¡Los jueces se pasan de rosca!

El miércoles a la noche, cuando un partido de la Sub 18, concluyó abruptamente en el estadio Octavio Silvestri Landoni de Durazno. La piedra lanzada por un demente, impactó en la humanidad de uno de los integrantes de la terna de Río Negro Interior. La suspensión inmediata y sin jugarse el partido de fondo a nivel de mayores. A las pocas horas la gremial de jueces se pronunció a través de un comunicado: no controlar partidos los días viernes, sábado y domingo.
Imposible no censurar la violencia que se aviva también en un escenario donde se juega fútbol, pero cuesta admitir otra vez, esta toma de posición de la gremial, que se planta y da las cartas, mucho más allá de las sanciones que emanen de los tribunales correspondientes.
Todo lo acontecido en Durazno, ya ingresó a OFI y fue derivado en lo inmediato al área que resolverá. En tanto, la frase golpea los estamentos del fútbol del interior: ¡los jueces se pasan de rosca y es verdad! No existen contemplaciones, para aquellos que solo van a la cancha a ver jugar. O a las selecciones que se encuadran en el reglamento, en las normas puntuales.
Ni siquiera la gremial se apiada de quienes en otras series de disputa, ninguna relación supieron con el hecho descripto. Ese es el absurdo. Ese es el contrasentido. ¡Eso es violatorio del sentido común!
Cabe preguntarse finalmente, hasta cuándo la Organización del Fútbol del Interior permanecerá de brazos cruzados, frente a esta marea de la sinrazón.
¿La gremial acaso, absorberá los costos que surgen desde las Ligas para el sostenimiento de sus selecciones? Perjuicios deportivos y económicos de grueso calibre, sí que los hay.
La violencia es condenable siempre.
Pero no diferenciar y someter a todos en el mismo bolsón, también es condenable siempre.
Que vaya constando. Por las dudas.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...