“Más allá de patear una pelota, siguen siendo mujeres”

Rafael García-María Fernanda Araújo

«Siempre les decimos lo mismo y ellas lo saben: primero el estudio y el trabajo. Después el fútbol. Porque además en el caso del fútbol femenino, no es de un día para el otro que quienes lo practican puedan trascender a otros niveles. Esto va de a poco. Es necesario que el fútbol femenino no se aparte de algunas cuestiones esenciales, por ejemplo el no a la mala palabra, aprender a perder un partido sin que signifique el final de nada. Pero también abrir el ambosrelacionamiento con otros equipos, como nosotros lo hicimos con Ceibal el año pasado. Con ellos tenemos una afinidad especial.
En Saladero la renovación del plantel se ha planteado en un 80% y ahora buscamos consolidar este grupo de 18 jugadoras. Es un número ideal para desarrollar la idea. ¿Qué es lo bueno de este grupo?: la solidaridad desde la entrega a la causa. Y con ellas, queda claro: hay temas que quedan en el vestuario. En este caso, se plantea la misma situación que en el fútbol de varones. Lo hablamos entre nosotros y quedan ahí».
**********
El fútbol femenino de Saladero, va escribiendo su propio tiempo. Desde RAFAEL «Topo» GARCÍA, el Director Técnico y MARÍA FERNANDA ARAÚJO, la capitana, los dos en EL PUEBLO, acumulación de conceptos pero también reafirmación de otros.
Después de todo, el fenómeno no deja de surcar. Ahí está. Y en Saladero, no faltan certezas.
«El fútbol es como una escalera. Vas subiendo, aunque más no sea a paso de hormiga. Para nosotros no deja de ser una experiencia distinta y reconocer que más allá de patear una pelota, siguen siendo mujeres. Por lo tanto además, existe la necesidad de una convivencia a partir de una base de respeto. No se trata de ganar como de lugar, sino a partir de la idea. Somos parte del deporte y entonces, los malos hábitos lo más lejos posible. Lo hablamos a estos temas. Sentimos que la lealtad es también lo que cuenta. Por eso decimos que la violencia debe ser «cero» o se termina del tejido para afuera.
Yo tengo distancia con respecto al «Cacho» Mandietta, no tengo diálogo con él, pero me quedó una frase cuando compartimos un tiempo: «el apurado nunca llega o llega tarde». Por eso digo que esto del aprendizaje tiene que ver con las etapas, mientras la disciplina debe sumarse como un factor más».
**********
LA PASIÓN DE JUGARLO
Los 21 años de María Fernanda Araújo. El rol que le asiste en Saladero, por esa bien entendida ascendencia en el plantel. El fútbol para ella, no deja de ser el desvelo mismo, si de deporte se trata, «porque en mi casa es de lo que se habla cuando hay que hablarlo. Mi padre es árbitro y eso también juega a mi favor. Porque aparece el reglamento para asimilarlo y no es algo menor. Además, es un crítico conmigo cuando debe serlo. No hemos tenido un buen inicio en el Campeonato Salteño y a veces mirando la tabla es algo que duele. Pero sabemos que desde la insistencia nuestra, vamos a cambiar la pisada. Rafael es de los que afirma que quienes llegamos desde una familia futbolera, tenemos una mejor posibilidad, por eso de los genes que están en uno. Me parece demasiado importante que se tenga espíritu de superación. En Saladero lo vamos teniendo desde cada una y pasa también por la voluntad. Somos un grupo humano que sabe a dónde apunta y tratar siempre que una derrota no nos marque ningún final, porque ser mejores también es una cuestión de tiempo».