Los Premios Platino muestran las otras formas de narrar del cine

Buenos Aires, 26 may (EFE).- La laureada actriz argentina por su papel en «Relatos Salvajes» Érica Rivas dijo hoy en una entrevista con Efe que ve «muy necesario» que se celebren certámenes como los Premios Platino, ya que muestran «las otras maneras de narrar» de un cine iberoamericano que se encuentra «mejor que nunca». La PRESENTACIÓN DE LOS PREMIOS PLATINOintérprete participó en el acto de anuncio de las nominaciones de los III Premios Platino del Cine Iberoamericano, que se celebró hoy en Buenos Aires de forma simultánea con Los Ángeles. «Es interesantísimo que un premio como este haga ver de qué se trata el cine nuestro», insistió Rivas, a la vez que celebró el encuentro de «propuestas», de «miradas» y de «unión» que se generan en los eventos que promueven el cine de la región. No obstante, destacó que es «muy necesario» que se celebren este tipo de certámenes, que muestran «las otras maneras de narrar» del cine iberoamericano. La actriz, que estrena próximamente «La luz incidente», una película del cineasta Ariel Rotter, y que estuvo en España durante el año pasado junto a Ricardo Darín presentando la obra teatral «Escenas de la vida conyugal», fue galardonada en 2015 con el premio Platino a mejor interpretación femenina por «Relatos Salvajes». «Relatos Salvajes fue una película que no esperaba que tuviera tanto éxito. No elijo las películas porque tengan proyección de éxito», aclaró, al tiempo que aplaudió la forma de contar de las otras cintas en las que participa, que son «chiquitas», pero que son también una «expresión clara» de lo que quiere decir como actriz. Durante uno de los mejores momentos de su carrera, Rivas habla del excelente nivel actual del cine latinoamericano, que, aseguró, «se encuentra mejor que nunca», algo que atribuye, entre otros factores, a la promoción y difusión de las proyecciones que brindan premios como los Platino, así como a la calidad de los profesionales de toda la región. La tercera edición de los Premios Platino, celebrados por primera vez en Panamá en 2014 y posteriormente en Marbella (España), tendrá lugar en Punta del Este (Uruguay) los próximos 23 y 24 de julio, en una gala presentada por la actriz uruguaya Natalia Oreiro y el cineasta español Santiago Segura. Promovidos por la Entidad de Gestión de Derechos de Productores Audiovisuales (EGEDA) y la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos Audiovisuales (FIPCA), con el apoyo de las Academias de Cine, Latin Artist, Fundación Aisge e Institutos de Cine, esta edición ha batido récord de participación. Parten como favoritas «El abrazo de la serpiente», del colombiano Ciro Guerra, e «Ixcanul», del guatemalteco Jayro Bustamante, que lograron hoy 8 candidaturas, así como «El club», del chileno Pablo Larraín, y «El clan», del argentino Pablo Trapero, que obtuvieron 6 nominaciones. «Todas las películas que nominaron son propuestas interesantísimas, con temas fundamentales para poder ampliar la mirada como latinoamericanos», valoró la también ganadora de un Cóndor de Plata, para quien «El Club» es una de las grandes películas del año, ya que, afirmó «te deja sentada en la butaca». De acuerdo con Rivas (Argentina, 1974), todas las candidaturas cuentan con otro tipo de expresiones, «que se alejan del cine mainstream, del cine pochoclero -palomitero-«, propias de la forma de actuar, de dirigir y de narrar de los artistas latinoamericanos que, apostó, hay que seguir reivindicando. Así, habló de perseguir la «integración» y recordó el mensaje del malagueño Antonio Banderas durante la pasada edición de los Platino: «Me dio ilusión el discurso de Antonio, dijo que tenemos que armar grandes producciones, que tenemos los lugares para hacerlo y que seguro que podemos hacerlo en Estados Unidos también», rememoró. «Es algo por lo que tenemos que pelear», añadió la actriz, para quien hacer una película supone «un trabajo enorme y de mucha gente», por lo que pidió apoyar el cine argentino y de Iberoamérica: «¿Qué tal si vemos una peli nuestra?», concluyó.