Mercado australiano sigue sin encontrar el piso

El IME cerró por debajo de los USD 13, el nivel más bajo desde el 12 de diciembre de 2017

Por cuarta semana consecutiva, el mercado lanero australiano volvió a corregir a la baja. En términos de la moneda australiana, el descenso porcentual fue más significativo que en dólares americanos debido a la relación cambiaria entre ambas divisas. La demanda fue selectiva ante una oferta que continuó presentando problemas serios de calidad, pero también, se observó la resistencia de algunos productores en aceptar la nueva realidad, retirando sus lotes de la venta, con la esperanza de que el mercado mejore en el futuro.vellones 1
El Indicador de Mercado del Este bajó 29 centavos de dólar americano, respecto al cierre de la semana pasada (2,2%) y se ubicó en USD 12,93 por kilo base limpia, el nivel más bajo desde el pasado 12 de diciembre de 2017.
Analizando el comportamiento de los precios de los diferentes micronajes, observamos que la mayoría de las categorías de lana para peinar, acompañaron la tendencia del Indicador. Los descensos se ubicaron entre 0,6% (17,5 micras) y 7,5% (25 micras que cotizó con carácter nominal). La excepción fue para las lanas de 32 micras, que nominalmente subieron 2,1%.
Cabe aclarar, que la inestabilidad del mercado, la calidad y cantidad de algunos lotes que se ponen a la venta, y la selectividad de algunos sectores de la demanda, llevan a que algunos tipos de lana tengan valores por encima de micronajes más finos. No es común que suceda, pero se da en ciertas circunstancias, por lo cual hay ser cauteloso con dicha información de precios de algunos micronajes, más aún si se cotizan con carácter nominal.
La oferta semanal totalizó la cantidad de 32.200 fardos y se comercializó el 79,1%.
Durante los días 14 y 15 de noviembre se realizarán las próximas subastas, y los productores australianos han inscripto un total de 39.900 fardos.
En general, se está esperando que el mercado comience a mostrar algunas señales de
estabilidad, las cuales siguen demoradas, más de lo que muchos quisieran. La corrección a la baja que se ha ido registrando, era necesaria, según algunos industriales, pues estábamos alcanzando niveles límites de peligro por la sustitución por otras fibras alternativas. En tal sentido, la ausencia de una nueva moda este año en el mercado interno chino, provocó que la demanda de los últimos eslabones de la cadena textil lanera fuera más cautelosa considerando que los precios eran muy altos. La evolución de las ventas, y las noticias de la producción de lana de Australia (que puede tener una corrección importante a la baja), serán, junto a otros, factores claves, para ver cómo evolucionarán los precios, y principalmente como se comportará el mercado en el próximo año 2019.
Mercado Local: sin cambios esperando
El mercado local continuó sin grandes cambios. En general se está a la espera de que el mercado internacional se estabilice en algún momento y es probable, que posteriormente se comience a observar un número mayor de operaciones. Las expectativas de los
productores se enfrenta a la cautela de la demanda y el movimiento comercial no se activa. Los pedidos que vienen desde el exterior hacia los exportadores e industriales locales, que no son muchos, marcan diferencias de precios importantes con respecto a los que se manejaban durante los primeros meses de la zafra.
José Luis Trifoglio Departamento de Lanas Zambrano & Cía.







Recepción de Avisos Clasificados