Mercado lanero australiano corrigió a la baja; la calidad de la oferta fue uno de los factores que influyó negativamente

En las ventas de esta semana, influyeron varios factores en el Mercado Lanero Australiano, que provocaron un debilitamiento. Si bien la baja se dio tanto en moneda local como en dólares americanos, en esta última divisa, el descenso fue porcentualmente menor debido a la relación cambiaria. No obstante ello, también es importante señalar, que la calidad de la oferta fue bastante pobre, lo que provocó que la demanda fuera selectiva. Por otra parte, algunos productores australianos viendo el descenso de los valores, se resistieron a vender, y por ese motivo, el porcentaje de colocación fue inferior al de la semana anterior.
El Indicador de Mercado del Este (IME), bajó 13 centavos respecto al cierre de la semana pasada (1,1%) y se ubicó en el nivel de USD 11,22 por kilo base limpia.
Cuando analizamos el comportamiento de los precios de las distintas categorías que se vendieron, observamos que en general todas acompañaron la tendencia del IME, pero evidenciándose que el sector de lanas de 20 micras y más finas fue el más afectado. Es importante señalar, que a excepción de los vellones de 26 micras que se cotizaron a favor de los vendedores, también el sector de lanas de 21 micras y más gruesas sufrió descensos en sus precios, pero no hay que dejar de tener en cuenta, que la mayoría de esas categorías, se cotizaron con carácter nominal, debido al reducido volumen de ese tipo de lanas que se comercializó. Las bajas en el sector de lanas de 20 micras y más finas se ubicaron entre 1,4% (20 micras) y 3,7% (18,5 micras). Las demás categorías registraron leves correcciones respecto a las cotizaciones de la semana pasada.
El precio máximo de esta semana lo alcanzó un fardo de lana de 15,5 micras de diámetro promedio, 0,1% de contenido de materia vegetal, 74 mm de largo de mecha, 44 N/Ktex de resistencia a la tracción y 71,4% de rinde al peinado, que se pagó USD 26,80 por kilo base sucia.
La oferta en los dos días de ventas totalizó la cantidad de 34.300 fardos, de los cuales se comercializó algo menos del 85%.
Según informó Australian Wool Exchange, los próximos remates se realizarán en las tres regiones el 31 de mayo y el 1 de junio, estimándose que la oferta totalizará aproximadamente 30.000 fardos.
Según análisis realizados por expertos australianos, señalan que en general los comerciantes y procesadores están preocupados por el nivel de demanda que hay en la actualidad por productos terminados. Si bien la falta de oferta de materia prima, fue un factor determinante en el comportamiento de los precios de ciertos tipos de lana durante la actual zafra, en estos momentos algunos procesadores se están preguntando qué hacer durante los próximos meses. En tal sentido, es posible que algunos industriales, vuelvan a comprar algunos tipos de lana “abaratadoras” (tipo lana producida en China) y también algunas lanas medias de otros países productores a los efectos de mantener las industrias funcionando, con menos requisitos de capital y también menos riesgo de mercado. De confirmarse esa situación podría ser una buena noticia para las lanas medias que podrían comenzar a comercializarse con más fluidez y quizás con alguna mejora (no muy relevante) de precios.
MERCADO LOCAL:
SIN CAMBIOS Y SIN
OPERACIONES
La actividad en el mercado local, al igual que en las semanas anteriores, continuó siendo prácticamente nula y por tal motivo, la Unión de Consignatarios y Rematadores de lana del Uruguay no publicó su habitual Planilla de Precios promedio.
Informe gentileza de José Luis Trifoglio- departamento de lanas Zambrano & Cía.