Los locos no tienen un lugar donde hablar

“Un puente de fierro sobre el Arapey
ve pasar el agua, estirándose,
la luna de agosto hasta donde va,
dejando su brillo por el pajonal,
si la hamaca el viento se deja arrullar…”
(Luna de Agosto, letra y música de Gustavo Castellano)

En su consultorio psicológico ubicado a pocas cuadras de la Terminal Tres Cruces, en Montevideo,  el psicólogo y GustavoCastellanosmúsico coterráneo recibió a EL PUEBLO. Por más de una hora charlamos de muchas cosas. De su infancia y adolescencia en nuestra ciudad, de sus andanzas de niño, del basquetbol de Chaná, de la Secundaria del IPOLL en plena dictadura, de sus inicios en Derecho, de su parate y del retorno luego en Psicología. De sus primeras músicas domésticas, y de sus lecturas de chico. De sus profesores de literatura, que lo marcaron. De su arista creadora como cantautor. De “Pepe Carqueja” su banda, pero también de su pasión por el psicoanálisis, que se inició a partir de una investigación sobre la locura.  Vive en el barrio Cerro de Montevideo hace ya varios años. De ahí conoce y charla seguido con Elder Silva, otro salteño  (de tierra adentro) de ley, de donde comparten tablas en el centenario Teatro Florencio Sánchez.

Remontándose a algunos años atrás a sus inicios. ¿Cuándo comienza a transitar por el camino de la comunicación y de la música?
-“Entré en el grupo Luna en la década de los noventa cuando era el auge de la música tropical.
Desde muy pequeño ya se vislumbraban en mí estas vetas… de niño escuchaba determinadas radio y luego hacía como que presentaba los temas y luego los cantaba.
Tenía alrededor de seis años. A la hora de la siesta cuando todos se iban a dormir me iba para el fondo e improvisaba estas presentaciones.
En la escuela también cuando la maestra por algunos momentos dejaba el salón, me ponía a cantar y contaba con un par de compinches que tamborileaban en el pupitre. Esos recuerdos de a ratos afloran y nos sentimos flotar”.
¿A cuál escuela concurrió?
-“A la Escuela No. 2 Etelvina Migliaro de 1ro. a 6to. año y luego parte del Ciclo Básico en UTU y durante el día tenía tiempo para trabajar con mi padre en la vieja empresa Urreta, en el taller de pintura. A la noche me iba a estudiar a UTU”.
¿Y la música cuando llega?
-“Comenzó con un grupo de amigos, reuniéndonos a tocar pero no en los bailes… interpretábamos la música de los 80 que a muchos nos cautivó… cantábamos por fonética porque nuestros conocimientos de inglés eran muy básicos.
De vez en cuando nos presentábamos en alguna fiesta familiar… el barullo siempre estaba.
En ese entonces viajaba constantemente… puedo decir que me crié entre Salto y Montevideo.
En aquella ciudad vive una de mis hermanas con la que tengo una relación de mucha unión y de especial afinidad.
Allí me capacité en la locución y me sirvió entrar en contacto con otros profesionales capitalinos.
A posterior una institución llamada CAUSA lanzó un curso para comunicadores no profesionales.
El encuentro se hizo en el antiguo Hotel Victoria Plaza y allí culminé la capacitación”.
¿Antes ya había incursionado en el rubro?
-“Recuerdo de haber tenido una breve experiencia allá por la década de los 80 en radio Belén del pueblo Belén, haciendo algún programa con la música que lideraba en ese momento.
Ello me dejó la experiencia para retomar más adelante”.
¿Y cómo siguió la historia?
-“En esas idas y venidas en el 90, me encontré con unos amigos que en ese momento componían el Super Grupo Luna, de música tropical, aparte de tener discoteca y sonido.
En ese entonces los vocalistas eran Daniella Repetto y Juan Manuel y yo me uní a ellos.
Tengo un amigo de infancia, Alberto Brum que trabaja en EL PUEBLO – que era el maestro de ceremonia del grupo.
Recuerdo un baile que se hizo en Colonia Garibaldi donde Alberto no fue y también me encargué de hacer la animación”.
¿Y la radio?
-“Vino un año después… en el 90 entré en Luna y en el 91 en Radio Cultural.
Luna en aquel momento era muy popular y convocaba a miles de personas en los bailes y fiestas.
Cuando llegué a la radio ya tenía esa experiencia… el micrófono no me asustaba… era lo mío”.
¿Cómo fue experimentar esas actividades paralelas de la música y la radio?
-“Estando en Luna aparece otra persona que les propone hacer un programa radial. El tema es que al principio tenía muy poca participación. Se da un quiebre en la relación con Luna y me separé.
Llega entonces Sergio Reynoso, una persona que fue muy importante, ya que me dio el impulso para continuar en la radio y hacer en la radio la co – conducción de Golazo Tropical. Actualmente él continúa con el programa y yo tomé otros rumbos.
Fue en ese tiempo que me reuní con Enrique Texo, Sergio y otros muchachos y salimos a tocar.
En el camino de la radio se fueron dando algunos cambios; dejé Golazo Tropical y pasé a anunciar la quiniela.
Dejo luego el grupo Los Titanes y paso a integrar el grupo Acuario.
Aparecen nuevas oportunidades en la Emisora del Éxodo.
Era empleado de Radio Cultural y un día aparece el director Pepe Vinci y me piden que grabe urgentemente unos textos. Cuando le entregué la grabación y ver los resultados me pidió que le grabara otros textos y que a partir de ese momento grabaría todas las publicidades que llegaran a la radio. Comencé a hacer La Noche del Éxodo y a trabajar también en Radio Cultural”.
¿En cuál radio se desempeña en la actualidad?
-“El 1ro. de mayo de 1995 empecé a trabajar en la Emisora Del Lago y al poco tiempo llegué a los estudios de Radio Salto A todo el mundo le digo que no me den la palabra (risas)”.
Si tuviera que hacer una elección entre la música y la radio. ¿Por cuál se inclinaría?
-“Es difícil… Mi casa es la radio y mi vida es la música… Nunca estudié canto… lo que sé lo fui aprendiendo a lo largo de mi carrera.
En Montevideo tuve la oportunidad de ensayar con Los Herederos y subirle al escenario con Maracaibo… una orquesta legendaria.
Compartir con su vocalista Chico Martin que es una de las voces referentes de la música tropical de nuestro país fue un sueño cumplido.
Decidí lanzarme como solista bajo el nombre de Jota Erre y el 17 de setiembre estaré cumpliendo aniversario. Suelo recorrer con mi banda diferentes puntos del país”. Sus canciones y versiones de temas han tenido mucho éxito dentro y fuera del departamento, trascendiendo también en la vecina orilla. Algunos de sus éxitos son “El Amor más fiel” y “Te extrañaré” – éste último grabado con su hija María José.
Jota Erre continúa haciendo giras por nuestro país”.
Luego de recibir tantas satisfacciones y reconocimientos. ¿Qué mensaje quisiera compartir con la gente que lo sigue desde hace tantos años?
-“Lo importante es estar… no importa si segundo o tercero… y estos premios me significan muchísimo y nuestras familias desempeñan un rol fundamental, es la base de todo.
Quiero decirle gracias a todas las personas que me han apoyado en la causa artística y la de la comunicación. Cada vez que cierro la mañana del domingo le pido al público que no dejen de sonreír.
Ello nos alegra el alma, el espíritu y nos hace ser diferentes.
Y a no olvidarse de vivir, disfrutar y compartir… y este premio que voy a recibir va para todas aquellas personas incondicionales”.