Luis Montero destacado y reconocido jinete salteño

Montó más de 20 años en la Patria Gaucha y aún piensa seguir participando

Las últimas diez de la última, presentan hoy a Luis Bignoli, más conocido como Luis Montero, reconocido jinete y domador salteño, con muchos años de trayectoria y cientos de triunfos en los ruedos de jineteadas tanto en Uruguay como Argentina.
Recientemente, y tal como ilustra la foto, participó en la rueda de basto argentino en la 12ª edición de Valentín Aparcero, donde dio vuelta de honor, siendo uno de los jinetes más ovacionados por el público presente, logrando el 2º premio en dicha categoría.
A sus casi 48 años, piensa continuar participando de este deporte, y profesión que eligió siendo niño, hasta que el físico se lo permita.sara foto aldorso

Cuando lo presentan en las jineteadas lo llaman Luis Bignoli o Luis Montero, ¿cuál es su apellido?
Me llaman Montero por mi padre, pero llevo el apellido de mi madre; Bignoli.

¿Cuándo y dónde nació? ¿Cuántos hijos tiene?
Nací el 26 de abril de 1969, aquí en Salto, pero cuando tenía cuatro años mi padre se fue a trabajar a una estancia en Valentín, muy cerca del local de la Asociación Fomento Rural de Valentín donde se realizan las jineteadas.
Fui a la Escuela en esa localidad y con 13 años, ya me fui a trabajar para la zona de Cerros de Vera en las estancias.
Después mi padre se vino para el pueblo (cuidad) y yo me quedé en campaña, pasaba hasta dos años sin venir a Salto.
Después conocí a mi mujer (Gladys Santana) y me casé con 20 años, ella tenía 16.
Tuvimos ocho hijos, el más mayor; Luis, falleció en 2012. Eran cuatro varones y cuatro mujeres; Luis, Ignacio, Néstor, Roberto, María Elena, María Victoria, María Itatí, y María Luisa.

¿Continúan ellos la tradición de las jineteadas?
Sí, aunque Nacho está más para las carreras, corre en el Hipódromo, y ya estuvo en Maroñas.
N de R: Luis, conocido como “Coto” Montero, se destacó mucho en las jineteadas e incluso fue campeón de la “Criolla del Bicentenario” en el Prado en el año 2011.

¿Cuándo comenzó a participar de las jineteadas?
Desde que iba a la Escuela, nos escondíamos atrás de los cerros a enlazar terneros para jinetear y con 14 años ya empecé a montar en los ruedos.
En esos años no había tantas exigencias, no se necesitaba permisos para montar siendo menor. Recuerdo que tenía tropilla Pepe Dalmao y montaba en el Parque Policial.
Enseguida que me casé había muchas domas, iba a Paysandú y a Artigas, y muchos años viví de la doma, porque todos los fines de semana tenía alguna actividad y tenía suerte.

¿Cuáles son los principales cambios de esos años a este momento?
En esos años no era como ahora, que los premios son motos, u otras cosas, en ese tiempo daban plata (efectivo) y era más lindo porque usted iba, y no tenía que pagar nada, no se cobrara la inscripción como ahora que en la mayoría hay que pagar la monta y para uno que es trabajador, es difícil, a veces tenés para pagar una monta (que como mínimo tiene un costo de mil pesos), y va otro que tiene (más dinero) y monta cuatro o cinco veces, entonces no es tan linda la competencia.
Antes cualquiera lo levantaba en la calle, encontraba tiraje enseguida, entonces todo era ganancia.
Si no montaba acá me iba para Argentina (Colón, Villa Elisa, Federal), tengo muchos conocidos allá. A veces iba un sábado y participaba de las montas nocturnas y el domingo de día iba para otra doma.

¿Es verdad que su señora también participaba de las jineteadas?
Sí, montábamos juntos, en Argentina. Seguido montábamos en cuatro espuelas, y siempre nos iba bien, a veces caíamos.
Enseguida que nos casamos yo agarraba potros para domar y ella me ayudaba a apadrinar.

¿Sabe cuántos trofeos tiene?
No, pero debe haber más de cien, entre otros que se han roto, alguno como uno muy lindo que gané en Palmitas que presté y no me devolvieron, y además ahora ya no dan trofeos, pocos lugares aún lo hacen.

¿Por qué prefiere el basto argentino? ¿Y a qué edad piensa retirarse?
Porque hubo un tiempo que iba muy seguido para Argentina, y ahí se ve mucho esa modalidad. A mi hijo Luis, lo llevaba con 13 años para allá y ahí aprendió.sara aldorso
No se bien hasta cuando voy a seguir montando, el año pasado clasifiqué para ir al Prado, pero después de los 45 años, se puede montar pero bajo su misma responsabilidad, y no quise.
Hasta el 2013 participé y ese año me pasaba de la edad y ya no quise, además son muchos días y uno ya está sentido, se me salen los hombros, hay días que ando muy dolorido.
Pero siempre me están llamando, hace unos días por ejemplo me llamaron de Puerto Yeruá y sigo… por lo menos hasta los 50, además ando bien.

Alguna anécdota
Anécdotas varias, una vez me caí en una doma en la Costanera hace muchos años y me quebré las dos mandíbulas, vino un Policía y me ató un pañuelo (alrededor de la cabeza), eso fue un domingo y el miércoles tenía que montar de nuevo, me até un parche y monté igual.
De cuando íbamos a Argentina, íbamos a alguna doma de noche, y salíamos, después hacíamos dedo para ir a la otra jineteada de día, y dormíamos un poco en la calle.

Ha cumplido con sus objetivos como jinete
Si, cuando era gurí pensaba ir al Prado, y fui muchos años, después en Patria Gaucha subí como 20 años.
Quiero agradecerle a (Marcos) Alonso porque siempre me invita, y a los que siguen haciendo jineteadas así como en Valentín que no cobran la inscripción (se ríe).







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...