Los reclamos del agro: todas las voces

Los reclamos del agro: todas las voces

Hace casi tres semanas comenzó a gestarse a nivel del agro, un movimiento que se fue replicando a lo largo y ancho del país, al cual se adhirieron cientos de empresas, instituciones y organizaciones que apoyaron y respaldaron la iniciativa impulsada por un grupo de pequeños productores de Paysandú que decidieron salir a reclamar que la situación «no da para más»; los productores reclaman acciones del gobierno a los efectos de solucionar los problemas de rentabilidad del sector que ha perdido más de 36.000 puestos de trabajo y 12.000 empresas. -de las cuales 11.000 eran pequeños productores- en los últimos 10 años.
Luego de la primera reunión el 8 de enero en Paysandú, Salto se unió al igual que otros departamentos donde se realizaron movilizaciones y este martes en Durazno se concentraron alrededor de 50 mil personas para expresar su respaldo a este grupo de productores.
En calma, en orden y con respeto, se desarrolló la actividad que al otro día tuvo repercusiones; una de ellas fue una carta del Presidente de la República; Tabaré Vázquez convocando a las gremiales vinculadas a la producción rural a una reunión para mañana.
Cabe destacar que este viernes el Presidente recibió en la Torre Ejecutiva a los delegados del movimiento de productores autoconvocados quienes se presentaron para hacer entrega del documento donde realizan sus reclamos.
Luis De Souza, vocero del movimiento en nuestro departamento informó a EL PUEBLO que el viernes se entregó el documento que se armó y los pasos a seguir son primeramente una vigilia de 48 horas que tiene como objetivo informar.
«Para que sepan que estamos al pie del cañón todos los autoconvocados y los sectores en general, para informar a medios de prensa y a todo el que se quiera acercar».
El lugar no está aún definido, pero será entre La Gaviota y Termas del Daymán, ya que no quieren «molestar a nadie», la idea es informar y reunir mucha gente.
De Souza adelantó que se está por hacer una reunión a nivel nacional con todos los representantes de los diferentes departamentos y zonas para tomar las decisiones a futuro.
«La idea sigue en la misma línea desde que se empezó el movimiento, estamos todos dentro de un fin común y del documento que se armó con un consenso a nivel nacional el martes anterior al 23 y eso es lo que tenemos que apoyar hasta el final».
En el siguiente informe EL PUEBLO muestra los reclamos y la opinión de los representantes de los diferentes partidos políticos, cómo también requerimos de la palabra de dos profesionales, el Cr Gabriel Ferrere quién nos brinda un análisis de la situación económica del país y Nicolás Albertoni, licenciado, especialista en Negocios Internacionales que analiza la manifestación del agro en varias aristas.

El gasto excesivo del Estado “conlleva un déficit fiscal que terminamos pagando entre todos”,
reclaman los productores autoconvocados

En la proclama leída este martes en Durazno los productores autoconvocados exigieron políticas de desarrollo, políticas de estado, a largo plazo, austeridad y cuidado del gasto público.
En la misma expresaron que muchos de los presentes y muchos de los que no estaban, participaron de las protestas del sector agropecuario de 1999 y 2002, y aunque los tiempos son distintos, los problemas son esencialmente los mismos
“Todos coincidimos que la raíz de todos los problemas está en el excesivo tamaño y -gasto del estado, (…) este gasto excesivo conlleva un déficit fiscal que terminamos pagando entre todos”.
A su entender se puede comenzar a bajar o racionalizar el gasto de la siguiente manera:
Suspendiendo el ingreso a la función pública por al menos 3 años, o hasta el equilibrio de las cuentas fiscales a excepción de aquellos cargos con requisito de título habilitante o que tengan atención directa a la población en las áreas de salud, educación y seguridad.
Reviendo todos los cargos de asesores, cargos de confianza, secretarios personales, etc. que no son centrales para la función en la actualidad (esto también implica a todas las Intendencias).
Aprobar rápidamente que los legisladores deban rendir sus viáticos y devolver los sobrantes.
La suspensión de las partidas que no son necesarias, como prensa, gastos de celular, gastos de representación y gastos de secretarios.
Eliminar campañas publicitarias del Estado que no apunten a temas sanitarios u otros temas importantes para el desarrollo de la sociedad.
Recortar la flota de vehículos a la mitad, llevando la dotación a los existentes en 2011(seria pasar de 14.500 a menos de 7.000).
Que todos los organismos del Estado realicen un plan de reducción de costos de funcionamiento, con una visión de austeridad.
Eliminar los costos de alquiler para espacios de despachos y oficinas de los diferentes organismos del estado.
Mantener las políticas sociales, salud, educación, etc, buscando su mayor eficiencia. Los autoconvocados proponen además aprobar una ley fiscal que obligue de una vez a cualquiera sea el que gobierne en el próximo periodo a no gastar más de lo que le ingresa.
La baja del gasoil para la producción y servicios es central para la baja de los costos de toda la cadena, “hoy necesitamos que la política sea mantener el gasoil a paridad de importación, la forma de lograrlo debe ser una decisión del poder político y no nos corresponde decir a este colectivo cómo hacerlo”.
Con respecto a la energía eléctrica mucho se ha hablado en los últimos tiempos en cómo incide su valor en la tarifa familiar, comercial e industrial.
“Todos sabemos que existe un margen importante para la baja del costo de energía eléctrica desde el momento que la Ministra del área planteaba la posibilidad de bajar un 5% antes de este enero y el gremio de UTE decía que era posible bajar un 15 %.
Entendemos que el esfuerzo por bajar debe ser el máximo – 15%- para darle competitividad a los sectores que consumen esta energía para su producción y para aliviar el presupuesto familiar en general”.
En el tema endeudamiento, aclararon qua “acá no se pide quitas de las deudas contraídas para nadie, todos estamos cansados de pagar las cuentas de otros, así que como regla general que cada uno se haga cargo de sus compromisos.
El tema endeudamiento tiene un capitulo particular que debe ser tratado de esta manera, es el caso de los pequeños colonos con deudas de renta ante Colonización, muchos de ellos con riesgo de ser expulsados de sus fracciones que son su sustento, su lugar de vida.
Es necesario para este sector suspender las ejecuciones, para abrir una mesa de diálogo y negociación con la mesa nacional de colonos, a los efectos de encontrar una solución de fondo al tema y que ni un productor más se vaya del campo y todos puedan vivir de lo que producen.
En cuanto al atraso cambiario que hoy está matando al sistema productivo, es en parte responsable del cierre de muchas empresas en todo el territorio, y es un desbalance que hoy tiene en jaque a muchos otros (…)
Más allá de todas las discusiones teóricas en referencia al tema, es imprescindible atacar al problema y más hoy, donde todos reconocen y asumen que existe algún nivel de atraso cambiario.
La herramienta a utilizar debe contemplar a otros sectores de la sociedad que tienen deudas básicamente para el consumo en dólares y sus ingresos en pesos como puede ser un trabajador que se ha comprado un auto en cuotas.
Es necesario salir del atraso cambiario paulatinamente, para que la gente pueda ir cancelando sus obligaciones en dólares porque es avisada con tiempo
Es preferible corregir con tiempo el rumbo y evitar que así como hubo devaluación violenta en el 82 y en el 2002, no exista para el Uruguay un 2022.
Por último exigieron a los políticos de todos los partidos que presenten propuestas claras y concretas del desarrollo del país, “no queremos más slogans bonitos desarrollados en una empresa publicitaria”.

El Ing. Agr. Eduardo Blasina pidió darle una chance a la producción nacional

En la asamblea en Durazno el Ingeniero Agrónomo Eduardo Blasina recordó la histórica movilización del agro en el año 1999 que de alguna manera le avisó al país lo que podía estar viniendo, que tal vez no fue escuchada y tal vez cada veinte año el agro tienen que volver a recordarle al país que si el agro se cae un poco tiempo después todo se cae.
El ingeniero comentó que se ha dicho entorno a esta movilización que el agro no esta tan mal y es posible que así sea, “siempre se puede estar peor, pero lo más importante es pensar hacia adelante tomando en cuenta que llevamos 15 años de crecimiento económico”.
Blasina indicó que el Estado uruguayo en 2004 funcionaba con 3.300 millones por año, hoy el Estado uruguayo gasta 17 mil millones de dólares, lo cual es realmente excesivo.
Al mismo tiempo dijo que “el gasto del Estado es muchas veces necesario, no se trata de querer arrasar con planes sociales, de no ser solidarios pero cuando se gasta más de lo que se recauda, a la larga el problema se va haciendo cada vez más grande y eso es lo que se quiere advertir. El déficit es de 2 mil millones de dólares cada año y no para”.
De esta manera explicó las diez mochilas que carga el agro y allí estaba presente no solamente el agro sino los camioneros, mecánicos, industriales y mucha gente que también se ve afectada.
La primera mochila que carga todo el sector exportador es el dólar barato; “es cierto que el dólar ha caído en todo el mundo pero en Uruguay en 2004 el dólar estaba en 29 y hoy está en 28, en Uruguay el dólar cayó en términos nominales, en 2016, volvió a caer en términos nominales, en 2017 y sigue cayendo en 2018 y que caiga el dólar quiere decir que al exportador le significa cada vez menos o sea que estamos desvalorizando el esfuerzo de colocar los productos uruguayos y el trabajo uruguayo en el exterior”.
Si bien el dólar ha caído en todo el mundo, en Oceanía, en Nueva Zelanda en Australia cuando caen las materias primas el dólar sube, y que los productores de Australia y Nueva Zelanda cuando cayó el precio de las materias primas en 2014-2015-2016, tuvieron la compensación de una moneda que se ajustaba a esos menores fundamentos de sus economías y por lo tanto el tipo de cambio funcionaba como un amortiguador de esa caída de precios internacionales.
Aquí el dólar funciona como un acentuador de la caída de precios internacionales,, explicó.
Por otra parte comentó que el anuario de Opypa proyecta que este año va a caer 7% el monto de las exportaciones del agro en Uruguay y eso es una mochila para todos los que exportan también para los que trabajan en el mercado interno y deben enfrentar la competencia de las importaciones que son cada vez más baratas, agregó que es muy agradable importar y consumir, pero esto tiene un mal final y “queremos evitarlo”.
Blasina dijo que hay que tomar en cuenta que el Fondo Monetario Internacional ha dicho que el dólar en Uruguay está 14% por debajo de lo que debe estar y explicó que la combinación de tener una inflación cercana al 7% y con un dólar que baja, genera un doble daño porque si la inflación sube significa que los costos inevitablemente para toda la gente productores o no, se van incrementando cada año.
Otra mochila que tienen todos excepto “los que están colgados de los cables”, es la energía. Reconoció la reconversión energética que Uruguay ha hecho, “pero como puede ser que eso no le llegue al consumidor” expresó y reclamó “mantener el gasoil a la paridad de importación”
“Cuando los extranjeros me dicen qué buenas carreteras tiene Uruguay, les digo que es solo una parte de la historia, que es un acto de inequidad. Imaginen lo que es tener un problema de salud y demorar horas en llegar a un hospital porque en los caminos no se puede circular a más de 40 km/h.
“Los salarios son una mochila que los empresarios tratamos de cargar con alegría, no hay nada mejor que nos vaya bien y podamos pagar bien a nuestros empleados. El empleo está estable porque suben empleados públicos y bajan los empleados privados.
Esa es una tendencia muy peligrosa”.
El precio de la tierra, es otra mochila; “está bajando el precio de la tierra, se está desvalorizando Uruguay”
La mochila de la deuda “es la más terrible (…), el país ya vio a dónde lleva esto.
No se soluciona con fondos y más fondos, se soluciona con condiciones para producir sin generar más deuda”.
Los prejuicios es otra de las mochilas, y al respecto indicó que escuchamos con dolor que cuando alguien protesta y defiende una causa justa, se le acusa de tener tal o cual vehículo, de ser un cajetilla y eso no es bueno.
Y aunque prejuicios tenemos todos, esto no puede ser nadie contra nadie, tenemos que aceptarnos a todos.
Destacó que Uruguay ha logrado leyes de inclusión con las que está de acuerdo pero tenemos que pedirle que no se olvide de incluir a los uruguayos rurales que son tan uruguayos como todos”
Dijo que no se trata de pedir que le saquen a unos para darles a otros, es simplemente corregir un exceso de gastos que están generando un atraso cambiario.
“Todo lo que pedimos es darle a la producción nacional una chance”, concluyó.

“Queremos una sola República Oriental del Uruguay; soberana libre y sin divisiones.”, dijo el impulsor del movimiento 

En la movilización realizada este martes en Durazno, uno de los impulsores del movimiento; Federico Holzman, de Paysandú, dijo que como productor rural nunca se imaginó “estar involucrado en algo tan gigantesco”. Poco más de 15 días transcurrieron desde ese grupo de pequeños productores “sin representatividad, con poca expectativa, poco creíble, tildados de que solo buscaban fama” prendieron una llama “y el fuego se extendió de una manera increíblemente veloz; porque una de las condiciones estaban dadas: mucho tiempo juntando frustraciones y luchando con piedras en el camino”. “Estamos todos cansados de que se nos ignore nuestra voz, pero no se nos ignora al momento de cobrar nuestros impuestos”.
Holzman reconoció el esfuerzo de lo que significó para la mayoría estar el martes en Durazno. y remarcó que eso cuesta plata y tiempo, “no somos de dejar nuestras ocupaciones diarias para salir a protestar, quizás pecamos por ser demasiado mansos”. El productor agradeció de sobremanera a la gente que los acompaña en sus trabajos jornada a jornada, “a nuestros compañeros que nos permiten ausentarnos de nuestros predios para dar lucha a nuestra continuidad como empresa y a su continuidad laboral. Una sociedad unida no tiene chances de fracaso”. “Estos últimos días he vuelto a emocionarme y a sentir que estamos todos en el trillo, todos juntos, apartados de ideales, y por más que algunas medidas parezcan sin sentido todos nos preocupamos por el mismo fin, queremos una sola República Oriental del Uruguay; soberana libre y sin divisiones. Queremos un solo Uruguay! concluyó.

INSENSIBILIDAD DEL
GOBIERNO
Rito Jara, un productor arrocero de la Regional Cebollatí, hizo referencia a las expresiones por parte del Presidente de la República, quien pidió mejor productividad al sector arrocero. En diálogo con EL PUEBLO manifestó que “no esperábamos mucho, pero mucho menos las palabras del Presidente de la República que mostró un desconocimiento total porque el sector arrocero está en primer nivel tanto en producción como calidad, es decir que el problema son los costos”.
Agregó que el Presidente habló de la ley de riego y tenemos 50 mil hectáreas de represas que no la estamos sembrando y porque el sector no da, es decir que si hacemos más represas servirán para un futuro cuando el sector ande bien”.
Jara sostuvo que el mensaje del sector arrocero es común a todo el agro;” falta de competitividad, el dólar, las tarifas”. Destacó que la directiva de la ACA (Asociación de Cultivadores de Arroz) se reunió con el Presidente hace dos meses donde le solicitó una rebaja en la energía “y lo que tuvimos fue la suba de la tarifa como respuesta”. Jara resaltó “lo poco sensible que es el gobierno, detrás de esto hay familias, somos trabajadores, y no nos consideran trabajadores porque no podemos hacer huelga, cualquier otro gremio hace huelga veinte días y en nuestro caso no podemos. Estamos acostumbrados a las inclemencias del tiempo, pero esto más que una inclemencia es una tempestad, lo que nos está pasando a nivel de impuestos y la insensibilidad del gobierno”, expresó.

El sector rural “esta atravesando años críticos”, dijo el Cr. Gabriel Ferrére al analizar la situación económica del país

En el presente informe, EL PUEBLO buscó la opinión del Cr. Gabriel Ferrére, para conocer la opinión de un destacado profesional y su análisis de la situación económica actual del país, así como la viabilidad de la puesta en práctica por el gobierno de algunas de las medidas propuestas por el agro, y las consecuencias que éstas pueden tener en otros sectores.

De esta manera, previo a abordar la situación económica del país en general y la crisis del agro, el Contador prefirió gabriel-ferrerehacer una precisión, teniendo en cuenta que “la economía uruguaya completó 14 años de crecimiento consecutivo con una fuerte caída de la desigualdad social”. Asimismo, se mostró como uno de los que destaca la importancia del Cr. Danilo Astori al frente del Ministerio de Economía, “ha sido el político más importante del Uruguay en este milenio donde ha manejado la economía del país por tercer período consecutivo, algo absolutamente inusual”, puntualizó.
Respecto a la consulta realizada sobre si estamos atravesando una crisis o la vamos a atravesar, “lo dejo a criterio de cada uno”, dijo el Contador, “lo que sí haré es evaluar algunos aspectos de la situación actual de nuestro país que afectan negativamente al sector rural como lo son el atraso cambiario, la carga fiscal, los costos de producción y la deuda externa, sector rural que sí está atravesando años críticos”.

ATRASO CAMBIARIO
“Según el FMI (Fondo Monetario Internacional), el peso uruguayo está 14% sobrevaluado, esto significa que para el mercado internacional nuestros productos son más caros que lo que deberían y por tanto perdemos competitividad.
Además de esto, el sector exportador que recibe dólares y consume en pesos uruguayos, consume menos, ya que por cada dólar que cambia, recibe aproximadamente 4 pesos menos, lo cual enlentece el consumo interno, el comercio local, y todo lo que eso implica”.

COSTO DE PRODUCCIÓN
“Nuestro país tiene el precio del combustible más elevado de la región, y la baja que ha sufrido el precio del petróleo a nivel internacional no ha sido transferida al precio de los combustibles en Uruguay, con los cual no nos hemos podido beneficiar de esa baja en los costos. También ha habido un gran cambio en la matriz energética, pero los uruguayos no hemos podido disfrutar de esa mejora”.

CARGA FISCAL VS. DÉFICIT FISCAL
“Desde la reforma tributaria aplicada a partir del año 2007, la carga fiscal de los uruguayos se ha visto incrementada, y con esto la DGI (Dirección General Impositiva), ha aumentado su recaudación de forma constante, al punto que en 2016 fue 3,5 veces mayor que en 2006, en pesos corrientes.
A pesar de este importante crecimiento, el déficit fiscal no ha disminuido, aunque esté controlado, o sea que el Estado continúa gastando más de lo que recibe”.

DEUDA EXTERNA
“La deuda externa Uruguaya se encuentra en el pico más alto de la historia de la deuda externa del país, superando los 15 mil millones de dólares, aunque también han crecido las reservas líquidas”.

- ¿El reclamo del agro se puede resumir en un tema de más o menos impuestos, o es otra cosa?
“Según lo visto y leído en informativos y diarios, no he encontrado reclamos de bajas de impuestos, sino más bien reclamos relacionados con la eficiencia del Estado y con los altos costos de producción.
Entiendo que a nadie le resulta fácil pagar los impuestos, pero cuando son bien utilizados no se percibe como “injusto”; creo que el reclamo viene desde esa perspectiva, de exigir que el dinero aportado por los uruguayos sea bien utilizado.
En lo que tiene que ver con el combustible, reclaman que se baje el precio y se mantenga a paridad de importación, algo que no se ha dado.
Esto, nos afecta a todos, pero a quienes producen les afecta en mayor medida, los márgenes se reducen y esto provoca que en muchos casos se opte por no producir, como es el caso del maíz y el trigo, que presentan el nivel más bajo de producción en años, bajando 21% y 25% respectivamente. Por otra parte esta semana nos enteramos que el Gerente General de DUCSA se retira de la empresa a causa de que su sueldo se vería disminuido en un 50% (ganaba en el entorno de los $ 600 mil nominales)”.
- ¿El agro es un área que deja muchas divisas al país, qué pasaría si no se realizan exportaciones?
“Uruguay es un país pequeño, de apenas 3 millones de habitantes, este es un dato muy relevante a la hora de hablar del comercio porque la mayoría de lo que se produce en Uruguay a gran escala, sea lo que sea, se consume en el exterior, ya que el consumo interno es ínfimo. Es decir, hay un tema de escala, quizás Argentina o Brasil podrían subsistir un tiempo sin exportaciones porque su consumo interno es inmenso, pero en nuestro caso la escala no lo permite, por eso es tan importante poder ser competitivo en el exterior, ya que de eso dependen la mayoría de nuestras ventas. Si producir es caro, lo tendremos que vender caro, y por tanto no seremos competitivos en el exterior.
En 2017 el Uruguay ha exportado más de 9 mil millones de dólares en bienes nacionales.
El porcentaje que representa la producción agropecuaria en ese total exportado, sin incluir el valor de la exportación de madera ni de celulosa, alcanza el 75%.
Si considero dentro de las exportaciones agropecuarias, la exportación de madera y celulosa, el porcentaje supera el 90%. Es decir, el 75% de las divisas que ingresan al país por exportaciones provienen directamente de la producción agropecuaria, por lo cual sería una utopía para la economía uruguaya considerar la posibilidad de que no se realicen exportaciones de origen agropecuario”.

- ¿Aumentó la carga fiscal para los productores en los últimos años?
“En el año 2015 el sector agropecuario sufrió un aumento en su carga fiscal al reducirse la exoneración al Impuesto al Patrimonio afectado a explotaciones agropecuarias. En 2016 y 2017, sufrió un aumento importante la Contribución Inmobiliaria Rural y se reclama que dicho aumento no se ve reflejado en los servicios de caminería rural”.

- ¿Es posible determinar los sectores que se verían perjudicados si el gobierno da respuesta a estos reclamos, por ejemplo, la suba del dólar?
“La suba del dólar, o mejor dicho, la eliminación del atraso cambiario, afectaría negativamente por ejemplo a los uruguayos que están endeudados en dólares americanos y reciben sus ingresos en pesos uruguayos, como puede ser el caso de los lecheros, algunos productores de frutas y hortalizas, algunos vitivinicultores, etc.
Como todo tema mayor, su resolución genera afectaciones en paralelo, que deben ser también atendidas.
Sin duda, en estos casos, no se pueden tomar medidas en general, sino medidas en particular, que conllevan mayor análisis, mayor trabajo, pero también habitualmente mejores resultados”.

Nicolás Albertoni
“Salir hoy a negociar con grandes mercados se torna complejo para Uruguay desde la plataforma del Mercosur”

Creo que desde un punto de vista político y social, el principal mensaje que debería dejarnos la movilización del agro por estos días es sobre el profundo peso que puede tener una sociedad que se organiza y reclama con respeto y fundamento. En el mundo que vivimos en el que la información fluye a una velocidad exponencialmente mayor a la de años anteriores, lo que pasó hace unos días es una señal de que la sociedad está cambiando y el efecto que tiene en la política puede ser bien importante. nicolas-albertoni
Un punto de los varios que se han mencionado sobre estos días relacionados a la competitividad del agro es justamente el de la inserción internacional del país. Desde hace años estoy convencido que este es un pilar clave para nuestro desarrollo y que no lo estamos aprovechando todo lo que deberíamos. Si un vemos todo lo que el Uruguay deja de plata en aduanas del mundo por el siempre hecho de no tener acuerdos comerciales que le hagan más fáciles los accesos y lo traducimos en lo que se ahorrarían nuestros exportadores para invertir en otras áreas claves, nos daríamos cuenta de la importancia que tiene este debate. Esto no es de izquierdas o derechas, es de sentido común: si no mejoramos nuestra competitividad, estamos dejando margen a que nuestros competidores en el mundo se “coman la cancha” mientras nosotros los miramos.
El agro tiene una fuerza imponente incluso en países industrializados. No solo siendo demandante en generar políticas, sino que es protagonista para elaborarlas. Y lo que vimos hace unos días fue una señal de eso.
La inserción internacional en el ámbito del agro es un debate central que lo debe dar el mismo sector y hacia el gobierno y fue justamente uno de los puntos que pusieron sobre la mesa.
Salir hoy a negociar con grandes mercados se torna complejo para Uruguay desde la plataforma del Mercosur, países donde se nos va la vida en alcanzarlos como destino para nuestros productos, son competencia directa de Brasil o Argentina, por volumen fundamentalmente, y nos imposibilita plantear la lógica de país chico para llegar a esos mercados. Es decir, si seguimos anclados a Brasil y Argentina difícilmente lograremos una diversificación que nos haga competitivos.
Y claro que abrir nuestro mercado implica tomar riesgos y estar preparados para competir. Pero soy un convencido que el agro uruguayo tiene la capacidad y productividad como para competir con los mejores. Le falta ser más competitivo y esta variable la puede dar mayormente el gobierno.  El agro tiene espalda en innovación y la tecnología aplicada al sector, pero con los costos que tenemos es muy difícil poner a andar en la tierra esta innovación sobre la que tanto se ha trabajado en estos años. Es decir, si el gobierno no ayuda al agro a explotar su potencial lo que tenemos es simplemente un potencial apagado. De hecho es eso lo que pasa hoy en la práctica, hay maquinistas y camioneros que les es más barato mantener el camión apagado que salir a trabajar. Eso no tiene lógica. Otro dato que nos debe llamar la atención es los altos costos logísticos que genera un país caro. Hace poco tiempo, estaba trabajando para un estudio sobre la logística del país y me topo con un dato que me dejó realmente alarmado cuando lo comprobé con números: para una carga pesada, era más caro mandar un camión de Artigas a Montevideo, que lo que valía mandarlo de Montevideo a China.
Este tipo de datos nos muestra que algo anda mal en relación a los costos internos. De aquí que el gobierno debe tomar con inmenso respeto el reclamo del sector.

Manuela Mutti, Diputada Frente Amplio
«Me parece un poco injusto que no se reconozcan un montón de avances que se han tenido»

La Diputada Manuela Mutti, integrante de la bancada oficialista, manifestó su opinión respecto a las reivindicaciones realizadas por el sector agropecuario, marcando diferencias, entre ellas, la suba del valor del dólar solicitada al gobierno, como forma de mejorar la competitividad.

Dip. Manuela Mutti y el Ministro de Ganadería Enzo Benech.

Dip. Manuela Mutti y el Ministro de Ganadería Enzo Benech.

¿Qué opinión le merece la movilización del campo y en respaldo al mismo, como legisladora e integrante del partido de gobierno?
Creo que todo tipo de reclamo en un país democrático, es válido. Por suerte, tenemos la oportunidad en este país, de no ser censurados y poder expresarnos de forma abierta y democrática. Independientemente de eso, soy muy respetuosa de las instituciones históricas, que los uruguayos nos hemos dado, por las cuales podemos participar de la sociedad, principalmente por medio de las agremiaciones.
Considero que es importante poder canalizar el diálogo, porque tenemos formas de hacerlo, a través de las instituciones de base, a través de nuestra participación en la sociedad en una enorme cantidad de colectivos más. En estos momentos tenemos las Mesas de Desarrollo Rural, las Mesas Interinstitucionales, que han sido herramientas que han tenido los productores y las personas que viven en el medio rural (trabajadores asalariados) para poder canalizar cuáles son sus problemas.
En cuanto a los reclamos, específicamente, creo que si bien todos tenemos derecho a poder expresarnos, como lo mencioné, me parece al mismo tiempo un poco injusto que no se reconozcan un montón de avances que se han tenido, y en lo que ha apostado e invertido el Estado uruguayo en lo que es el desarrollo agropecuario de nuestro país. Por ejemplo: el 50% de las empresas de pequeños productores familiares exoneraron 5,6 millones de dólares en el año 2017, en aportes al BPS. O sea, el 50%, que constituye 11 mil empresas agropecuarias pequeñas, de un total de 20. 751 empresas de producción familiar. Esto fue posible a través de la Ley 18. 341 sancionada en el 2009, la cual en su artículo 32 permite la exoneración a las empresas rurales vinculadas a las filiales productivas familiares, que son menores a las 200 hectáreas índice coneat 100, con menos de 100 jornales anuales. Eso ha sido una apuesta y un apoyo a los pequeños productores familiares.
Por otro lado, creo que hay que dividir los reclamos. Si nos planteamos hoy, la suba del dólar, que es uno de los planteos, beneficiaríamos a un sector muy pequeño; y la verdad es que la realidad es muy amplia en el medio rural, no es lo mismo un pequeño, mediano o gran productor, que cobra en dólares; a los trabajadores rurales que no cobran en dólares sino que cobran en pesos. No es lo mismo los arrendatarios que los arrendadores. No es lo mismo un agricultor que compra insumos en dólares y que vende en el mercado nacional en pesos. Para ellos, tenemos que establecer políticas diferenciales, y la suba del dólar, capas que sería beneficioso para una porción muy pequeña de los productores, que a su vez son los productores más grandes, los que exportan, pero a los chicos, los puede afectar muchísimo como también a otros sectores de la producción nacional.

Mencionó la injusticia en no reconocerse los avances logrados, ¿cuáles serían?
Tenemos un abanico de conquistas que tener en cuenta. Hemos tenido un avance importantísimo en lo que respecta a la electrificación rural, donde el Estado ha subvencionado muchísimo la electricidad; siendo el objetivo, terminar este quinquenio con un 100% de la electrificación rural del país pronta. Para ello estamos avanzando en el Departamento de Salto, por ejemplo, con los ramales –capaz los más difíciles de todo el país, como son los nuestros por tener basalto superficial-, con lo cual no estamos solamente beneficiando a los productores rurales, sino que también a la gente que vive en el campo, a los trabajadores rurales y a su familia.
No podemos olvidarnos tampoco, de que se han comprado tierras por parte del Instituto de Colonización, cuya inversión asciende hoy, a 200 millones de dólares; con un acceso a la tierra que es transparente. Se han dado préstamos no reembolsables para los productores familiares (pequeños y medianos), o sea, que no los han tenido que devolver; se han apoyado microinversiones en asistencia técnica, en capacitación. Se avanzó mucho en la trazabilidad, lo que posibilitó que hoy, Uruguay sea líder a nivel mundial y poder acceder a los mercados mundiales, con una inversión de 800 millones de dólares. Se crearon leyes laborales para el trabajador rural; las políticas de aguas y tajamares cuando Mujica era Ministro de Ganadería; el pago de las raciones a los productores en tiempos de sequía, para que no se les murieran los animales, etc.
Entonces, plantear que no se ha apostado por parte del gobierno, es injusto. Reitero, todos tenemos derecho a la crítica, pero, independientemente de ello, plantear que no hemos invertido, que no hemos trabajado para fomentar el nivel productivo de nuestro país, es un error, y un desconocimiento de la política que ha llevado adelante el gobierno. Creo que, a partir del reconocimiento de algunas cosas, es importante poder mantener un diálogo abierto y fluido. Porque no llegaremos a buen puerto, si cerramos las vías de comunicación.

Cecilia Eguiluz, Diputada Partido Colorado
“El gobierno demoró en dar respuestas, y cuando las dio fueron insignificantes”, sostuvo la diputada

Recordando las movilizaciones del campo del 2002, contra el gobierno de Jorge Batlle, la Diputada colorada Cecilia Eguiluz, defendió el derecho a manifestar el descontento del sector productivo, sosteniendo que el gobierno deberá encontrar soluciones, aunque sea de forma mágica, al ser la única manera de que el sistema no se caiga.

¿Comparte los reclamos realizados en os últimos días por los productores del campo?Eguiluz
Creo que la situación en el campo y su consecuente explosión, se veía venir de alguna manera. La gente está diciendo, basta; bata con la presión tributaria, basta con trabajar todo el día y no poder salir adelante, porque en realidad las cargas tributarias están siendo muy pesadas para todos.
La problemática del campo debe de ser especialmente observado y seguido de cerca. Durante este tiempo hemos compartido con productores de distintos sectores de nuestro departamento, las diferentes problemáticas, y sus reclamos permanentes, para intentar poder llegar a fin de mes, porque lo único que hacen es trabajar para pagar los impuestos. Entonces, estamos ante una realidad que todos conocemos, y que cada vez está siendo más pesada; en vez de sacarle la misma a la producción, la recargan. Eso es así.
Por eso, nos parece importante que la gente se manifieste, y que mientras uno viva en un sistema democrático, en una República, como vivimos en Uruguay, hay que defender absolutamente éste tipo de manifestaciones de reclamos que son justos, pero que además son pacíficos, hechas por ciudadanos, contribuyentes de nuestro país, que son parte del motor del mismo. Por esa razón, no comparto el espíritu de aquellos que se han opuesto a estas manifestaciones, ya que los productores tienen el mismo derecho a hacerlo; derecho que defendimos en el año 2002, aun siendo colorados, cuando se realizaron manifestaciones en contra del gobierno de Jorge Batlle.
Uno no puede cambiar el criterio dependiendo de qué lado esté; y eso lo han hecho desde el gobierno y el Frente Amplio, grandes promotores de movilizaciones.
La gente de este país, de forma pacífica y democrática, tiene el derecho de reclamarle al gobierno, que se está actuando injustamente con el sector productivo; eso ni siquiera debería estar arriba de la mesa para discutirse, es un derecho que cualquier ciudadano tiene.

¿Cree que por parte del gobierno habrá soluciones positivas a dichas reivindicaciones?
La situación llegó al límite. Durante todo este tiempo, se intentó de todas las maneras de advertir la realidad. Hemos estado en unas cuantas instancias donde se efectuaron reclamos por parte de productores, en el Parlamento, los cuales también se han hecho en el Ejecutivo, dónde, o las respuestas fueron tan insignificantes a lo que se planteó o no hubo respuestas directamente. Eso enoja; más cuando se trata de un sector que ve que está a punto de desaparecer en algunas áreas. Situaciones así las vivimos de cerca con la gente de la cuenca lechera acá en Salto, hace un tiempo atrás, donde realmente su preocupación era que, si no solucionaban algunas cosas, no sobrevivían varios productores. Entonces, estas situaciones son tan dramáticas, que no hay que minimizarlas, porque es nada más y nada menos que la vida de esa gente.
Por eso creo que hay que ser muy crítico del sistema político, sistema al que pertenezco, el cual muchas veces se maneja con demoras que la ciudadanía no entiende, y se pierde tiempo que tampoco se tiene.
El sector productivo uruguayo necesitaba respuestas, y el sistema político demoró en dárselas; el gobierno, principalmente, demoró en dárselas, o cuando se las dio fue de forma insignificante, cuando no le dio ninguna. Lo dije en su momento en el Parlamento, la forma de actuar del gobierno, muchas veces, fue dar pan para hoy y hambre para mañana; ante un pedido de ayuda, se ofrecía más endeudamiento.
Por lo tanto, tendrán que aparecer soluciones, aunque sea mágicamente, porque no se puede seguir esperando. Es la única manera de que el sistema no se caiga.

Dr. Carlos Silva, dirigente Partido Nacional
“La sociedad uruguaya lo que está diciendo hoy, es basta”, dijo el dirigente blanco

EL PUEBLO dialogó con el Dr. Carlos Silva, Edil y dirigente del Partido Nacional, pero también un hombre fuertemente relacionado con el campo, por su profesión de Veterinario. Expresó su preocupación por la situación por la que atraviesa el sector productivo, sosteniendo que su problemática ya es de toda la sociedad.

Como dirigente político y como hombre vinculado al campo, ¿qué opinión le merece la actual coyuntura?CarlosSilva
Primero que nada, quiero dar mi postura como una persona que vive del campo; mi profesión de Veterinario depende del campo, ya que me dedico más que nada a la parte de tambos, y conocemos cuál es la realidad que está sufriendo el sector agropecuario todo; desde la lechería, la agricultura, la ganadería, la hortifruticultura, y es algo que nos preocupa. Nos preocupa y mucho, porque creemos que es un reclamo válido, un reclamo justo, y es además, un mensaje, no sólo del campo, sino que de toda la sociedad que dice, basta. Sociedad que se cansó de ciertas actitudes del gobierno, en primer lugar; le está pidiendo que baje costos, que saque el enorme peso del Estado de los hombros de todos nosotros, para poder ser más productivo y poder vivir un poco mejor.
Pero, también es un mensaje a todo el sistema político. Si bien la gran responsabilidad la tiene el gobierno actual que está dirigiendo el país desde hace 13 años; es un mensaje a todo el sistema político, y es ahí donde nosotros tenemos que escuchar mucho para saber qué es lo que está pensando el sector productivo, para poder actuar en consecuencia.
Por esa razón es que fuimos el pasado martes a Durazno, porque queríamos de primera mano, conocer la realidad y apoyar la causa.

¿Considera que el gobierno ha manejado bien la situación?
Creo que el Presidente comenzó a tratar la problemática tratando de dividir y menospreciar, de alguna manera, las movilizaciones; por eso en una primera instancia accedió a reunirse con las gremiales del campo, aunque, aparentemente no habría invitado a la Federación Rural y sí a la Asociación, según tengo entendido.
En el día de ayer, nos enteramos que Vázquez habría recapacitado, y recibiría a los productores “autoconvocados”, quienes presentaron sus planteamientos al gobierno en la Torre Ejecutiva, lo que esperamos que no quede ahí. Esperamos que esto sirva para encontrar soluciones reales y efectivas a la problemática que tiene el sector agropecuario hoy, en nuestro país. Creo que no se puede menospreciar y denostar una movilización social, venga de donde venga.
Acá hay un grupo de productores de todo el Uruguay, apolíticos totalmente, que se autoconvocaron, que reclamaron por lo que entienden son sus derechos, a quienes el gobierno debe escuchar, porque es el gobierno de todos los uruguayos y no el gobierno solamente de una parte de la sociedad. A todos los reclamos hay que escucharlos, siempre. Luego se evalúan cuál o cuáles son más justos o no. Pero, sin dudas, creo que los reclamos siempre hay que escucharlos vengan de donde vengan.

Una movilización que empezó en el campo, rápidamente fue respaldada por varios sectores de la sociedad, ¿por qué se dio ese fenómenos poco usual en Uruguay?
Para mí esto comenzó desde el campo, con los productores “autoconvocados” y luego con el apoyo de las gremiales agropecuarias; pero continuó con un apoyo masivo de toda la sociedad. Creo que la sociedad uruguaya lo que está diciendo hoy, es basta; está pidiendo que le aflojen el cinturón; que la dejen producir más tranquila; que el peso del Estado sea menor; que el sistema político revea algunas cuestiones específicas y escuche el reclamo de toda la sociedad. Por eso en esta situación puntual escuchamos, estamos alerta, atentos, porque creemos que son cosas válidas, justas, y es bien importante escuchar dichos reclamos de buena mano, para luego poder aportar y contribuir con soluciones reales y que se puedan sentir.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...