“Me voy feliz del club, no jugué en Peñarol, salí campeón y con el título 50

Diego Forlán le dijo adiós a Peñarol el martes en el Estadio Campeón del Siglo. El 10, el Balón de Oro del mundial de Sudáfrica, se despidió de los aurinegros, junto a su padre, Juan Pedro Damiani, el presidente y los dirigentes. “Me voy feliz del club que soy hincha, el título 50, con la camiseta que vistió mi viejo. El segundo semestre fue complicado. Aprendí algo que no había vivido. En todos lados critican pero la diferencia es que vivís acá. Peñarol es mi casa. Tengo 37 años y quiero seguir jugando”. Le agradeció a Damiani, a Pablo Bengoechea, su cuerpo técnico y al actual que encabeza Da Silva. Pablo Forlán, histórico de la institución, interpretó el duro escollo que significa jugar en el país con un recuerdo para la leyenda: “Nos sacamos un peso de encima con el Campeonato 50. Si será exigente el fútbol uruguayo que acá no vimos jugar bien a Pelé”.
Juan Pedro Damiani, el presidente de Peñarol, abrió la conferencia en la sala de prensa junto a Diego Forlán y su padre, Pablo. “Siento una sensación agridulce hoy en el día de mi cumpleaños. Es tiempo de agradecerle a Diego por todo lo que nos dio. Esa magia es difícil de igualar. Le puedo decir hasta la vuelta porque esta es su casa. Vino a ser campeón con el título 50. Peñarol hizo gran esfuerzo y el de Diego fue más grande. Todos los peñarolenses, cobijamos el sueño que Diego vistiera la camiseta de Peñarol. Cuando fue elegido mejor jugador del mundo, besaba las dos camisetas. Nos honró con ser el socio 40.000. Cumplió el sueño de la familia Forlán”.
“LA HINCHADA DE PEÑAROL TE EMOCIONA”
El 10 tomó la palabra y empezó por el reconocimiento a quienes hicieron posible su incorporación a Peñarol. “Quiero agradecerte Juan Pedro (Damiani), nuestra relación viene de cuando era muy chico. En anteriores oportunidades te había dicho que no era el momento. La hinchada de Peñarol te emociona. Siento agradecimiento a vos, a Pablo Bengoechea, al Profe Modesto (Turren), al Vasco (Aguirregaray) al Caballo De Los Santos, al Profe Roquero, al cuerpo técnico actual, a la gente que trabaja en Los Aromos, en el Estadio”.