Los distraídos

Suspensión decretada en el Consejo Único Juvenil, a consecuencia de los hechos de violencia en la pasada fecha. Ardió Troya en más de un partido. No solo trifulcas como en el caso de Arsenal y Tigre, sino robos perpetrados, pero además denuncias sistemáticas. Al fin de cuentas, no es la primera vez que en el Consejo Único Juvenil de la Liga Salteña de Fútbol, se generan situaciones de extrema violencia. Son puntuales quienes han alertado sobre la creciente tendencia, pero tampoco faltan los distraídos, que parecen “no ver más allá de sus narices”. La saña en Arsenal-Tigre no fue común en un ámbito donde se juega fútbol.
No es de fácil solución la problemática, porque determinados males no tanto tienen que ver con el fútbol, sino con la sociedad misma y esa enfermiza intolerancia gobernando la escena.