“Los que perdemos somos nosotros”

«Se para el fútbol por parte de los árbitros, porque de alguna manera tenemos que defendernos y es así, parando el fútbol. No tenemos otra cosa para hacer. A ustedes los periodistas, los insultan o les recriminan algo, sin tener nada que ver con lo que pasa en una cancha, ustedes arman un escándalo y salen por la radio diciendo eso, que los insultaron, que los amenazaron y más. A nosotros, aparte de los insultos y amenazas que recibimos TODOS los sábados y domingos, también nos AGREDEN y como siempre terminamos siendo los malos. No es una dictadura de los árbitros ni nada que se le parezca, simplemente estamos cansados de que, esos tres o cuatro violentos hagan lo que quieran. En nuestro caso, no fueron hinchas, fueron jugadores e integrantes del cuerpo técnico de un equipo, que son «supuestamente» los que deben tener «cordura» y no «entrar» con los gritos de la parcialidad. Pero siempre, en todos los casos, los que perdemos somos nosotros y decidimos que eso no va más, que este es el momento de poner punto final a los hechos de violencia y quizás equivocados o no, vamos a hacer lo posible por lograrlo. Es cierto que la seguridad es cuestión del Ministerio del Interior y de la dirigencia de la Liga, pero es el propio Ministerio que no deja que la Policía concurra a las canchas, en todo caso, más que el Ministerio del Interior, tendría que ser injerencia del Gobierno mismo y es difícil, me parece a mí, llegar desde la Liga que es una institución pequeña, llegar a las altas esferas de nuestro Gobierno, es complicado por todos lados» (RUBEN BOSCHETTI, árbitro de fútbol en las redes sociales. Por lo menos, es como para atender este tipo de reflexión. Al fin de cuentas, el quiste de la violencia no es un quiste más. Claramente, es un problema de fondo y no de forma).