- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Media Hora Previa

Edil Gervacio Carbajal.

En esta oportunidad quisiera hacer referencia al estado de las calles en el tramo que va desde calle Guaviyú al 400 hasta Boycuá al 400, y desde Lavalleja al 1600 hasta Juan Carlos Gómez al 1600, y sus transversales. Estas se encuentran en mal estado y esto obstaculiza la circulación de los vehículos y de las personas.
A pedido de los vecinos solicito que por parte de la intendencia se realice el arreglo de las mismas, además de la realización del cordón cuneta.
Asimismo, solicito la limpieza de las cunetas ubicadas sobre calle Catalán al 400, esta se encuentra con malezas, y esto provoca la reproducción de roedores y obstaculiza la circulación del agua de los desagües.
Quisiera que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada al señor Intendente, Andrés Lima, a la Dirección de Obras de la Intendencia de Salto, a Parques y Jardines de la Intendencia de Salto y a todos los medios de comunicación tanto orales como escritos.

Edila María de los Ángeles Márquez
Señor Presidente, yo estoy nuevamente sorprendida por las actitudes del Intendente de Salto. Esta vez nos sorprende con una resolución donde autoriza la construcción de un puente peatonal que afecta espacios públicos sin pasar previamente el expediente por la junta departamental. Hablamos de que no hay norma que autorice al intendente a disponer o a afectar bienes de dominio público, lo cual está establecido en el artículo 479 del Código Civil.
El intendente tiene algunas potestades sí pero no todas las que caprichosamente se les cante.
Hablamos que vecinos manifestaron no aceptar dicha obra de buena manera y la rechazan, así como profesionales de la arquitectura que realizaron informes de valoración en contra de la misma.
Consultados varios profesionales del derecho y estudiando los pocos documentos que tenemos a mano, ya que el expediente nunca llegó a la junta departamental, entendemos que el intendente se toma una facultad de la que carece y que dispone afectaciones dominiales prohibidas por ley nacional.
También entendemos se viola la ley orgánica municipal 9.515 que plantea, entre otras cosas, que todo lo que no está presupuestado debe pasar por la venia de la junta departamental.
Por lo tanto se está desconociendo absolutamente, como otras veces, la autoridad de la junta departamental.
Ahora, ¿qué podemos hacer nosotros para retomar el camino del derecho? Como ediles o como ciudadanos cualquiera. Podemos tomar varios caminos, que tengo la esperanza de que la junta como órgano colegiado de gobierno los tome. Los paso a detallar:
Podemos mandar una minuta de comunicación al intendente para que nos envíe a la brevedad el expediente completo sobre el tema. Así al menos tomamos conocimiento de los detalles del proyecto.
Podemos solicitar un recurso de reposición y apelación al gobierno departamental.
Podemos llamar a sala al intendente y que personalmente nos explique y saque todas las dudas.
Podemos promover por el Artículo 313 un contradictorio interorganismos ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.
Podemos promover un recurso de amparo del acto ilícito.
Podemos promover un juicio político al intendente por violar reiteradas veces la Constitución y encima reconocerlo mediante los medios de comunicación.
Podemos promover una denuncia penal por abuso de funciones de manera reiterada ya que lo ha hecho en varias oportunidades.
Señor presidente, nosotros no estamos en contra de la obra, el problema es que no la conocemos y tenemos que saber los detalles para garantizar que las cosas se hacen bien, para eso estamos acá. Acá hay irregularidades: administrativas, jurídicas y políticas, que deben ser subsanadas.
Que el ministerio haya otorgado recursos para dicha obra no quiere decir que se pueda hacer con esta liviandad. El ministerio no tiene incidencia en estos temas departamentales.
Si sentamos este antecedente qué impide que un vecino en un futuro, cualquiera se arregle con otro, se financien entre ellos un puente colgante y lo construyan para su comodidad. Está sentando un antecedente peligroso.
¿Tiene jaula la obra? para evitar caídas. ¿Qué seguridad tiene? ¿Qué seguridad brinda? ¿Lo pueden usar las personas desde un acceso en las veredas o es solamente para los socios privados? ¿La altura es suficiente? ¿Afecta negativamente el paisaje del entorno? ¿Aunque exista un puente en épocas de creciente se pueden disfrutar de las principales atracciones del club que son las piscinas? ¿Altera significativamente todo el entorno natural? ¿Se consideró la seguridad vial?
Cientos de preguntas que tenemos pero como no hemos visto el expediente no las podemos contestar.
Le solicito envíe la versión taquigráfica de mis palabras, señor presidente: al intendente de Salto, al presidente del Colegio de Abogados de Salto, al área jurídica de la Intendencia de Salto, al Departamento de Obras de la Intendencia y Ordenamiento Territorial, a la Cátedra de Arquitectura y Derecho de la UDELAR, a la Comisión de Legislación y Reglamento de esta junta, al Parlamento Nacional, al diputado Tabaré Viera, del departamento de Rivera, a las tres diputadas por Salto, al Ministerio de Transporte y Obras Públicas, al Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y a todos los medios de comunicación orales, escritos, televisivos y digitales. Muchas gracias, señor Presidente.