Malaquina acusó al gobierno del F.A. de criticar los cortes de rancho pero seguirlos entregando

Eduardo Malaquina busca acceder al gobierno departamental salteño por cuarta vez, por lo que anoche expuso en conferencia de prensa rodeado de sus compañeros de fórmula Richard Boucq y Camilo Cavallo, los aspectos centrales de su programa de gobierno en caso de volver a ser intendente.
OBRAS, PATENTE
ÚNICA Y SEGURIDAD
Comenzó diciendo que la prioridad para el próximo gobierno debe ser la dirección de Obras, pasando a ser de “dedicación absoluta” debido a la situación en la que se encuentra la ciudad y la caminería rural, la que está “en pésimo estado” buscando tener “una caminería aceptable y prolija” para que el productor pueda sacar la producción.
Dejó claro que en su intendencia se opondría a la patente única porque este tema “ha desprestigiado al Congreso de Intendentes”, siendo categórico al afirmar que “en Salto, se terminó la guerra de las patentes”.
Respecto al tema de la seguridad, sostuvo que la intendencia debía colaborar en forma estrecha con el Ministerio del Interior.
AEROPUERTO Y
PRODUCCIÓN
Hizo referencia también a la necesidad de mejorar la pista del aeropuerto de Nueva Hespérides dejando claro que si el gobierno nacional no podía hacerlo, la intendencia debería hacerse cargo de los arreglos necesarios. También hizo referencia a su proyecto de Parque Agroalimentario del que, según dijo, durante estos cinco años quedó “en stand by” (en espera).
VIVIENDAS
EL PUEBLO consultó a Malaquina cuál sería su política de vivienda, quien recordó que “teníamos un plan de vivienda” por el que se sacó “a los inundados a un lugar donde no se inunda, hicimos las viviendas y la gente está bien”.
“El tema de la vivienda –continuó-, es un tema del Ministerio de Vivienda… lo que hemos hecho en nuestro período de gobierno fue dar terrenos, lotes con servicios, a los cuales les dábamos el agua, la luz y el saneamiento, y luego por sorteo con escribano público adjudicábamos los terrenos, ejemplo La Amarilla y el Williams. Hoy está abandonado, no se ha seguido con ese proyecto”, sostuvo el ex intendente colorado.
Malaquina estableció que en estos cinco años la situación habitacional en Salto ha entrado en crisis por la ausencia de participación del gobierno nacional en la política de viviendas, sea por el Ministerio de Vivienda como por la ausencia del Banco Hipotecario. “Por eso es la crisis que hay, por eso la gente está reclamando la vivienda”.
CORTES DE RANCHO
“El municipio –agregó- atenderá aquellos casos de emergencia. Y seguramente en algún momento tendremos que dar algún corte de rancho, porque para mí, lo peor que nos puede pasar es que la gente quede en la calle como hace poco nos enteramos por la prensa que había un matrimonio que estaba durmiendo en un auto. Creo que frente a dormir en un auto es mucho mejor un corte de rancho. Y además, lo digo porque lo vi ayer, este gobierno ha dado cortes de rancho, los ha criticado pero está dando corte de rancho. Entonces, si hay que dar un corte de rancho para alguien que por ejemplo tiene que irse porque le hicieron el desalojo y no tiene lugar a dónde ir a parar, le vamos a dar un corte de rancho. Esta es la política que hemos desarrollado siempre y sobre la cual, se puede criticar, pero no hay nada mejor. Cuando usted tiene una persona que le llega a las 5 de la tarde porque ese día no tiene dónde dormir, yo le voy a preguntar a usted si es intendente, si tiene posibilidad de solucionar con unas chapas no lo hace”, finalizó.