Marazzano replicó a Eguiluz y dijo que su “amenaza” es para que “yo no hable de toda la información que tengo”

Marazzano replicó a Eguiluz y dijo que su “amenaza” es para que “yo no hable de toda la información que tengo”

Sus dichos causaron polémica y motivaron una amenaza de denuncia penal de la diputada colorada Cecilia Eguiluz y una conferencia del director de Turismo de la comuna, Mario Kroeff, para desmentirla. Soledad Marazzano, primera suplente de Ramón Fonticiella a la Intendencia de Salto, dijo a través de la red social twitter, que pese a las dificultades económicas de la comuna, Germán Coutinho y Cecilia Eguiluz habían cobrado “un millón de pesos” como liquidación, tras renunciar a los cargos de intendente y secretaria general respectivamente.

Ante esto la exjerarca comunal y diputada colorada por el departamento de Salto, Cecilia Eguiluz, había dicho a EL PUEBLO que los dichos de Marazzano eran “mentira” y que por lo tanto estaría presentándole una denuncia ante el juzgado penal de turno, inculpándola de un delito de injuria.

Aunque por su lado, Marazzano dijo a EL PUEBLO que aún no ha recibido “notificación alguna” sobre este asunto y que además, no puede hablar mucho del tema porque “sus abogados le aconsejaron que no lo hiciera”.

“Aún no he recibido nada y no me notificaron de nada sobre ese tema, ni sé si fue presentada la denuncia penal, porque lo único que sé, es lo que ella dijo en los medios porque ni siquiera conozco en todo caso (de existir) qué es lo que dice la denuncia”, dijo.

¿FALACIA?

Consultada por este diario acerca de si cuenta con la información y los elementos suficientes como para sustentar lo que expresó sobre el cobro de la liquidación de Coutinho por haber sido Intendente de Salto y Eguiluz por haber sido secretaria general de la Intendencia, donde el monto ascendería a 1 millón de pesos y teniendo en cuenta que la intención de denunciar el caso no era tanto el monto del asunto, sino la oportunidad para cobrarlo, tomando en cuenta la situación actual de la comuna, Marazzano señaló que “de acuerdo a lo que yo he hablado con los abogados, en todo caso si hay una denuncia el caso se dilucidará ante la justicia. Me dijeron que hasta no conocer el tenor de la denuncia y a qué se refiere no está bueno que esté haciendo manifestaciones al respecto”.

Asimismo, la excandidata a diputada por el Frente Líber Seregni de Salto, dijo a este diario que “confía en la justicia uruguaya y si este caso está en esa órbita el hecho me merece todo el respeto del mundo. Si hay algo que se tenga que demostrar lo haremos ante la justicia”, señaló.

Empero reconoció que “estamos en campaña electoral y tomo estas expresiones en ese marco, pero lo que yo digo es que esto es en respuesta o tratando de opacar u ocultar datos que obtuve a través de la ley de acceso a la información pública, donde obtuve muchísima información, y quizás con este tipo de amenazas que son puro bochinche, lo que quieren es amenazarme para que yo no salga a hacer públicas las informaciones que me pasaron, lo que pasa es que las informaciones no son favorables para nada a la gestión de la Intendencia”.

Afirmó por su parte que “quizás lo que quiere es que no le digamos a la población que la Intendencia de Salto se quedó con dinero de los funcionarios, no pagándole a las madres que deberían recibir el dinero por las retenciones judiciales para las pensiones alimenticias, o tampoco pagándole al Banco República el dinero retenido de sus funcionarios para pagar sus créditos, lo puedo tomar por ahí al hecho de la amenaza de Eguiluz”.

us dichos causaron polémica y motivaron una amenaza de denuncia penal de la diputada colorada Cecilia Eguiluz y una conferencia del director de Turismo de la comuna, Mario Kroeff, para desmentirla. Soledad Marazzano, primera suplente de Ramón Fonticiella a la Intendencia de Salto, dijo a través de la red social twitter, que pese a las dificultades económicas de la comuna, Germán Coutinho y Cecilia Eguiluz habían cobrado “un millón de pesos” como liquidación, tras renunciar a los cargos de intendente y secretaria general respectivamente.
Ante esto la exjerarca comunal y diputada colorada por el departamento de Salto, Cecilia Eguiluz, había dicho a EL PUEBLO que los dichos de Marazzano eran “mentira” y que por lo tanto estaría presentándole una denuncia ante el juzgado penal de turno, inculpándola de un delito de injuria.
Aunque por su lado, Marazzano dijo a EL PUEBLO que aún no ha recibido “notificación alguna” sobre este asunto y que además, no puede hablar mucho del tema porque “sus abogados le aconsejaron que no lo hiciera”.
“Aún no he recibido nada y no me notificaron de nada sobre ese tema, ni sé si fue presentada la denuncia penal, porque lo único que sé, es lo que ella dijo en los medios porque ni siquiera conozco en todo caso (de existir) qué es lo que dice la denuncia”, dijo.
¿FALACIA?
Consultada por este diario acerca de si cuenta con la información y los elementos suficientes como para sustentar lo que expresó sobre el cobro de la liquidación de Coutinho por haber sido Intendente de Salto y Eguiluz por haber sido secretaria general de la Intendencia, donde el monto ascendería a 1 millón de pesos y teniendo en cuenta que la intención de denunciar el caso no era tanto el monto del asunto, sino la oportunidad para cobrarlo, tomando en cuenta la situación actual de la comuna, Marazzano señaló que “de acuerdo a lo que yo he hablado con los abogados, en todo caso si hay una denuncia el caso se dilucidará ante la justicia. Me dijeron que hasta no conocer el tenor de la denuncia y a qué se refiere no está bueno que esté haciendo manifestaciones al respecto”.
Asimismo, la excandidata a diputada por el Frente Líber Seregni de Salto, dijo a este diario que “confía en la justicia uruguaya y si este caso está en esa órbita el hecho me merece todo el respeto del mundo. Si hay algo que se tenga que demostrar lo haremos ante la justicia”, señaló.
Empero reconoció que “estamos en campaña electoral y tomo estas expresiones en ese marco, pero lo que yo digo es que esto es en respuesta o tratando de opacar u ocultar datos que obtuve a través de la ley de acceso a la información pública, donde obtuve muchísima información, y quizás con este tipo de amenazas que son puro bochinche, lo que quieren es amenazarme para que yo no salga a hacer públicas las informaciones que me pasaron, lo que pasa es que las informaciones no son favorables para nada a la gestión de la Intendencia”.
Afirmó por su parte que “quizás lo que quiere es que no le digamos a la población que la Intendencia de Salto se quedó con dinero de los funcionarios, no pagándole a las madres que deberían recibir el dinero por las retenciones judiciales para las pensiones alimenticias, o tampoco pagándole al Banco República el dinero retenido de sus funcionarios para pagar sus créditos, lo puedo tomar por ahí al hecho de la amenaza de Eguiluz”.
n