Los ovinos tienen un estado aceptable debido a las condiciones del clima

El Instituto Plan Agropecuario (IPA) dio a conocer el informe sobre la situación agropecuaria nacional durante el período comprendido entre el 15 de febrero y 15 de abril. En el mismo establece que los niveles de precipitaciones han sido inferiores al promedio histórico. El déficit de lluvias se acentuó durante el mes de marzo y la primera quincena de abril, además en general, las temperaturas fueron altas en comparación con los promedios históricos para el mismo periodo, situación que sumado a los días ventosos intensificó el déficit de agua en los suelos.
Los cursos hídricos naturales como arroyos y cañadas han disminuido sus cauces o incluso se han cortado, situación que es casi generalizada al norte del Río Negro. Las aguadas artificiales tienen bajos niveles de agua; estos
se han comenzado a ensuciar lo que atenta contra su calidad.
Teniendo en cuenta las tasas de crecimiento de las pasturas naturales, se verificó un importante descenso respecto al promedio histórico en marzo y la primera quincena de abril. Esta situación se hace evidente fundamentalmente en suelos superficiales. En el tapiz se observa una pérdida de cantidad y calidad debido a la madurez de las especies estivales y como consecuencia del déficit hídrico.
Los mejoramientos se han comportado de manera similar al campo natural, pero a pesar de esta situación, los niveles de forraje se pueden
considerar como aceptables para la época.
Las praderas han detenido su crecimiento como consecuencia de la falta de agua; agregado a esta situación se constata la pérdida de plantas debido a la competencia con malezas estivales. La siembra de leguminosas también se ha visto atrasadas por la falta de precipitaciones.
Los verdeos de verano tuvieron una buena producción,
fundamentalmente los de Sorgo forrajero y Sudangrás, y ofrecieron de 3 a 4 pastoreos. En cuanto a verdeos de invierno, especialmente de Raigrás o Avena, hay situaciones en las que aún con los suelos preparados no se han
podido sembrar, por lo cual los productores están esperando algunas precipitaciones para poder hacerlo. En aquellas situaciones donde se pudo sembrar, se registran pérdidas de plantas o un escaso desarrollo de las mismas.
El estado de los animales que componen el rodeo de cría, en general es bueno como consecuencia del comportamiento de las pasturas hasta febrero, lo que había permitido que todas las categorías acumularan reservas. Si se toma en cuenta la situación de déficit hídrico de los últimos dos meses y la consecuente disminución en la calidad y cantidad de pasturas, la condición corporal del ganado no se ha deteriorado de la misma manera.
Se comenzaron a realizar los diagnósticos de gestación. Si bien no se dispone de información suficiente sobre los niveles generales de preñez,
existe coincidencia sobre la gran variabilidad de resultados, de acuerdo a las zonas y tipos de manejo durante el entore.
Luego de realizados gran parte de los destetes definitivos, los pesos de los terneros son iguales o superiores a los registrados en el año anterior.
Las recrías tienen un buen estado, fundamentalmente aquellas que se ubican al sur del Río Negro.
Los ovinos tienen un estado más que aceptable debido a las condiciones del clima, que contribuyen a un desempeño productivo y sanitario sin contratiempos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...