“Los veedores que la Liga no tiene”

Cuando concluyó el partido entre Saladero y Gladiador, las complicaciones fueron creciendo en la zona exterior sobre calle Treinta y Tres. Las baldosas, piedras, adoquines, lo que estuviese a mano, para que se transformaran en elementos de agresión. La situación resultó tenebrosa y en la Liga Salteña de Fútbol las repercusiones resultaron puntuales. Los delegados ofrecieron una panorámica de todo lo sucedido y finalmente nada de lo acontecido será derivado al Tribunal Arbitral.
Tras la sesión del Consejo Superior, la coincidencia en más de un delegado, “porque el vacío es concreto. No hay informe posible, que sea más o menos objetivo, porque la Liga no tiene veedores, que en casos como estos serían claves para especificar sobre lo acontecido”.
En tanto se admitió que “no es la primera vez que la pedrea surge de hecho, los riesgos están y después todo se consume entre comentarios que no aportan solución de fondo”.
Cierto es también que Salto Nuevo y Ceibal, por ejemplo, se han enfrentado en el mismo Parque Carlos Ambrosoni, pero delimitando áreas y al final del partido, con un vallado policial en calle Treinta y Tres, para evitar cualquier tipo de cruzamiento de hinchas. El pasado sábado, ningún operativo se aplicó y los dirigentes no dejaron de hacer lo que pudieron.
Pero de lo que no quedan dudas tampoco: fue insuficiente. Mientras una interrogante tapizó la noche del Consejo Superior: ¿sin guardia policial, no hay fútbol que se juegue?







Recepción de Avisos Clasificados