.

RODRIGO GOÑI

- Desde su óptica, ¿qué papel desarrolla la prensa del interior?

– La prensa en general, creo que para la sociedad es un instrumento muy eficaz de información. Cuando uno presta atención, ve que en general la prensa escrita, valga la redundancia, es quien tiene el peso de la investigación, el peso de la producción de la noticia, luego las radios son quienes generalmente basándose en ésta amplían la noticia tratándola durante la jornada. Vale decir que es un instrumento informativo y de formación de opinión ciudadana fundamental. En ese sentido a la democracia, a la república, le es fundamental que la prensa sea lo más accesible posible en precios a la ciudadanía. Cuando uno piensa en un presupuesto familiar, si le vamos a agregar el diario a precios caros lo que sucede es que la gente opta por no tener esa información. Entonces, cuando se imponen costos muy altos a la prensa realmente tenemos serias dificultades.

- ¿Estaría de acuerdo que las empresas periodísticas vuelvan a estar exoneradas de todo tributo tal cual sucedió hasta el año 2007 cuando por efecto de la reforma tributaria cayeron estas exoneraciones?

– Sin duda, porque tenemos que tener una prensa lo más económica posible, accesible al bolsillo de la gente. El Estado generalmente por comodidad o por otros intereses a veces más espurios por cierto, es un cliente muy importante en los medios montevideanos, mal llamados nacionales porque muchas veces esos medios montevideanos de nacionales lo que tienen es que dejan uno o dos diarios en cada departamento, tienen una ínfima llegada, la llegada la tienen los medios locales, pero sin embargo no reciben la publicidad del Estado. Entonces cuando uno suma todas estas cosas se da cuenta que mantener un órgano periodístico en el interior se vuelve muy cuesta arriba, atosigarlos con costos fiscales, con impuestos a las ganancias nos da la impresión que lo que hace es obligar a las empresas a cuidar sus costos, entonces el periodista ve resignado sus ingresos porque la empresa no le puede pagar mejor y puede perder independencia o tiene que caer en otras alternativas laborales que le quita tiempo y calidad a su trabajo periodístico. Entonces, nos parece que en un país chico donde lo que se recauda de estos sectores es bastante poco, no vale la pena generar tanto daño a cambio de tan poco.