Los jubilados pueden trabajar por Ley N° 19.160

El régimen de jubilación parcial que establece la ley Nº19.160, sancionada el 15 de noviembre del 2013 permite el desempeño de servicios de la misma afiliación dentro de las actividades comprendidas de Industria y Comercio, en el sector Rural o en el Doméstico.
Un trabajo realizado por la Dra. Daniela Risso para uno de los estudios jurídicos más importantes del país, Guyer y Regules, desgrana a la perfección los pormenores de esta ley, donde establece los aspectos determinantes de esta norma que ha cambiado el sistema de jubilaciones en el país.
En ese caso, el trabajo señala que la mencionada ley prevé dos posibilidades de acceso al régimen jubilatorio parcial: el primer caso, es para aquellos trabajadores que hayan sido dependientes para un único empleador, y que en ese caso configuren causal de jubilación común o por edad avanzada dentro de las actividades con afiliación comprendidas en “Industria y Comercio” o en los sectores “Rural o Doméstico”, pero que sigan en actividad más allá de tener la causal pertinente.
Y en segundo lugar: comprende a aquellos trabajadores que estén gozando de una jubilación común o por edad avanzada y que hayan desarrollado como última actividad, y computado para la jubilación, servicios dentro de las actividades de afiliación mencionadas “Industria y Comercio” o “Rural o Doméstico.
En ese sentido, se deja en claro que los interesados en ampararse al régimen de jubilación parcial dispondrán de un plazo de tres años para solicitarlo, a contar desde la fecha de configuración de la causal de jubilación común o por la edad avanzada, o desde el cese en la actividad, según lo que ocurriere en último término.
Se excluye del régimen de jubilación parcial a aquellos casos en donde se configuró causal de jubilación por incapacidad total o absoluta y permanente para todo trabajo, y cuando las actividades computadas en la jubilación hayan sido bonificadas.
QUÉ ES LA JUBILACIÓN PARCIAL
El trabajo de la Dra. Risso señala que “la jubilación parcial para aquellos trabajadores dependientes que se encuentren en actividad, consistirá en la disminución de su jornada habitual laboral a la mitad, como trabajadores dependientes. En tanto que para aquellas personas ya jubiladas (casos descriptos en el literal) determinará el retorno del jubilado a la actividad como dependiente, durante la mitad de la jornada habitual al momento de su cese. En ninguno de los dos casos, la jornada de trabajo podrá superar las cuatro horas diarias”.
EL MONTO
En el caso del monto a percibir por concepto de la jubilación parcial para el supuesto del primer caso (trabajador dependiente de un único empleador y con causal de jubilación): será el 50% del que le hubiera correspondido al interesado de haber cesado totalmente su actividad y para los del segundo caso, que son personas que ya están jubiladas: será del 50% de la asignación jubilatoria que estuviere percibiendo, cesando de percibir el porcentaje restante, por el hecho de estar trabajando y compensando con el salario que esté prcibiendo en ese momento.
La jubilación parcial estará a cargo del Banco de Previsión Social (BPS), institución frente a la cual deberá iniciarse el trámite personalmente o por apoderado.
Risso dice que cuando la causal jubilatoria se configuró mediante el procedimiento de acumulación de servicios de la ley 17.819, el amparo al régimen de jubilación parcial amparada por el BPS, no obsta al pago íntegro de las otras asignaciones de pasividad a cargo de los restantes organismos involucrados en la acumulación.
NO ES OBLIGATORIO
La ley 19.160 establece que este régimen no es obligatorio, que se requiere la conformidad del empleador respectivo para ser posible la continuación de la actividad del trabajador con causal o el retorno a la misma por parte del ya jubilado, en el caso de involucrarse en el régimen de jubilación parcial.
Asimismo, los servicios que se presten en régimen de actividad parcial podrán acumularse a los efectos de la jubilación por el régimen de solidaridad intergeneracional, en la forma y condiciones que se estipulen en la reglamentación a dictarse. Es decir una vez egresado del régimen de jubilación parcial, el usuario del sistema podrá acumular lo trabajado en ese sistema para su jubilación final.

El régimen de jubilación parcial que establece la ley Nº19.160, sancionada el 15 de noviembre del 2013 permite el desempeño de servicios de la misma afiliación dentro de las actividades comprendidas de Industria y Comercio, en el sector Rural o en el Doméstico.

Un trabajo realizado por la Dra. Daniela Risso para uno de los estudios jurídicos más importantes del país, Guyer y Regules, desgrana

<p>Hugo Lemos</p>

Hugo Lemos

a la perfección los pormenores de esta ley, donde establece los aspectos determinantes de esta norma que ha cambiado el sistema de jubilaciones en el país.

En ese caso, el trabajo señala que la mencionada ley prevé dos posibilidades de acceso al régimen jubilatorio parcial: el primer caso, es para aquellos trabajadores que hayan sido dependientes para un único empleador, y que en ese caso configuren causal de jubilación común o por edad avanzada dentro de las actividades con afiliación comprendidas en “Industria y Comercio” o en los sectores “Rural o Doméstico”, pero que sigan en actividad más allá de tener la causal pertinente.

Y en segundo lugar: comprende a aquellos trabajadores que estén gozando de una jubilación común o por edad avanzada y que hayan desarrollado como última actividad, y computado para la jubilación, servicios dentro de las actividades de afiliación mencionadas “Industria y Comercio” o “Rural o Doméstico.

En ese sentido, se deja en claro que los interesados en ampararse al régimen de jubilación parcial dispondrán de un plazo de tres años para solicitarlo, a contar desde la fecha de configuración de la causal de jubilación común o por la edad avanzada, o desde el cese en la actividad, según lo que ocurriere en último término.

Se excluye del régimen de jubilación parcial a aquellos casos en donde se configuró causal de jubilación por incapacidad total o absoluta y permanente para todo trabajo, y cuando las actividades computadas en la jubilación hayan sido bonificadas.

QUÉ ES LA JUBILACIÓN PARCIAL

El trabajo de la Dra. Risso señala que “la jubilación parcial para aquellos trabajadores dependientes que se encuentren en actividad, consistirá en la disminución de su jornada habitual laboral a la mitad, como trabajadores dependientes. En tanto que para aquellas personas ya jubiladas (casos descriptos en el literal) determinará el retorno del jubilado a la actividad como dependiente, durante la mitad de la jornada habitual al momento de su cese. En ninguno de los dos casos, la jornada de trabajo podrá superar las cuatro horas diarias”.

EL MONTO

En el caso del monto a percibir por concepto de la jubilación parcial para el supuesto del primer caso (trabajador dependiente de un único empleador y con causal de jubilación): será el 50% del que le hubiera correspondido al interesado de haber cesado totalmente su actividad y para los del segundo caso, que son personas que ya están jubiladas: será del 50% de la asignación jubilatoria que estuviere percibiendo, cesando de percibir el porcentaje restante, por el hecho de estar trabajando y compensando con el salario que esté prcibiendo en ese momento.

La jubilación parcial estará a cargo del Banco de Previsión Social (BPS), institución frente a la cual deberá iniciarse el trámite personalmente o por apoderado.

Risso dice que cuando la causal jubilatoria se configuró mediante el procedimiento de acumulación de servicios de la ley 17.819, el amparo al régimen de jubilación parcial amparada por el BPS, no obsta al pago íntegro de las otras asignaciones de pasividad a cargo de los restantes organismos involucrados en la acumulación.

NO ES OBLIGATORIO

La ley 19.160 establece que este régimen no es obligatorio, que se requiere la conformidad del empleador respectivo para ser posible la continuación de la actividad del trabajador con causal o el retorno a la misma por parte del ya jubilado, en el caso de involucrarse en el régimen de jubilación parcial.

Asimismo, los servicios que se presten en régimen de actividad parcial podrán acumularse a los efectos de la jubilación por el régimen de solidaridad intergeneracional, en la forma y condiciones que se estipulen en la reglamentación a dictarse. Es decir una vez egresado del régimen de jubilación parcial, el usuario del sistema podrá acumular lo trabajado en ese sistema para su jubilación final.