Manchester City campeón de la Premier La City de fiesta

La definición de la Premier League fue apasionante y no apta para cardíacos hinchas de los equipos de Manchester. Llegaba el City como el gran candidato al título, luego de una remontada espectacular en las últimas fechas que incluyó victoria clásica 1-0. Igualados en puntos, el elenco celeste tenía a su favor la diferencia de gol, por lo que un triunfo le alcanzaba para dar la vuelta olímpica y cortar una racha de 44 años sin títulos de Liga.
Durante varios minutos, los jeques árabes que tanto invirtieron en la conformación del plantel, pensaban en fracaso. Eliminados de la Champions y luego de la Europa League, y sin llegar tampoco a las finales de la Carling ni de la FA Cup en esta campaña 2011/12, estuvieron a punto de perder la Premier de manera increíble. El equipo de Roberto Mancini perdía 2-1 como local a los 90′ contra un equipo que se jugaba la permanencia y mordió en cada pelota.
Y Balotelli, cuestionado por sus actitudes extrafutbolísticas y sus repetidas expulsiones, apareció cuando el equipo más lo necesitó. El italiano sirvió de pivot para devolverle a Agüero una pared notable, y el argentino definió sin nervios en un momento donde la pelota pesaba toneladas. Con un derechazo al primer palo sentenció la Premier, dejó sin nada a su rival de ciudad, y desató un festejo inédito en Inglaterra. Los hinchas del City se lanzaron sobre el campo de juego y celebraron tras 44 años de sequía.

La definición de la Premier League fue apasionante y no apta para cardíacos hinchas de los equipos de Manchester. LlegabaDibujo1 el City como el gran candidato al título, luego de una remontada espectacular en las últimas fechas que incluyó victoria clásica 1-0. Igualados en puntos, el elenco celeste tenía a su favor la diferencia de gol, por lo que un triunfo le alcanzaba para dar la vuelta olímpica y cortar una racha de 44 años sin títulos de Liga.

Durante varios minutos, los jeques árabes que tanto invirtieron en la conformación del plantel, pensaban en fracaso. Eliminados de la Champions y luego de la Europa League, y sin llegar tampoco a las finales de la Carling ni de la FA Cup en esta campaña 2011/12, estuvieron a punto de perder la Premier de manera increíble. El equipo de Roberto Mancini perdía 2-1 como local a los 90′ contra un equipo que se jugaba la permanencia y mordió en cada pelota.

Y Balotelli, cuestionado por sus actitudes extrafutbolísticas y sus repetidas expulsiones, apareció cuando el equipo más lo necesitó. El italiano sirvió de pivot para devolverle a Agüero una pared notable, y el argentino definió sin nervios en un momento donde la pelota pesaba toneladas. Con un derechazo al primer palo sentenció la Premier, dejó sin nada a su rival de ciudad, y desató un festejo inédito en Inglaterra. Los hinchas del City se lanzaron sobre el campo de juego y celebraron tras 44 años de sequía.