“Más allá de haber logrado el IMAE, la experiencia de ese grupo que trabajó mancomunadamente debe ser un ejemplo para otras cosas”

Entrevista a Alberto Juan Crescionini

Alberto Juan Crescionini es presidente de la Fundación Rotaria dentro del Club Rotary Noeste de Salto y encargado de la organización del Salón de Vinos Finos que este año llega a su décima edición.
- ¿Ya diez ediciones del Salón del Vino?
– Así es, diez años. En las reuniones previas que tenemos de organización, hicimos más que un balance una retrospectiva mirando hacia cuando empezamos, con todas las incertidumbres sobre si esto iba a andar. Lo que queríamos lograr era tener una fuente de ingresos que nos permitiera afrontar nuestras actividades de servicio,

Perfil de Alberto  Juan Crescionini Casado. Tiene dos hijas. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser chofer de ONDA. Hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Viajar con la familia y tocar el piano. ¿Una comida? El pastel de carne que hacía mi madre. ¿Un libro? Las sandalias del pescador de Morris West. ¿Una película? Love History y Borsalino. ¿Un hobby? Los campamentos con los amigos. ¿Qué música escucha? Bossa Nova, Roberto Carlos. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad. ¿Por qué Alberto Juan y no Juan Alberto? (Risas) No tengo respuesta para eso.

Perfil de Alberto
Juan Crescionini
Casado. Tiene dos hijas. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser chofer de ONDA. Hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Viajar con la familia y tocar el piano. ¿Una comida? El pastel de carne que hacía mi madre. ¿Un libro? Las sandalias del pescador de Morris West. ¿Una película? Love History y Borsalino. ¿Un hobby? Los campamentos con los amigos. ¿Qué música escucha? Bossa Nova, Roberto Carlos. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad. ¿Por qué Alberto Juan y no Juan Alberto? (Risas) No tengo respuesta para eso.

fundamentalmente el plan de becas estudiantiles con el que estábamos muy entusiasmados, y bueno, sin duda que dio sus frutos. Tenemos diez años de Salones del Vino y tenemos diez años del plan de becas, este año con 35 becarios, lo que evaluamos como positivo y exitoso, a punto tal que hoy ya han pasado más de 180 becarios, muchos de ellos recibidos y que han vuelto a sus lugares de origen, inclusive algunos a sus pueblos del interior del departamento. El plan de becas además sumó adhesiones de empresas e instituciones muy importantes que ayudan a financiarlo. Así tenemos a la intendencia de Salto, a la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande, a varias empresas del medio, a dos barras de amigos que se juntan normalmente a comer un asado los fines de semana y por conocimiento que han tenido del plan, se han sumado a financiarlo.
- ¿Qué está previsto para esta décima edición del Salón del Vino?
– Como siempre las bodegas más importantes del país van a estar presentes, vamos a pasar las veinte bodegas este año, hoy 16 de agosto ya tenemos diecinueve bodegas confirmadas de las veinte que nos propusimos, por lo tanto seguramente vamos a pasar las veinte bodegas. La oferta gastronómica siempre es importante, y este año también lo va a ser, con productos de chacinados, de rotisería, de dulces de Salto y quesos de otros departamentos. También en la oferta de entretenimiento hay alguna sorpresa este año respecto del tema de hacer del Salón además de un evento agradable, más ameno. Este año queremos hacer un reconocimiento a los asistentes del Salón, por lo tanto van a haber sorteos y también vamos a hacer un reconocimiento a las bodegas, que son el corazón del Salón, porque apoyar diez años esta iniciativa no es poca cosa y nos permite hacer todas las cosas que estamos haciendo.
- ¿Ya hay fecha y lugar?
– Sí, se realiza el 29 de setiembre en La Calandria Polo Club a las 21 horas, eso ya está totalmente definido. El ticket cuesta $900, que incluye una copa de cristal de alta calidad grabada, el catálogo del Salón, que este año será también especial, independientemente de que se informa todos los vinos que las bodegas presentan, la oferta gastronómica, los patrocinantes y los auspiciantes, también vamos a tener en ese catálogo un poco de la historia de los diez Salones, muy resumida en imágenes, y también la historia de nuestro plan de becas, o sea, qué se ha hecho con el producido de esos diez años.
Esperamos entonces que el Salón este año tenga un brillo especial. Ya desde el año pasado hemos llegado a vender 600 tickets, y no vamos a vender más tickets que esos, ni tampoco vamos a sobrepasar esa cantidad de bodegas que comenté porque si bien el salón de La Calandria es muy amplio, tampoco queremos que sea un amontonamiento de gente, queremos que la gente que vaya esté cómoda, que disfrute del salón, que pueda haber una circulación adecuada y un buen acceso a los stands sin aglomeración de personas. Por lo tanto, si bien se pudiera vender un ticket más, no es nuestro objetivo.
- Algo que siempre llama la atención es la velocidad con la que se agotan los tickets que se ponen a la venta.
– Eso es una realidad. Pusimos a la venta los tickets ayer, que los pueden conseguir en Royce Joyas, empresa que siempre colabora con nosotros, y además los tenemos a la venta todos los socios de Rotary Salto Noreste. El año pasado, diez días antes del Salón se nos agotaron los tickets. Por eso sugerimos que si está en duda en acompañarnos, se apure a tomar la decisión porque estimamos que este año nos va a pasar lo mismo, porque los pusimos a la venta, ya hemos informado en algunos medios de esto y ya hay una gran cantidad de tickets vendidos. Inclusive ya tenemos una gran reserva de tickets de Argentina y de Brasil debido a la comunicación que tenemos con los otros clubes rotarios de la región.
- ¿A qué se debe este éxito?
– Originalmente, en el plano local, fueron dos motivos. Uno, creo que la gente fue por lo innovador de la propuesta, porque no se conocía un Salón del Vino en Salto, y por el fin solidario. Esa conjunción de las dos cosas a nivel local fueron el motivo, pero hoy ya eso no es tan así, aunque sin duda el fin solidario siempre está, pero después creo que el nivel de calidad y excelencia que se ha logrado en el Salón, tanto del punto de vista de los vinos que se presentan, de la variedad de bodegas que vienen, de la oferta gastronómica y de la particularidad de un evento social en el cual se pueda hablar con la gente, intercambiar comentarios, un evento muy ameno, todo esto ha sido una constante.
Siempre digo que este es un evento ganar-ganar, porque si bien se paga un ticket, la gente tiene una devolución, va a un evento que a la gente le agrada degustar vinos, probar exquisiteces en la parte gastronómica. Pero además, desde hace algunos años, algo que cada vez se acentúa más, se ha transformado en un evento que toca a otros sectores, no solamente el productivo o social, sino que toca al sector turístico, al cultural. A Salto por el Salón del Vino vienen de otros lados más de cien personas, de Argentina, de Brasil, de Montevideo, vienen los dueños y los principales enólogos de las bodegas, por eso lo hacemos los viernes, porque aparte de venir al Salón de Vinos Finos de Salto, vienen a nuestras termas.
- Me dijo que el origen de este Salón era financiar becas estudiantiles, pero ustedes en los últimos años han diversificado su aporte a nuestra sociedad…
– Desde hace tiempo estamos incursionando en el área de la salud. Hace un año hicimos la entrega de dos equipos muy importantes de última generación para la Sala de Gastroenterología del Hospital Regional Salto. Estamos nuevamente pensando en una nueva donación al Hospital con la Fundación Rotaria pensando en las necesidades que pueda tener en equipamiento. O sea que la salud es otra área a la cual los fondos del Salón se aportan.
Este año particularmente estamos incursionando en el tema del cuidado del medioambiente en la plantación de árboles, por eso tenemos un programa que se llama Acercamiento Rural-Urbano, en el cual participa la CTM, los Amigos de la Escuela Pública, la Cooperativa COFUESA y la Inspección Departamental de Educación Inicial y Primaria, donde traemos a Salto chiquilines de las escuelas rurales, y donde van chicos de las escuelas urbanas al medio rural, y en ese intercambio encontramos a gurises del interior que no conocen a Salto, no conocen el río, les mostramos la oferta educativa que hay. Por este programa, la CTM nos da la posibilidad de tener un árbol, el que le obsequiamos a esa escuela, que nos tiene que informar después cómo plantan el árbol, nosotros les mandamos material de cómo se cuida y hacemos un seguimiento a los efectos de que los niños de las escuelas de las que vienen tengan una concientización del tema medioambiental con la importancia de la plantación de árboles.
- Está bien hacer ese seguimiento, cosa que no pase lo que ya pasó con otras plantaciones de árboles, que se terminaron muriendo…
– Exacto. Ya el lunes en nuestra reunión de la Comisión Directiva empezamos a recibir las primeras devoluciones de las escuelas. Las maestras y los niños fundamentalmente, se van muy entusiasmados con eso. También estamos pensando en el mismo sentido de plantación de árboles, ubicar una plaza pública de la periferia de los barrios de Salto, quizás pueda ser en termas del Daymán. Estamos hablando con escuelas, con comisiones. En termas del Daymán está el barrio Jardines, La Chinita, buscamos identificar una de las plazas que se están armando ahí para hacer toda la plantación de árboles en este programa. Y también involucrar en esa plantación de árboles a los niños de la escuela de esa zona, y a los vecinos, para que cada vecino o niño de la escuela, sea un poco el tutor de ese árbol y usar la plantación del árbol para hablar del cuidado del medioambiente.
Se trata de un programa que empezamos este año, donde también están involucrados todos nuestros becarios, que están haciendo programa referido al árbol y a la solidaridad con Rotary con el arquitecto Gallino, donde realizan cortos de cine en un proyecto, donde hay siete grupos de becarios que van a hacer siete cortos, todos relacionados al cuidado del medioambiente y a la plantación de árboles.
- En otro orden, según lo informado, es inminente la habilitación definitiva del IMAE Cardiológico en Salto (algo que se confirmó el viernes). Usted fue una cara visible en representación de los rotarios de la última cruzada que se hizo en la región para alcanzar este logro. ¿Cuáles son sus sentimientos al respecto?
– Primero, una gran alegría por una lucha de más de veinte años. Alegría por algo que se tuvo que hacer de esta forma pero que no debería hacerse de esta forma, porque la salud es de las cosas que la gente debería tener en todos lados, pero bueno, ya está. La segunda reflexión es que cuando hay un objetivo trascendente y superior, se pueden juntar voluntades y personas, grupos políticos, instituciones de servicio, que tengan diferentes puntos de vista pero se pueden lograr en pos de un objetivo común que sea realmente importante.
Más allá de haber logrado el IMAE, esa experiencia de ese grupo que trabajó mancomunadamente para lograr el IMAE, debe ser un ejemplo para otras cosas. Esa semilla quedó, fructificó pero seguramente quedaron sembradas otras semillas, y ojalá que puedan aparecer otros desafíos para Salto que puedan tomar como ejemplo esa conjunción de voluntades que se armó en esa comisión que trabajamos tan a gusto y con tanto éxito. No fue una tarea fácil, hubo intereses muy fuertes que fueron cediendo ante la evidencia de la necesidad







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...