Marzo, el mes más violento

Marzo, el mes más violento

Una ola de homicidios y femicidios en la región sacude a la población que solo quiere vivir en paz y con seguridad.

La ciudad de Salto, recibió el azote de la criminalidad el pasado mes de marzo, registrando cuatro homicidios ese mes, el doble de los sucedidos el año pasado.
Cifra a la que se suma el homicidio de un hombre en barrio Malvasio a quien se encontró sin vida el 1º de abril y un hecho de violencia de género que desencadenó dos muertes en la localidad de Quebracho (Paysandú), que si bien no ocurrió en nuestro departamento tuvo importantes connotaciones en la zona por su proximidad geográfica.
Hablamos de la muerte de Nelly Goyeneche y el policía Juan Oviedo el pasado 28 de marzo en Quebracho.
En Salto, se registró el femicidio y homicidio ocurrido cuando se conmemoraba el día internacional de la mujer (8 de marzo), oportunidad en que fallecieron Olga Costa y el Cabo Fernando Farinha. El homicidio de Andrés Duarte, ocurrido el 27 de marzo en manos de un delincuente que intentó rapiñar un comercio en barrio Ceibal.
El fallecimiento de un joven de 16 años de un disparo en la cabeza ocurrido el 23 de marzo en Patulé y Oficial Primero y la muerte de Álvaro Forti a quien se encontró con un abundante sangrado producto de una herida de arma blanca el 1º de abril.
Esta ola de violencia y muertes, enlutó a varias familias salteñas, provocó la desazón de todo un barrio, amigos y conocidos de las víctimas y dejó a toda la sociedad conmovida ante una serie de hechos que descolocan.
En el presente informe, EL PUEBLO, comparte la información de los últimos hechos más violentos ocurridos en el departamento que provocaron la movilización de la población a través de marchas populares que exigen justicia y poder vivir en paz y con seguridad.

Gustavo San Andrea, integrante de la organización de la marcha por la Justicia
“La gente está dando una señal”

EL PUEBLO dialogó con uno de los organizadores de las marchas que se han realizado en nuestra ciudad, Gustavo San Andrea, quien manifestó que lo que se pide es Justicia, Paz y Seguridad, ante los hechos de violencia registrados en los últimos tiempos, que se han cobrado, solamente en el Departamento de Salto, en el mes de marzo, cuatro vidas. Expresó también que, lo que la gente desea es dar una señal para que se entienda que se siente desprotegida e insegura.
MARCHA
“Estamos convocando a toda la ciudadanía para que se salga a manifestar en contra de los casos de inseguridad que hemos tenido en estos últimos tiempos”, sostuvo antes que nada San Andrea.Consultado sobre cuál es el mensaje específico que se desea dar, el entrevistado sostuvo que: “debemos decir basta; basta de tantas muertes, basta de tantos robos, basta de no poder andar en la calle libremente y caminar tranquilos”. “Estamos inseguros; queremos que se nos cuide y se nos proteja”, continuó.
Comparando la primera marcha en la que se contó con una masiva concentración, donde participaron muchísimas personas: comerciantes, profesionales, padres, hijos y por supuesto, familiares de víctimas de la inseguridad; lo cual fue considerado como “un apoyo importante”; San Andrea manifestó que “más allá de que hoy por las inclemencias del tiempo, muchos no se acercaron; se fueron sumando a medida que se marchaba, por lo que sabemos que durante este tiempo el respaldo ha ido en aumento”.
UNA SEÑAL
“Como sociedad sentimos que algo está pasando en el Uruguay; un país donde no se es de salir a las calles a manifestarse, porque no solamente en Salto se está produciendo este tipo de acciones”, enfatizó uno de los organizadores de la segunda marcha en contra de la inseguridad y por justicia, que tuvo lugar el pasado viernes. San Andrea culminó haciendo hincapié en que lo que está sucediendo “es una señal”; “una señal que muestra que, la gente común, el pueblo, si se está manifestando, por algo es”. Y ese algo es, que la gente se está sintiendo “desprotegida, insegura”. “Buscamos que se nos escuche y se tomen las medidas necesarias para revertir la situación”.

La sociedad salteña dijo basta y volvió a marchar en reclamo de seguridad

Sobre las 19:30 horas de este viernes una nueva movilización de vecinos en reclamo de seguridad, se llevó a cabo por calle Uruguay partiendo desde Plaza Artigas hasta Uruguay al 500.
Varias personas, entre familiares de víctimas, otros que han sido víctima de robos o rapiñas, representantes de diferentes instituciones se hicieron presentes y acompañaron pacíficamente la marcha que al comienzo era de una cuadra, pero a la que luego se fueron sumando varias personas.
Encabezaba la marcha una niña con el pabellón uruguayo, seguida por una pancarta pidiendo justicia por Andrés, el joven que falleció como consecuencia de un disparo efectuado por un delincuente que pretendía robar en el comercio de la madre del infortunado joven en Barrio Ceibal.
Según se nos indicó, participaron también familiares de otro joven que fue ultimado de dos puñaladas el domingo pasado en Barrio Malvasio por un hombre que no tenía antecedentes penales y que recibió una condena de cuatro años y seis meses de penitenciaría.
SALTO EN MARCHA
La convocatoria de este viernes surgió a partir de la idea de un comerciante; Gustavo San Andrea, y se fueron sumando otros vecinos –alrededor de veinte- y denominaron al movimiento ‘’Salto en Marcha».
SHIRLEY DOMÍNGUEZ: EL PUEBLO ESTÁ DICIENDO BASTA
Shirley Domínguez, una de las organizadoras, comentó que ‘’el pueblo tiene que estar todo presente porque si no somos parte de la solución, somos parte del problema, queremos que estén todos sin banderas políticas, sin distinción de clases». Dijo que el pueblo está cansado, está diciendo basta, ‘’queremos soluciones a mediano y largo plazo porque Salto estaba acostumbrado a vivir de una manera y ahora la inseguridad es algo insostenible». Domínguez resaltó que está naturalizando el delito; ‘’al principio teníamos algunos arrebatos, hurtos, después pasamos a rapiñas, y ahora a homicidios y eso ya no lo vamos a permitir más, queremos una convivencia pacífica, queremos que se nos oiga, que el pueblo salga a mostrar que está cansado y queremos soluciones ya».
PROCLAMA POR LA PAZ
En la intersección de Uruguay y Sarandí, la marcha se detuvo, allí, los integrantes de Salto en Marcha –Luciano Campos y Shirley Domínguez- solicitaron a los presentes que se sentaran y leyeron una proclama reiterando que la movilización es sin banderas políticas y agradecieron ‘’a todos por unirse por la paz y la buena convivencia». ‘’Queremos que nuestros padres, hijos, abuelos, amigos, vayan a cobrar su jubilación, o de compras o de paseo y vuelvan a su casa sin sorpresas tristes de que han entrado a su casa o que vengan explicando que le han robado en la calle. Marcha1
Queremos que Salto sea un destino turístico de paz, de armonía y sea visto de afuera como un destino atractivo y seguro (…).
Juntos tenemos que decir basta ya de vivir detrás de rejas, candados, alarmas y cámaras; nuestros hogares deben ser respetados y como reza nuestra Constitución; sagrado e inviolable.
Basta ya que se nos pida que perdamos nuestra libertad, nuestro derecho a elegir cómo vestir o andar por las calles para no ser objetos de tentación para los delincuentes. Basta ya de tanta violencia, abusos, presiones, de tanta delincuencia, de tantas muertes y de mano blanda en el momento de aplicar las penas a aquellos que infringen la ley. Basta de exponer a nuestra Policía en las calles sin garantías y sin herramientas para defenderse y defendernos.
Tenemos que apelar a las autoridades que pueden dar un vuelco a esta realidad; que como nosotros, se pongan en marcha». Con cerrados aplausos en señal de apoyo, esos fueron algunos de los puntos planteados por el movimiento.
SENSIBILIDAD
Entre los vecinos se palpa mucha sensibilidad, no sólo por los hechos recientes donde se perdieron vidas, sino porque se sienten expuestos a vivir en cualquier momento un episodio de violencia.
Luego de entonar enérgicamente las estrofas del Himno Nacional, al grito de Uruguay, Uruguay, los participantes se fueron dispersando y otros prosiguieron hasta la mitad de cuadra de calle Uruguay al 500 donde se ubicaron frente a un edificio y pidieron justicia, entre aplausos.
La madre del joven Andrés Duarte, fue saludada por varios vecinos y prefirió no hacer declaraciones, sí hizo extensivo su agradecimiento a quienes la acompañaron.

Psicóloga Miriam Mello Ganio“Es imprescindible realizar un llamado a la reflexión acerca del valor de la vida como un bien supremo”

La Psicóloga Miriam Mello Ganio hizo un análisis sobre el tema desde el punto de vista psicológico sobre el impacto de los hechos criminales en la sociedad.
“En los últimos días nuestra sociedad está viviendo hechos de extrema violencia, dejando en evidencia la ausencia de valoración de la vida como un don supremo.
Se intentan analizar algunos factores que podrían estar presentes en las situaciones que se conocen a través de los medios, con la finalidad de comprender y dar sentido a lo trágico y siniestro.
Creo que es una comprensión incompleta de la dimensión de la sombra de las tragedias que enlutan a nuestra sociedad” – reveló.
Existen estudios científicos comparativos de diferentes conductas delictivas, realizados por investigadores. Se toman los estudios de Millon (2001), que expresan que según las características cómo las personas afrontan las distintas circunstancias de su vida y la flexibilidad con la que son capaces de adaptarse a ellas, pautan estilos de comportamientos que harán posibles soluciones saludables de los dilemas que deban superar, con respuestas adaptativas y creativas las cuales se acercarían a lograr aprendizajes de las experiencias vividas y crecimiento emocional.
Sin embargo, habría otras personas que presentan menor flexibilidad para afrontar situaciones cotidianas, con distorsiones en la comprensión de la realidad social, cuyos pensamientos y comportamientos se vuelven círculos viciosos donde los factores estresores aumentan los riesgos para cometer actos violentos.
Asimismo, habría personas con patrones habituales de comportamiento considerados más flexibles y de mayor normalidad a las que serían impredecibles las circunstancias que las harían reaccionar de manera agresiva y violenta.
Se destaca el valor del ser humano sea varón,mujer o de cualquier condición sexual.
Otros factores que se deberían considerar son las drogodependencias, los trastornos de la personalidad y los sistemas de creencias.
Se destaca que los asesinatos a personas desconocidas, serían realizados por personas con tendencias antisociales, para comprender cómo se generan estas tendencias es importante considerar la biografía de los autores, su nivel educativo y su entorno. En quienes se suelen encontrar conflictos con la autoridad, conflictos familiares, antecedentes de crueldad con animales, dificultad para expresar las emociones y alteraciones cognitivas.
Consideramos al ser humano como un ser multidimensional: bio-psico-socio-cultural y espiritual, cuya personalidad se conforma en la interacción de lo individual y lo socio cultural-
Es en este aspecto, que las expresiones de violencia de género que se viven, demuestran que el sistema de creencias patriarcal aún habita en nuestra sociedad expresado en pensamientos y comportamientos crueles, deshumanizados y disociados del afecto natural.
El impacto que estos hechos han tenido a nivel colectivo; se percibe como respuestas diferentes según se trate de tragedias relacionadas a comportamientos antisociales; asesinatos por robos: respuestas de enojo, repudio, impotencia, sentimientos de desamparo, profunda tristeza, desesperanza, descreimiento en las instituciones e indignación. Algunos grupos han encontrado la fuerza para buscar lazos de unión y canalizar el dolor a través de movimientos por la paz.
Sin embargo, en un hecho de sangre que involucra fenómenos de violencia de género, se han visto diversidad de comentarios. Por un lado estarían las personas que condenan los hechos ocurridos; pero también circulan comunicaciones que estarían minimizando los hechos y culpabilizando a sobrevivientes de la tragedia o a las víctimas, en especial a las mujeres.
Llegado a este punto de análisis, es imprescindible realizar un llamado a la reflexión acerca del valor de la vida como un bien supremo, el respeto a todas sus formas de expresión, la tolerancia, el valor de la palabra como vehículo de comunicación y su uso responsable porque aquello que expresamos, y lo que callamos siempre tiene consecuencias que escapan a nuestro control. Además destaco el valor del ser humano sea varón o mujer, y la complementariedad entre ambos como camino que hace posible la continuidad de la existencia. Somos seres sociales y siempre nos necesitamos unos a otros; en relaciones de reciprocidad que nos ayuden a sostener la vida, crecer, disfrutar y compartir los buenos y malos momentos.
Teniendo la certeza de que es posible construir una sociedad mejor, en memoria de las personas que hemos perdido, transformando el dolor y la resignación en nuevos compromisos y anhelos compartidos, con amor, bondad y compasión. Psicóloga Miriam Mello Ganio.

Juan Romero comparte su lectura acerca del impacto social de los hechos criminales“En términos de estadística la cantidad de hechos están dentro del comportamiento esperado”

“En la divulgación de los hechos de homicidios no existe evidencia que incida y sí lo hace que sea determinante en la ocurrencia de un hecho social como el homicidio.
Se puede comprender la tragedia de perder un ser querido de forma violenta, pero no me atrevería a decir que se vive una ola de homicidios en la región y/o en Salto, a modo de ejemplo homicidios concretados en Salto en 2014= 3 y en 2017 = 2, si observa durante el período mencionado el promedio no supera el 1 mensual.
Con ello quiero decir, que para una persona un homicidio de un ser querido es lo peor, más dramático y trágico que le pueda ocurrir para una sociedad en la medida que ocurran dentro los parámetros estadísticos analizados, es un hecho normal.
Se que es fuerte decirlo así, pero normal en términos estadísticos implica un comportamiento esperado, y es lo que se observa de acuerdo a datos oficiales entre 2014 y 2017 en Salto” – señaló el Doctor en Sociología Juan Romero al ser consultado por EL PUEBLO.
-¿Qué impacto tienen estos hechos a nivel de la sociedad?
“Desde mi punto de vista tiene dos respuestas: 1- habría que realizar una medición para conocerlo mejor, no conozco evidencia en tal sentido; 2- lo que la experiencia de estudios similares indican que presenta fuerte difusión en las primeras 48 a 72 hrs y luego se normaliza el estado de opinión pública, si son hechos extraordinarios (en Salto ingresa una persona a un centro liceal y mata 15 estudiantes) genera conmoción en la primera semana (ver lo ocurrido en Estados Unidos) y luego se normaliza y si estos hechos comienzan a ocurrir con mayor frecuencia deja de ser extraordinario y se pasa de conmoción a sorpresa y naturalización”.
- “En las redes sociales circularon unos datos comparativos con actos criminales suscitados en otros países y de acuerdo a los datos estadísticos en proporción los datos de nuestra región eran alarmantes. – ¿Qué lectura hace usted de ello?
-“En las redes (a)sociales circula mucha información pero quién se hace responsable del dato?, qué formación tiene?, en fin, en las redes se ha descubierto la cura del cáncer hace rato pero todavía no hay evidencia científica sobre ello.
Mi lectura, que es una conmoción para la sociedad local de Quebracho, para Salto no deja de ser una tragedia familiar…a fin de año se evaluará si los homicidios ocurridos en 2018 se encuentran dentro de los esperados o no”.
-Existen documentos de los estudios realizados en años anteriores como para ser publicados?
– “No; lo que he observado son las estadísticas oficiales del Observatorio de Violencia y criminalidad del Ministerio del Interior y datos que elaboramos desde nuestra cátedra durante 2014 y 2013, en dónde se consulta sobre algunos aspectos de la violencia, como ser hurtos, frecuencia de ocurrencia y lugar.
Entre los datos que elaboramos en los años citados y los datos oficiales la compatibilidad del dato era importante, ejemplo para 2014 los datos oficiales daban cuenta de 3678 hurtos y para nosotros era de 3800 (redondeando).
OBSERVATORIO NACIONAL SOBRE VIOLENCIA Y CRIMINALIDAD
Se creó con la finalidad de brindar datos confiables y reales, elaborados mediante una metodología rigurosa para el tratamiento de los principales indicadores sobre la evolución de la criminalidad y la gestión policial en nuestro país.
Su lanzamiento se realizó en agosto de 2005, y la información se actualiza trimestralmente.
Además de su función estadística, el Observatorio se asume como un proyecto en movimiento para promover la modernización de los sistemas de información, la revisión y ampliación de las problemáticas a diagnosticar y la producción de conocimiento y análisis sobre los asuntos de la violencia, la criminalidad y la inseguridad en el Uruguay.
El Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad persigue los siguientes objetivos:
– Centralizar, procesar y analizar la información estadística sobre violencia y criminalidad que produce el Ministerio del Interior.
– Aplicar criterios espaciales y temporales estandarizados para la medición confiable de distintos fenómenos.
– Actualizar trimestralmente los datos para mantener informada a la población acerca de la evolución de los principales indicadores en materia de violencia y criminalidad.
– Profundizar el trabajo sectorial dentro del Sistema Estadístico Nacional para el intercambio de información que estimule la producción de conocimiento original en las ciencias sociales.
– Estimular, a través de la difusión pública, la integración de los distintos esfuerzos en materia de estudios y análisis sobre la evolución y los perfiles de la violencia y la criminalidad en el Uruguay.
Por homicidio se entiende la muerte infligida a una persona en forma intencional e ilegal, por otra u otras.
Se excluyen, pues, las muertes causadas por negligencia, suicidio o accidente, así como los decesos que son fruto de actos de funcionarios policiales en cumplimiento de la ley o de acciones realizadas por civiles en legítima defensa.
La definición anterior es consistente con la que emplean la mayoría de los organismos internacionales (por ejemplo la Oficina de Naciones Unidas para el Crimen y las Drogas), y de los cuerpos de Policía del mundo.
Por tal motivo, su empleo facilita la realización de comparaciones internacionales que revisten considerable importancia tanto para fines prácticos como de investigación científica.

Muertes en manos de la delincuencia
Hurtos cada vez más violentos terminan con homicidios que inundan de dolor a una familia y dejan en vilo a la sociedad.

Una delincuencia cada vez más violenta viene haciéndose presente en nuestro departamento, con rapiñas que terminan con la vida de una persona dejando destrozada a toda una familia y en vilo a la sociedad.
Un hecho con estas características ocurrió al caer la tarde el pasado 27 de marzo, cuando un joven de tan solo 22 años falleció tras recibir un disparo de arma de fuego al intentar impedir un atraco en el comercio de su familia en barrio Ceibal.
Andrés Duarte, fue asesinado por un rapiñero cuando estaba en la ferretería de sus padres, el homicida, le dio dos balazos a sangre fría cuando el joven salió tras el malviviente para repeler la situación. El asesino pudo ser detenido en el lugar por los clientes que se encontraban en el comercio, quienes lo retuvieron hasta que llegó la Policía, mientras Andrés fallecía unos minutos después.
LOS HECHOS
Faltaban dos minutos para las seis y media de la tarde del miércoles 27 de marzo, cuando en la Ferretería ubicada en la esquina de Beltrán y Cuareim, un sujeto armado y con el casco puesto ingresó al lugar. Tenía un arma en la mano y amenazó a quien atendía el comercio y a los clientes que se encontraban en su interior. Tras un cruce de palabras y las exigencias de la entrega del dinero, el sujeto se dio vuelta para retirarse, su cómplice lo esperaba afuera en una moto. Pero fue allí cuando Andrés en un acto de coraje y valentía decidió ir sobre el delincuente y en pleno forcejeo, ya en la calle, recibe dos disparos del rapiñero y cae en el lugar gravemente herido para fallecer más tarde. Los clientes que estaban allí se abalanzaron sobre el delincuente y lograron reducirlo, golpeándolo y quitándole el arma de fuego, calibre 32. Mientras tanto, llamaron al servicio de emergencias y a la Policía, quienes llegaron casi de inmediato.
La Policía comenzó a trabajar en la zona y ordenó un intenso despliegue hacia la zona sur de la ciudad, hacia donde había fugado el otro delincuente en moto.
Según pudo saber EL PUEBLO, el delincuente detenido tiene 32 años de edad, es de Montevideo y cuenta en su haber con al menos ocho antecedentes penales. Fue plenamente identificado como el autor de los disparos, ya que fue apresado por los mismos clientes que se encontraban en el local al momento de ser rapiñados, aunque el individuo no logró llevarse absolutamente nada. El hecho, ocurrido en la esquina de Beltrán y Cuareim, en pleno corazón del Ceibal, uno de los barrios más populosos de la ciudad, sufrió el embate de la delincuencia y acompañó a la familia en un momento tan difícil, participando de una movilización que se realizó en reclamo de justicia por la principal arteria de nuestra ciudad. Fue una marcha multitudinaria, participó gente de todos los rincones de Salto y el pedido de vivir en paz, con seguridad y justicia, se hizo oír.
120 DÍAS DE PRISIÓN COMO MEDIDA CAUTELAR
El matador de Andrés Duarte, de 32 años de edad y con 8 antecedentes penales pudo ser capturado en el lugar y fue golpeado por quienes lo detuvieron, lo que derivó que permaneciera en el Hospital local al menos 24 horas, antes de ser remitido ante la justicia penal. En la mañana del viernes 30 de marzo, en plena semana de turismo, un fuerte operativo de seguridad hizo cerrar calle Artigas, entre 18 de Julio y Rincón, para remitir al malhechor ante el juez penal de turno. Luego de realizar las actuaciones de rigor, la Justicia dispuso 120 días de prisión preventiva al homicida, de iniciales C.M.D.P. como presunto autor de un delito de homicidio muy especialmente agravado. La pena de prisión preventiva es una medida cautelar mientras se preparan los elementos para el juicio penal, donde se le imputa de cometer un delito que ostenta entre 15 y 30 años de penitenciaría.
Pero en ese tiempo debe actuar la fiscalía, con el fin de que el individuo al que se le imputa la rapiña y la muerte de su víctima, no quede en libertad.
UNA MARCHA
El pasado jueves se concretó una marcha por el centro de la ciudad, donde un importante número de personas participaron reclamando mayor seguridad y que las autoridades pongan atención en este tipo de casos.
La movilización surgió en forma espontánea a través de las redes sociales, como reacción a estos hechos de violencia que cobraron mayor crudeza el miércoles y que generaron bronca e indignación entre la población. Marcha
Tras reunirse en Plaza Artigas y luego a caminar por el centro de la ciudad hasta Jefatura de Policía, los participantes de la marcha dejaron algunos carteles exigiendo a las autoridades mano dura con la delincuencia.
El asesino fue llevado ayer ante la Policía Científica para ser fichado por las autoridades y una vez esto, fue trasladado a una unidad penitenciaria, que en principio sería la de Salto, aunque no descartaban trasladarlo al sur del país. Por otra parte, la Policía intensifica una estrategia operativa con el fin de dar con el cómplice del criminal, que logró huir en una moto, mientras lo aguardaba afuera del comercio y que no pudo ser detenido por las personas que lo siguieron.
Aunque la Policía lo tiene plenamente identificado.

Muertes por violencia de género
Por no superar la ruptura de una relación se llevó la vida de su expareja y la de un policía en cumplimiento de su deber.

La violencia de género o doméstica se llevó el pasado mes de marzo la muerte de dos personas totalmente ajenas al círculo familiar donde se desencadenaron los hechos. Se trata del femicidio y el homicidio ocurrido el pasado 8 de marzo en nuestra ciudad y el hecho ocurrido en la localidad de Quebracho (Paysandú), donde fallecieron además dos policías (uno en cada caso) en el cumplimiento de sus funciones.
En Uruguay se realiza una denuncia por violencia de género cada 14 minutos y muchas mujeres terminan siendo ultimadas por sus ex parejas e incluso en algunos casos hasta se llega a dar muerte a los hijos de la pareja y por lo general el homicida se termina suicidando.
Hasta el momento se veían estas situaciones como algo generado en el círculo familiar y con connotaciones que no superaban ese entorno, pero en el día internacional de la mujer, un hecho de violencia doméstica enlutó a dos familias en Salto, que tuvieron como común denominador la conducta violenta de una persona que no pudo superar la ruptura de una relación.
FEMICIDIO, HOMICIDIO Y TENTATIVA DE HOMICIDIO
En oportunidad de celebrarse el día internacional de la mujer, un nuevo femicidio se produjo en la ciudad de Salto, se trató de la muerte de Olga Costa, en manos de su expareja, mientras estaba bajo la custodia policial. En el lugar, encontró la muerte también uno de los policías que la custodiaba, el Cabo Fernando Farinha, mientras cumplía sus funciones, siendo ultimado por la expareja de la víctima.
La mujer, había mantendio una relación afectiva y de convivencia con el homicida durante casi 2 años y medio, donde vivían con sus tres hijos. La relación se fue transformando en conflictiva y pasó de las agresiones verbales y destratos a las amenazas de muertes cada vez que la víctima planteaba la separación o su intención de denunciar el calvario en que vivía.
Tres semanas antes de que se desencadenara el femicidio, Olga pudo dar por terminada la relación y luego de que el hombre se fue de la casa para vivir con su madre, pensó que todo había terminado y empezaría una nueva vida para ella y sus hijos.
Sin embargo, el día antes de su muerte, recibió una llamada de su expareja amenazándola de muerte sea como sea y en el lugar que sea. La forma en que se expresó y la convicción de sus palabras motivó a la mujer a efectuar la denuncia en la UVDG (Unidad de Violencia Doméstica y Género) de la Jefatura de Policía de Salto, porque sabía que su expareja tenía varias armas de fuego en su poder. Tras la instancia en el lugar y otros sucesos que se dieron en esas horas, la Juez de Familia dispuso custodia policial para la víctima hasta que el sujeto fuera encontrado y detenido por la policía. INFORME - Femicidio y homicidio a policía
De esta forma, la mujer se retiró de la UVDG con dos agentes policiales como custodias hacia su domicilio, donde se encontraban sus hijos. Al día siguiente, a las cuatro de la madrugada, se produjo un relevo de los funcionarios policiales de turno y dos horas después llegó el homicida. Fue entonces, cuando los policías sintieron un ruido en el portón que se encuentra al frente de la vivienda que carecía de candado y cuando uno de ellos se dirigió hacia el pasillo lateral de la finca, pasó por al lado de una camioneta color rojo que se encontraba estacionada, sintió un ruido en la parte trasera de la casa, y le gritó al otro policía -¡va por el fondo!- y volvió hacia atrás para ingresar por la puerta del frente. En ese ínterin, escuchó al menos dos disparos en el interior de la casa y cuando entró se topó con la dantesca escena, su compañero yacía en el piso del living, boca abajo, aparentemente ya muerto. En el dormitorio pudo ver al homicida quien ante la voz de alto suplicó -¡no me tires, me entrego, no tengo más balas!”-. Pero eso era mentira, el sujeto le tira al policía con un pistolón marca DAKTARI, calibre 14, 32 GA. A ésto, el policía responde con su arma efectuando varios disparos y tras herirlo en la pierna logra detener al sujeto y esposarlo. En el dormitorio, yacía el cuerpo de la mujer, tendida en el piso boca arriba al lado de la cama con una herida en la cabeza.
La conmoción fue tal, que ni el policía, ni los hijos de la mujer que estaban en la casa eran capaces de pronunciar palabra alguna para pedir auxilio, hasta que una vecina efectuó la llamada al 911.
150 DÍAS DE PRISIÓN PREVENTIVA
En la mañana del domingo 11 de marzo, tras un fuerte operativo de seguridad, la Fiscal Letrada Departamental de Salto de 1º Turno, Eugenia Rodríguez, solicitó la formalización de un hombre por tres delitos de homicidio especialmente agravado. El primero de ellos agravado por el femicidio de su ex pareja y los otros dos por haberse cometido contra funcionarios policiales, uno de ellos consumado y el otro en grado de tentativa.
Finalmente la jueza hizo lugar a la solicitud por 150 días de prisión preventiva respecto de CMG, mientras se reúne toda la evidencia necesaria de cara al juicio oral.

Se desconoce exactamente el móvil de dos hechos de extrema violencia
Homicidios en barrio Malvasio y Ceibal Sur

Dos de los hechos de violencia más impactantes ocurridos recientemente en nuestra ciudad, tienen como protagonistas a un adolescente de 16 años que recibió un disparo en la cabeza en barrio Ceibal Sur, que le produjo la muerte luego de estar varios días en el CTI del Hospital; y de un hombre de 35 años apuñalado en barrio Malvasio, cuya muerte se produjo instantáneamente a raíz de las profundas heridas y abundante sangrado. Lo que dichos sucesos tendrían en común es que se desconoce exactamente el móvil de dichos hechos de extrema violencia.
BARRIO MALVASIO
El pasado domingo 1 de abril, barrio Malvasio se vio sacudido ante el homicidio de Alvaro Forti, un hombre de 35 años de edad, que vivía en la zona, quien fue ultimado de dos puñaladas, aparentemente para hurtarle una supuesta suma de dinero que portaría.
Efectivos policiales lograron detener a poco tiempo de hallado el cadáver, a un masculino mayor de edad que estaría implicado en el hecho, quien fue posteriormente condenado por el delito de homicidio a la pena de cuatro años y seis meses de penitenciaría de cumplimiento efectivo.
MUERTE INSTANTÁNEA
El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 1º de abril, en barrio Malvasio. Personal policial concurrió hasta calle José Pedro Varela al 2600, casi Lucas Vaffre, donde fue encontrado sin vida Alvaro Forti, de 35 años de edad, producto de las heridas originadas por arma blanca, quien vivía en calle Forteza, en dicho barrio, siendo hijo del propietario de un comercio de la zona. “Una vez en el lugar, los funcionarios policiales constataron que en el garage de una vivienda, se encontraba un hombre que estaba sentado en el piso, recostado a una reja y que presentaba un abundante sangrado. La Policía afirmó que, el individuo no presentaba signos vitales, por lo que se solicitó la presencia de una emergencia móvil, concurriendo hasta allí una unidad de la empresa EMI, cuyo médico de guardia confirmó el fallecimiento del herido, diagnosticándole: “heridas en hemitórax región precordial izquierda por arma blanca”.“A la escena del crimen concurrieron el Fiscal de Turno, el Médico Forense, personal de la Policía Científica -todos los que realizaron el relevamiento correspondiente-, el Sub Jefe de Policía y los Jefes de Zona de la Policía, que también se hicieron cargo del procedimiento.
“La Policía pudo localizar a testigos del hecho, los que fueron indagados por disposición del Juez de Turno: “que se indague a todos los testigos, traslado del cuerpo hasta la morgue bajo custodia, y de surgir otra novedad volver a enterar”. Investiga Dirección de Investigaciones.

CAUSAS
Horas después de hallado el cuerpo sin vida de Álvaro Forti, fuentes policiales confirmaron a EL PUEBLO que, una persona que podría ser el posible autor del homicidio, se encontraba detenido, y que habría sido indagada por la Policía, antes de ser puesto a disposición de la fiscalía para la investigación del caso.
Si bien prima facie se manejó que el móvil de la agresión que culminó con la muerte de Forti, podría ser el hurto – se sostuvo por medio de fuentes oficiales que el fallecido circulaba con una suma de dinero aproximada a los 35 mil pesos.

CONDENA
La justicia condenó a un masculino mayor de edad, como responsable del homicidio, a cuatro años y seis meses de penitenciaría, obligándolo a pagar de su bolsillo, los gastos que ocasione en prisión de acuerdo a lo estipulado en el nuevo Código de Proceso Penal.
“El juez actuante dispuso: “condenar a la persona de iniciales V.H.N.A. como autor penalmente responsable de un delito de homicidio, a sufrir la pena de cuatro años y seis meses de penitenciaría de cumplimiento efectivo con descuento del tiempo de detención cumplido y de su cargo los gastos carcelarios previstos en el artículo 105 literal E”.

HOMICIDIO EN BARRIO CEIBAL SUR
En horas de la noche del pasado viernes 30 de marzo, un adolescente de 16 años de edad fue herido de bala en la cabeza, en Avenida Patulé y Oficial Primero en barrio Ceibal Sur, siendo ingresado en estado grave al CTI del Hospital Regional Salto, falleciendo a las 18:15 horas del lunes 2 del corriente.
La Policía detuvo al presunto autor del hecho, y la Justicia dispuso su prisión preventiva por un lapso de 90 días, por la presunta comisión de un delito de homicidio en grado de tentativa y un delito de tráfico de arma en su modalidad tenencia.

HECHO
El mismo se produjo en la noche del viernes 30 de marzo, cuando dos masculinos, uno de ellos (la víctima) menor de edad, se encontraban en la esquina de Avenida Patulé y Oficial Primero en barrio Ceibal Sur, cuando el joven recibió por parte del otro individuo, un balazo en la cabeza, por lo cual debió ser trasladado en estado grave al Hospital Regional Salto, donde luego de varios días de batirse entre la vida y la muerte, falleció a las 18:15 horas del pasado lunes. Puesto su deceso en conocimiento del Juez, el mismo dispuso coordinar con el Médico Forense, la autopsia al cuerpo y la entrega del mismo a los familiares.
El presunto autor, pudo ser detenido casi a la brevedad, y tras comparecer ante el Juez Penal de Turno en más de una oportunidad, al cambiar la carátula del caso tras el fallecimiento del herido, fue condenado.

CONDENA
Culminadas las actuaciones en el Juzgado Letrado de Adolescentes y Penal de Octavo Turno, se dispuso: “Prisión preventiva de J.M.M.L. por la presunta comisión de un delito de homicidio en grado de tentativa y un delito de tráfico de arma en su modalidad tenencia en régimen de reiteración real por el término de 90 días con descuento del tiempo de detención preventivo sufrido vencido el cual sin actuación de la Fiscalía será puesto en libertad”.

Doble homicidio en Quebracho: el hecho que conmocionó al país

La ciudad de “Villa Quebracho” está realmente conmovida por el doble homicidio que acaeció en la tranquila Semana Santa o de Turismo. En la medianoche del miércoles 28 de marzo, las sirenas de las ambulancias advertieron de un hecho de emergencia. Pero nadie sospechaba lo que tomó luz al amanecer, cuando en el pequeño pueblo del interior de Paysandú, corría la información de que habían matado a la “Ina” Goyeneche y que un joven policía había también caído muerto en dicho episodio. “Todos estamos conmocionados y consternados”. Esas palabras fueron comunes y ratificadas por pobladores del lugar a EL PUEBLO.

EL DÍA DEL CRIMEN
El fatal episodio ocurrió en horas de la madrugada del miércoles 28 de marzo, cuando Martín Israel Bantancour Ruiz Díaz, de 32 años, fue a la casa de su expareja, Valeria, con quien hacía un tiempo había terminado la relación amorosa, y con quien tenía una hija de siete años. Bentancourt había concurrido en horas de la tarde a la vivienda ubicada en calle Lavalleja, a metros de calle 18 de Julio (una de las arterias principales de la localidad), donde en el pasado vivió con Valeria, y que otrora fuera la “vieja casa de la Familia Goyeneche”, abuelos maternos de la que fue su pareja. Rompió la puerta de entrada, una moto que tenían y antes de irse la amenazó de muerte. La mujer y su actual pareja fueron a la comisaría para denunciar el hecho. En el lugar, contó la mujer que tiempo atrás, había sufrido violencia doméstica por parte del hombre, pero que nunca lo había informado ante las autoridades. “Los policías acudieron a la finca, procediendo a prestar garantías a la víctima (de violencia doméstica) y su familia, alojándolos provisoriamente en la comisaría local. Posteriormente se recibió un llamado de emergencia, advirtiendo que el autor se encontraba armado fuera de la casa”, ya que la madre de la denunciante, todavía se encontraba en la propiedad, detalló el comunicado del Ministerio del Interior.
En el momento en que ambos se encontraban en la comisaría, el hombre, volvió a la casa armado. En el lugar solo estaba la madre de la mujer, que al verlo decidió avisar a la Policía. Como el móvil policial del que se disponía -con dos agentes- se hallaba asistiendo un accidente en la ruta, el agente Juan Carlos Oviedo salió en la moto oficial a dar respuesta al llamado. El efectivo, al verlo amenazando a la mujer con un arma de fuego, tras forcejear, recibió un disparo. El hombre también mató a su exsuegra y se fue del lugar con la moto y el arma del policía. “Inmediatamente después, fue a la casa de la actual pareja de su exmujer y la incendió. Prendió fuego la casa, las cosechadoras y también la moto policial en la que circuló hasta el momento. En el lugar no había nadie; el dueño del establecimiento, posteriormente, avaluó los daños en un millón de dólares.“Luego de prender fuego el lugar, el hombre escapó para el monte, siendo catalogado por muchos, como un buen conocedor de todo el lugar y aducían que el sujeto podía estar ya en cualquier lado, menos en la zona.“El Ministerio del Interior pidió el cierre departamental y se alertó a los departamentos limítrofes. Se solicitó apoyo aéreo: un helicóptero de la Policía Nacional, el Águila Uno de la Unidad Aérea y uno de los helicópteros Robinson 44 Raven II, así como también un dron, se sumaron a la búsqueda del homicida, de quien se sabía que estaba fuertemente armado. “En base al protocolo de actuación para casos de violencia doméstica, se determinó que los efectivos brindaran protección tanto para la mujer como para su familia, incluida su pareja.“La Fiscalía de Paysandú autorizó divulgar la foto del presunto autor del doble homicidio e informó, además, que tenía un antecedente sin prisión por receptación, de agosto de 2008.

CONSTERNACIÓN E INDIGNACIÓN
“Las familias involucradas en el hecho, los Goyeneche y los Bentancourt son muy apreciadas dentro del pueblo quebrachense. Se trata de los hijos “del Ruye Goyeneche y del Gordo Bentancourt”. “Estamos todos consternados, son todos conocidos” le indicaron a EL PUEBLO.“Así se pudo apreciar en los momentos del sepelio de “Ina”, a escasas tres cuadras de la vivienda en donde se produjeron los crímenes.

EL HOMICIDA
Martín Israel Bentancourt Ruiz Díaz es un joven “normal y tranquilo”, dijeron algunos vecinos a EL PUEBLO. Trabajaba con un empresario agropecuario de la zona y otros productores.“Su entorno manifestó a este diario que Martín estaba muy afectado por la separación de su ex pareja, que incluía aspectos vinculados a la relación con su pequeña hija, y otros aspectos patrimoniales.

LA EX SUEGRA
La mujer asesinada era Nelly Elizabeth “Ina” Goyeneche Pintos de 41 años de edad. Tenía cinco hijos, de entre 19 y 24 años. Trabajaba como auxiliar de servicio en la Escuela Nº 74. Según allegados, era muy apreciada y «buena vecina». Nelly Goyeneche era hija (menor) de Rogelio “Ruye” Goyeneche, un conocido poblador de Quebracho, vinculado laboralmente por mucho tiempo a OSE, y un ciudadano con participación en diversas organizaciones sociales vinculadas al deporte.

EL POLICÍA
El policía asesinado era Juan Carlos Oviedo. Tenía 25 años y dentro de dos semanas del hecho, el 14 de abril próximo, contraería matrimonio con una joven quebrachense. El Ministerio del Interior informó que lo velaría «con los honores fúnebres dispuestos para los policías caídos en acto directo de servicio». El velorio se realizó en la sala 10 de Cochería San José (25 de Mayo y José Pedro Varela), de Paysandú, y el sepelio en la mañana del 29 de marzo, a las 11:15 horas en Cementerio Central.“Juan Carlos Oviedo Custodio era un joven agente, que vivía en Paysandú pero trabajaba en Quebracho. Todos los días llegaba hasta la seccional 6ta. al ingreso mismo de la ciudad sanducera. Estaba de novio con una joven lugareña, con la que dentro de 16 días contraería casamiento. Su profesor de Derecho en el liceo Nocturno de Paysandú, durante el 2015 y el 2016, José Noriega, dijo a EL PUEBLO que “era un muchacho que viene de familia policial. Fue al nocturno un par de años. Terminando el turno se iba de noche y siempre llevaba mate. Buen tipo y medio carismático; siempre con una sonrisa, afable. Estudió a cuestas, con el esfuerzo de los que van de noche. Tenía un poco más de físico y altura que el promedio por eso siempre fue para adelante en uno que otro procedimiento. Lo conocían todos los compañeros”.

INCENDIO EN PREDIO RURAL
“Luego de ocurrido el doble crimen el agresor tomó la motocicleta del agente policial y se dirigió al establecimiento rural donde vive la actual pareja de Valeria, un predio ubicado a unos 15 kilómetros de Quebracho, propiedad de Ruben “Coto” Latapié, un conocido tambero y productor, que contaba con herramientas, tractores, maquinaria para la cosecha, automotores en el lugar, además de considerables instalaciones para llevar adelante la práctica de la lechería. “Una vez en el campo, Bentancourt procedió a incendiar prácticamente todo lo que podía. Latapié dijo a los medios que no estaban en el establecimiento, ‘si no nos mataba”. Comentó que perdieron “todo”, expresando que el valor de dichos bienes sumaba un millón de dólares. Algunos vecinos indicaron a EL PUEBLO que “el Coto tenía un tractor que hacía muy poco había comprado”, además de la “cosechadora y una camioneta grande”. En la Villa no hay destacamento de Bomberos, lo que sumado a la no presencia de personas en el lugar, permitió que se produjera la pérdida total de los bienes.

LA BÚSQUEDA
La justicia uruguaya libró una orden de captura internacional para Martín Bentancurt. Luego de tres días de búsquedas por tierra, agua y aire, la Fiscal del caso, Carolina Martínez, indicó que se solicitó la captura internacional para cubrir “todos los frentes”, ya que se trata de una zona limítrofe con Argentina.
El primer análisis realizado en la interna policial muestra que Bentancur llevaba por lo menos diez horas de ventaja a los policías que lo buscaban. Por ejemplo, el Grupo GEO arribó a la zona el jueves 29 por la mañana, más de un día después de los crímenes.“En la búsqueda participaron helicópteros con tecnología de punta que ubica concentraciones de calor y planteles de perros.
También, concurrieron al lugar, efectivos del Grupo de Respuesta Táctica (GRT) y de patrullajes (PADO). “Desde un principio, la búsqueda se centró en los montes de Arroyo Malo, paraje situado a 25 kilómetros de Quebracho. Allí se ubica la chacra de los Latapié, incendiada por Bentancur luego de cometer el doble asesinato.“Las primeras estimaciones policiales señalan que Bentancur logró alcanzar los montes del arroyo Guaviyú y llegar a la escuela Nº 75 de esa zona, donde dejó cartas dirigidas a su ex pareja y a una amiga, un crucifijo y un mensaje escrito en el pizarrón.
La escuela está ubicada a unos 15 kilómetros de Arroyo Malo. Bentancur conocía la zona al dedillo. Había trabajado en las chacras realizando tareas agrícolas.
“Policías de Paysandú creen que Bentancur ingresó a la escuela el sábado 31 y durmió en el lugar. El domingo 1º se quedó en el centro educativo porque había mucho movimiento de personas en la zona que se dirigían a las termas de Guaviyú y alguien podría reconocerlo.“Mientras tanto, la Policía continuó buscando al prófugo en la zona que comprende el río Uruguay y los 20 kilómetros hacia el oeste de Quebracho, donde ocurrieron los sucesos, un área “inmensa” y rural en la que abundan montes nativos.

ÚLTIMO ACTO
Cerca de las siete de la mañana del martes 3 de abril, tres operarios de las Termas de Guaviyú vieron cómo Bentancur desplegaba carteles con mensajes dirigidos a su ex pareja Valeria y a su pequeña hija. Y también a sus amigos íntimos. En los carteles, el doble homicida pidió perdón por los crímenes que había cometido. Según los testigos, Bentancur se desnudó y luego se disparó un tiro con la pistola de reglamento que pertenecía a Oviedo.“Durante seis días, el doble homicida puso en jaque a la Policía que “peinó” en varias oportunidades los tupidos montes de Arroyo Malo e islas del Río Uruguay, situado a unos siete kilómetros de la escuela de Saladero de Guaviyú.
“En un principio se estimó que el asesino podría haber cruzado hacia Argentina. Por eso, hubo contactos con policías argentinos para que buscaran en la vecina orilla.“El Ministerio del Interior informó sobre las 7 de la mañana, que “apareció muerto de un disparo el sospechoso del doble crimen de Quebracho”, Martín Bentancur.
Junto al cuerpo se encontraron las armas apoyadas en el muro y “varios mensajes” colgados en un cerco. Uno de los mensajes fue escrito en una tela grande: “Te pido perdón China, yo te perdono. Me llevo los mejores momentos en mi corazón. ¿Te acordás cuando tuvimos a la Nadi? (…) Te amo Valeria, te amaré por siempre. Decile a la Nadi que me recuerde en los mejores momentos cuando la paseaba a caballo. Solo eso te pido amor mío. Teníamos tantos proyectos para hacer. Tenía la esperanza de cruzar el río, pero pensé que nunca más iban a saber de mí. Por lo menos van a saber de mí”. Otro mensaje fue dejado en una remera. Allí el mensaje también fue dirigido a su ex pareja y su hija: “El último regalo que te hago mis amores. Las llevaré en mi alma y en mi corazón”. Junto al texto había un dibujo de una familia.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...