Maratón y después. El día en que el Esc. Luis Avellanal contempló el sueño de volver: “No miré el reloj; quería disfrutarla y compartirla”

El básquetbol.
El fútbol.
La maratón.
No es menos cierto que el Esc. LUIS ALBERTO AVELLANAL, fue conjugando esas tres pasiones.
Cada una a su tiempo.
Y en cada caso, el poder de la constancia bien entendida y mejor aplicada.
Después de todo, una manera de serle fiel al precepto: no dejar de darlo todo.
Fue jugador.
Es Director Técnico.
En tanto su historial a nivel de maratones, fue acumulando mojones inolvidables.
Aquí, allá y más allá.
Cruzando el Atlántico, para desembarcar los sueños de búsqueda en la vieja Europa.
Unos cuantos meses atrás, las lesiones plantearon la duda: poder volver a no.
Ser uno más o resignarse. Casi sin grises.
Pero entre las ganas manifiestas del “Pato” y el coraje incluído, más el aporte de la ciencia, el retorno posible.
Y entonces volvió.
**********
Fue el pasado 5 de enero. Era la cita.
Y lo fue. La San Fernando en Punta del Este, eje central en el calendario de la Federación Uruguaya de Atletismo.
Con largada en la parada 16 de la Mansa. Recorrido puntual, volviendo por la otra mano hasta parada 9, subiendo por Acuña de Figueroa.
El punto terminal frente a la Intendencia de Maldonado. Representando a la Asociación de Escribanos, el “Pato” fue uno más.
Como tantas veces.
*************
“LO SUFICIENTE COMO PARA HACER EL RECORRIDO”
En EL PUEBLO, el Esc. Luis Avellanal fue pautando lo vivido, con cuestiones emocionales para no eludir.
Después de todo, una manera de volver…
“No miré el reloj, no me importó.
Estaba en otra.
Quería correrla, disfrutarla y compartirla luego de dos años y en verdad gracias al tratamiento, la fisioterapia en el Tendón de Aquiles, no llegué en un 100%, pero si lo suficiente para contemplar el trayecto y cruzar la meta.
A esta altura, con mi edad y luego de la lesión, no es poca cosa”.
La imposición de Cuestas con 30’25”. Zamora en la segunda posición, con un tiempo de 30’47”.
Pero más allá de los resultados, para el Esc. Luis Avellanal, la validez “de la fiesta vivida en Punta del Este y Maldonado, con cuatro salteños en carrera.
Todos ellos corrieron la Maratón de Reyes en Concordia, obvio que más a mano.
El traslado al Este implica sus costos, pernoctar y regresar el domingo, con los precios en Punta del Este medianamente accesibles”.
SIN KENIATAS
Para el “Pato” en definitiva, un tiempo más acumulado en materia de competición.
Una más entre tantas y cada una, suponiendo un sabor distinto o especial.
Esta vez, después de la tregua inevitable.
“Fue una maratón, sin atletas keniatas, tal como era tradicional en ediciones pasadas. Los costos para ellos, no son fáciles de contemplar.
Por eso es que el Director de Deportes de la Intendencia de Maldonado, nos planteaba que respecto a extranjeros, llegarían desde Argentina, Brasil y algún chileno.
Los demás, todos uruguayos.
En lo personal, de aquí en más el tiempo dirá.
Por lo menos volvimos y no es un tema menor en lo personal.
Es lo que pretendía y se dio.
No tengo dudas que ha sido una recompensa buscada.
A veces los hechos se asocian al querer de cada uno”-.
**********
Lo soñó.
Lo quiso.
Y un día, el Escribano volvió….
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo


  • Otras Noticias...