Luis Gustavo Araújo, o el «Nico» a secas: «En el año 82 Peñarol pagaba 40 millones por mi pase; no quise ir»

-A ver cómo fue esa historia.
«Algunos la saben y otros no. El año en que Peñarol de Montevideo fue Campeón de América y del Mundo. Vino al Dickinson y Salto le ganó 4 a 3. Cuando terminó el partido en que fui uno más, crucé con unos amigos a tomarnos alguna en un bar de aquel momento. Eso era habitual, se terminaba el partido y nos juntamos enfrente a compartir lo que había que compartir. Fue entonces en que el presidente de Peñarol, Wáshington Cataldi, tiró sobre la mesa la oferta por mi. Peñarol pagaba 40 millones por mi pase y la verdad es una: no quise ir».
-Vos, tus amigos, el disfruste….y Cataldi.
«Mandó decir que pagaba la vuelta de lo que estábamos consumiendo, pero que al día siguiente me fuese a Montevideo. 40 millones por mí. Yo tenía 19 años. Por el «Pinocho» Alonso, que fue volante de 18 de Julio Campeón del Interior en 1979, el valor era de 25 millones de pesos. Lo que pasa es que «Pinocho» tenía si mal no creo, 25 años. Pero también lo querían a él. Con Walter Galliazzi estaba todo arreglado. Había onda entre Cataldi y Galliazzi. Era un montón de plata lo que ofertaban por nosotros. No se cuanto sería de ahora».
-¿Y por qué no quisiste ir?
«En aquellos momentos había mucha púa, cosas que se decían y bueno…quedó en eso».
-¿Te arrepentís en el tiempo de aquella negativa?
«Y no. Pero ya pasó. Reconozco que andaba bárbaro. Hay algunos que ya me veían jugando en Peñarol. Lo cuento como anécdota. Algunos la saben y otros no. Pero ya pasó y ya fue».
**********
Los vaivenes de cada historia. En el caso de LUIS GUSTAVO ARAÚJO, como para entender aquellos primeros tiempos, ya con la pelota como parte del querer.
Bien de gurí pasó por tres equipos, Guaraní, 19 de Abril y Peñarol, «porque 18 de Julio no tenía Baby Fútbol. A los 14 años sí, vuelvo a «18» y ahí arranco, hasta el título de Campeón del Interior en 1979″.
Cabía definitivamente preguntarse si el «Nico» no es uno de los delanteros con mayor cuota de goles en los últimos 40 años del fútbol salteño.
Pasó por 18 de Julio, Peñarol, Gladiador, Rodó Arsenal, San Eugenio, Sud América, Gremio de la Liga Agraria, Santa Rosa y Cerro. En el 2007 con la albiceleste de la Villa, para que fuese la última camiseta que visitió.
Diez equipos en total. Pero también en la selección, para ser Campeón del Litoral y del Interior en 1979. El «Nico» es parte de una historia singular. Medida en goles.
Primero, desde la condición de puntero izquierdo, hasta que el paso de los años lo fue convirtiendo en centrodelantero.
No deja de ser hombre de fútbol. Es el responsable de todo lo que gire en torno al nuevo escenario de Peñarol en Avenida Apolón, casi la vía. A pocos metros de la Puerta del Trabajo. Ahí está el «Nico». Con su gente. Con EL PUEBLO para compartir una tarde de silencio, «porque desde que se mandó parar, aquí nadie viene. Es una orden de la directiva y yo la cumplo». El «Nico» Araújo, el de 18 de Julio, el de la selección y de tantos.
El que tenía en claro, la fantasía para jugar. ¿Quién se la sacaba cuando la zurda accionaba, en medio de su torrente creador? La historia seguro sabe, de quien se trata.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-