Los heroicos de la resistencia

El fútbol salteño, en un fenómeno en si mismo. No admite paralelo alguno, con otras Ligas del Interior. Por suma de clubes, por divisionales, por jugadores matriculados que superan los 4.000. Ninguna Liga de OFI tiene el registro de 34 clubes. Y en décadas pasadas, el número superó los 5. Los tiempos de cinco círculos: Primera División, Intermedia, Tercera Extra, Cuarta de Ascenso y Quinta de Ascenso.
El paso de los años, fue marcando la extensión de clubes. Casi 20 escribieron su final, pero dejaron una huella con rostro de melancolía.
En tanto, hoy, la realidad golpea. Se torna afligente, porque una situación de hecho gana espacios: CADA VEZ MENOS DIRIGENTES EN LOS CLUBES.
Algunos de la “B” por ejemplo, se sustentan sobre la base de DOS DIRIGENTES, más algunos colaboradores de ocasión.
En el caso de la “C”, por ejemplo, Defensor es de los que ha padecido en grande el ausentismo de hombres de conducción y hubo temporadas en que Rodó y Huracán orillaron la desaparición a raíz de esa declarada orfandad.
LA INEXISTENCIA DE LOS RECAMBIOS
De lo que no hay dudas es que algunos clubes en Salto, se sostienen POR LA HEROICA RESISTENCIA DE ESE NÚMERO MÍNIMO DE DIRIGENTES.
Ellos mismos sienten que no existe recambio. Que si se alejan, el club se expone a la intemperie de la duda.
En Sportivo Cerro por ejemplo, sus hinchas más notorios admiten que el club es parte de la “C”, porque en los últimos años “se fueron dirigentes claves y no hubo reposición”. No tantas temporadas atrás, Cerro militó en la “A”, mientras Lazareto es otro testimonio al canto. Goza de una de las sedes más funcionales y sin embargo, la desmejoría deportiva, implicó su descenso.
Mientras cabe apuntar a una interrogante: las entidades afiliadas a la Liga Salteña de Fútbol, ¿contemplan sus fines estatutarios?
¿En qué medida crean y se potencian?
¿Cuál es la estatura del presente y qué señal de futuro es capaz de estar planteada? ¿Cuáles son los clubes en proyección y cuáles vegetan en medios de sus limitantes? Mientras tanto, los heroicos de la resistencia son puntuales en la primera línea de fuego. Pero cabe preguntarse, hasta cuándo.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-