MÁS QUE RECUERDOS… BLONDIE: EL POP DE LOS OCHENTA

A ésta altura son un grupo referente de la música. Han vendido cincuenta millones de placas a lo largo de su historial. Se consolidaron, influyentes en su estilo, a puro rock, siendo verdaderos cultores del pop, populares entre los grandes. Son integrantes de la llamada Nueva Corriente o Nueva Ola, siendo sus componentes Deborah Harry – 1 de julio de 1945, Miami-  como su gran vocalista, Clem Burke -24 de noviembre de 1954, Nueva Jersey- en batería, James Destri -13 de abril de 1954, Nueva York – en los teclados, Gary Valentine –24 de diciembre de 1955, Nueva Jersey-  bajista y Christhoper “Chris” Stein -5 de enero de 1950, Nueva York- en guitarra. De origen neoyorquino, la agrupación inició su ruta en 1974 junto a otras orquestas locales como The Ramones, dentro de aquel recién surgido movimiento punk-rock. Sus primeros conciertos fueron un éxito y les sirvió de plataforma, junto con sus discos, para catapultarse en la propia USA, Gran Bretaña, Europa y el mundo entero. Blondie, es un verdadero ícono, estrellas absolutas de la gran “Noche de la Nostalgia” que siguen brillando con luz propia en el túnel del tiempo y fuera de él.
NO FUE TAN FÁCIL
Pero, no todo fue tan fácil, como parece para Blondie. Tras editar un par de álbumes -«Blondie» y «Plastic letters»- con singles de modesto suceso -«X offender»,»In the flesh» o la popular «Denis»-  que les abrió las puertas del mercado europeo, en 1978 sale a la venta su tercer trabajo, el álbum “Parallel lines”: un compendio de sonidos a medio camino entre el punk rock, el soft rock y la línea de la música disco que por aquel entonces comenzaba a causar furor en ambos lados del Atlántico. El hit de este disco-grande a nivel mundial, y particularmente en Gran Bretaña, Estados Unidos y Japón, se debió a la popularidad de algunas de sus canciones, tales como: «Heart of glass» -que alcanzó simultáneamente el número 1 en las listas inglesas y estadounidenses- «Sunday girl», «Picture this» o “One way or another”. Se destacaba también su tema «Hanging on the telephone», versión de The Nerves. «Heart of glass», el caballito de batalla de «Parallel lines», abrió una nueva vía en el sonido de la banda: Clem Burke, batería del grupo, ha comentado que lo que comenzó siendo una melodía con ritmo reggae terminó convirtiéndose en un tema disco, cuya base rítmica imitó a partir de algunos cortes del “Stayin’ alive” de Bee Gees. Por su parte, Jimmy Destri, teclista de la banda, admitió que los integrantes de la banda estaban entusiasmados con los experimentos electrónicos de los alemanes de Kraftwerk, y que en «Heart of glass» intentaron exponer las posibilidades ofrecidas por los sintetizadores. Lo cierto es que «Heart of glass» alcanzó el puesto más alto de las listas de popularidad. Semejante impacto sacó a la agrupación del anonimato: Blondie pasó a convertirse en uno de los conjuntos más célebres y admirados por el público joven, y su carismática vocalista y líder, Deborah Harry, comenzó a acaparar las portadas de numerosas revistas con su imagen sexy, atrevida y su carácter gélido. La carrera de Blondie continuó con «Eat to the beat», 1979, que incluía temas convertidos luego en íconos del pop como «Atomic», «Dreaming» o «Union city blue»; en 1980 el grupo grabó «Call me», compuesto por Giorgio Moroder y Deborah Harry para la banda sonora del filme «American Gigolo», convirtiéndose en un nuevo número uno en territorio norteamericano. Su quinto disco, «Autoamerican», 1980, incluyó los simples «The tide is high» y «Rapture» -que incluye el primer rap cantado por una mujer blanca- ambos primeros puestos en USA. Con «Autoamerican», el sexteto daba un paso hacia adelante abordando nuevos estilos y sonidos que, más allá del punk-pop habitual, incorporaron el jazz, rock épico, el reggae o incluso el sinfonismo, ejemplo: «Europa».
DEBBIE HARRY, LA
IMAGEN DE LA BANDA
Su último disco, «The hunter», fue el menos popular de los realizados por la banda, y coincidió con el declive de la misma en 1982, separándose al año siguiente, también debido a una enfermedad de origen genético que padecía el guitarrista Chris Stein. Deborah Harry, líder de la banda, voz e imagen -que ya había editado un álbum en solitario en 1981 llamado «Koo Koo»- emprendió una carrera como solista con cierto éxito aunque sin igualar la popularidad de Blondie, además de participar en algunas películas y series de televisión como actriz invitada. Algunos de sus hits como solista fueron «I want that man» o «French kissin in the USA», durante la década del ochenta. En los próximos diez años, Debbie Harry participó en diversos proyectos colaborando con artistas alternativos, y también trabajó con la banda de jazz «The Jazz Passengers». En 1998, los cuatro miembros de la formación original de Blondie, Deborah Harry, Clem Burke, James Destri y Chris Stein decidieron reunirse para grabar el que sería su séptimo álbum, «No exit», editado en 1998 y cuyo single «Maria» les llevó de nuevo a las listas. Blondie es el único grupo que ha conseguido números uno en tres décadas consecutivas. Además, Debbie Harry está incluida en el libro Guinness de los Records, como la cantante más madura de la historia en conseguir un número uno en las listas de éxitos de Gran Bretaña con «Maria».
SALON DE LA FAMA
DEL ROCK N’ROLL
En 2003 salió «The curse of Blondie», su octavo álbum. Coincidiendo con el trigésimo aniversario del disco «Parallel lines», Blondie realizó una larga gira internacional. En 2006, fueron incluidos en el codiciado Salón de la Fama del Rock n’Roll. En 2008, la banda anunció que comenzarían a grabar lo que sería su noveno disco. «Panic of girls» fue lanzado a finales de 2010 en Australia, y a nivel mundial en 2011.[ ] Desde 2010 el conjunto realizó conciertos en los que ha ido presentando los diferentes temas de “Panic of girls”. En la última de las tournés anunciaron nuevo material: «Rock on», «Dead air» o «Practice makes perfect». En Marzo de 2013 se anunciaron dos canciones nuevas para lo que se dejó entrever como un nuevo álbum -«Make a way» y «I want to drag you around». En Junio de 2013 la banda anunció el nuevo álbum “Ghosts of download” cuyo primer single sería “A Rose by Any Name” junto con otras canciones como «Rave», «Take me in the night», «Winter y «Sugar on the side». En el presente, Blondie continúa realizando giras donde muestra su muy buena discografía, y porqué es una banda histórica.
juanjoalberti@hotmail.com           www.losfavoritosdejuanjo
alberti.blogspot.com

A ésta altura son un grupo referente de la música. Han vendido cincuenta millones de placas a lo largo de su historial. Se consolidaron, influyentes en su estilo, a puro rock, siendo verdaderos cultores del pop, populares entre los grandes. Son integrantes de la llamada Nueva Corriente o Nueva Ola, siendo sus componentes Deborah Harry – 1 de julio de 1945, Miami-  como su gran vocalista, Clem Burke -24 de noviembre de 1954, Nueva Jersey- en batería, James Destri -13 de abril de 1954, Nueva York – en los teclados, Gary Valentine –24 de diciembre de 1955, Nueva Jersey-  bajista y Christhoper “Chris” Stein -5 de enero de 1950, Nueva York- en guitarra. De origen neoyorquino, la agrupación inició su ruta en 1974 junto a otras orquestas locales como The Ramones, dentro de aquel recién surgido movimiento punk-rock. Sus primeros conciertos fueron un éxito y les sirvió de plataforma, junto con sus discos, para catapultarse en la propia USA, Gran Bretaña, Europa y el mundo entero. Blondie, es un verdadero ícono, estrellas absolutas de la gran “Noche de la Nostalgia” que siguen brillando con luz propia en el túnel del tiempo y fuera de él.

NO FUE TAN FÁCIL

Pero, no todo fue tan fácil, como parece para Blondie. Tras editar un par de álbumes -«Blondie» y «Plastic letters»- con singles depagemodesto suceso -«X offender»,»In the flesh» o la popular «Denis»-  que les abrió las puertas del mercado europeo, en 1978 sale a la venta su tercer trabajo, el álbum “Parallel lines”: un compendio de sonidos a medio camino entre el punk rock, el soft rock y la línea de la música disco que por aquel entonces comenzaba a causar furor en ambos lados del Atlántico. El hit de este disco-grande a nivel mundial, y particularmente en Gran Bretaña, Estados Unidos y Japón, se debió a la popularidad de algunas de sus canciones, tales como: «Heart of glass» -que alcanzó simultáneamente el número 1 en las listas inglesas y estadounidenses- «Sunday girl», «Picture this» o “One way or another”. Se destacaba también su tema «Hanging on the telephone», versión de The Nerves. «Heart of glass», el caballito de batalla de «Parallel lines», abrió una nueva vía en el sonido de la banda: Clem Burke, batería del grupo, ha comentado que lo que comenzó siendo una melodía con ritmo reggae terminó convirtiéndose en un tema disco, cuya base rítmica imitó a partir de algunos cortes del “Stayin’ alive” de Bee Gees. Por su parte, Jimmy Destri, teclista de la banda, admitió que los integrantes de la banda estaban entusiasmados con los experimentos electrónicos de los alemanes de Kraftwerk, y que en «Heart of glass» intentaron exponer las posibilidades ofrecidas por los sintetizadores. Lo cierto es que «Heart of glass» alcanzó el puesto más alto de las listas de popularidad. Semejante impacto sacó a la agrupación del anonimato: Blondie pasó a convertirse en uno de los conjuntos más célebres y admirados por el público joven, y su carismática vocalista y líder, Deborah Harry, comenzó a acaparar las portadas de numerosas revistas con su imagen sexy, atrevida y su carácter gélido. La carrera de Blondie continuó con «Eat to the beat», 1979, que incluía temas convertidos luego en íconos del pop como «Atomic», «Dreaming» o «Union city blue»; en 1980 el grupo grabó «Call me», compuesto por Giorgio Moroder y Deborah Harry para la banda sonora del filme «American Gigolo», convirtiéndose en un nuevo número uno en territorio norteamericano. Su quinto disco, «Autoamerican», 1980, incluyó los simples «The tide is high» y «Rapture» -que incluye el primer rap cantado por una mujer blanca- ambos primeros puestos en USA. Con «Autoamerican», el sexteto daba un paso hacia adelante abordando nuevos estilos y sonidos que, más allá del punk-pop habitual, incorporaron el jazz, rock épico, el reggae o incluso el sinfonismo, ejemplo: «Europa».

DEBBIE HARRY, LA IMAGEN DE LA BANDA

Su último disco, «The hunter», fue el menos popular de los realizados por la banda, y coincidió con el declive de la misma en 1982, separándose al año siguiente, también debido a una enfermedad de origen genético que padecía el guitarrista Chris Stein. Deborah Harry, líder de la banda, voz e imagen -que ya había editado un álbum en solitario en 1981 llamado «Koo Koo»- emprendió una carrera como solista con cierto éxito aunque sin igualar la popularidad de Blondie, además de participar en algunas películas y series de televisión como actriz invitada. Algunos de sus hits como solista fueron «I want that man» o «French kissin in the USA», durante la década del ochenta. En los próximos diez años, Debbie Harry participó en diversos proyectos colaborando con artistas alternativos, y también trabajó con la banda de jazz «The Jazz Passengers». En 1998, los cuatro miembros de la formación original de Blondie, Deborah Harry, Clem Burke, James Destri y Chris Stein decidieron reunirse para grabar el que sería su séptimo álbum, «No exit», editado en 1998 y cuyo single «Maria» les llevó de nuevo a las listas. Blondie es el único grupo que ha conseguido números uno en tres décadas consecutivas. Además, Debbie Harry está incluida en el libro Guinness de los Records, como la cantante más madura de la historia en conseguir un número uno en las listas de éxitos de Gran Bretaña con «Maria».

SALON DE LA FAMA DEL ROCK N’ROLL

En 2003 salió «The curse of Blondie», su octavo álbum. Coincidiendo con el trigésimo aniversario del disco «Parallel lines», Blondie realizó una larga gira internacional. En 2006, fueron incluidos en el codiciado Salón de la Fama del Rock n’Roll. En 2008, la banda anunció que comenzarían a grabar lo que sería su noveno disco. «Panic of girls» fue lanzado a finales de 2010 en Australia, y a nivel mundial en 2011.[ ] Desde 2010 el conjunto realizó conciertos en los que ha ido presentando los diferentes temas de “Panic of girls”. En la última de las tournés anunciaron nuevo material: «Rock on», «Dead air» o «Practice makes perfect». En Marzo de 2013 se anunciaron dos canciones nuevas para lo que se dejó entrever como un nuevo álbum -«Make a way» y «I want to drag you around». En Junio de 2013 la banda anunció el nuevo álbum “Ghosts of download” cuyo primer single sería “A Rose by Any Name” junto con otras canciones como «Rave», «Take me in the night», «Winter y «Sugar on the side». En el presente, Blondie continúa realizando giras donde muestra su muy buena discografía, y porqué es una banda histórica.

juanjoalberti@hotmail.com

www.losfavoritosdejuanjoalberti.blogspot.com