Mario Benedetti, el incansable buscador de caminos de expresión

Se cumplió ayer, 14 de setiembre, un año más del nacimiento de uno de los autores predilectos de la literatura uruguaya, una de esas personalidades que “ponen al país en el mundo” como se dice habitualmente, es decir, que pasean por el mundo el nombre de Uruguay a través de sus páginas.Mario BenedettiMario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia nació en Paso de los Toros –departamento de Tacuarembó- el 14 de setiembre de 1920 y falleció en Montevideo el 17 de mayo de 2009. Integrante de la Generación del 45, a la que pertenecen también Idea Vilariño, Ángel Rama, Juan Carlos Onetti, entre otros intelectuales de primerísima línea, Benedetti es autor de una muy abundante producción literaria, que incluye un número cercano a los 100 libros, algunos de los cuales fueron traducidos a más de 20 lenguas.
Entre ellos, hay desde poemarios, cancioneros, libros de cuentos, novelas, obras para teatro, ensayos, hasta experimentos más arriesgados para cualquier creador como una novela en versos (“El cumpleaños de Juan Ángel”).
En esa permanente búsqueda de diferentes caminos de expresión reside, a nuestro entender, uno de los méritos mayores de Mario Benedetti, quien dedicó a la literatura, el periodismo y la docencia la mayor parte de sus días.