¿Luciano Díaz debió ser expulsado?

Primer tiempo del partido de segunda hora en el Parque Ernesto Dickinson, con Universitario y Salto Uruguay jugando. Los decanos con prematura diferencia a partir del gol de Julio Martín Bruno a los 3′ de juego. Hasta que la maniobra se produjo. El pique frontal de George dos Santos, tras una pelota volcada en profundidad. Desde el arco, hacia el área grande, la salida de Luciano Díaz. El golero de Salto Uruguay barrió literalmente con todo: pelota y rival.
Desde Universitario, el reclamo se fue haciendo eco: la roja a Luciano Díaz. En tanto, el árbitro central Walter Araújo, se alistó en la vereda de enfrente: sin expulsión.
Frente a situaciones como estas, definitivamente LA INTERPRETACIÓN ES LA DEL JUEZ. Dos Santos aterrizó abatido. Araújo no vaciló: fue su pronunciamiento. Frente a ese tipo de jugada, siempre la eterna duda: el rechazo primero a la pelota o la infracción a quien llega para resolver. Igualmente habría que entender como cuestión elemental: NO TODA INFRACCIÓN ES PASIBLE DE TARJETA AMARILLA O ROJA. Y si se trata de una situación de gol, si lo es o no lo es, parte siempre del CRITERIO DEL ÁRBITRO.
Una razón de principio de autoridad y punto. Es quien sustenta el poder de decisión. Sin vueltas.