Mercado local sin cambios y con pocas operaciones, concentradas en lanas Corriedale, en lanas finas el mercado está paralizado

«El mercado lanero australiano (lamentablemente) no logra estabilizarse y en un marco de volatilidad, en general hemos visto que en las últimas semanas, su tendencia es a debilitarse, principalmente en dólares americanos, debido a la fuerte desvalorización que frente a esa divisa ha sufrido la moneda australiana», analizó José Luis Trifoglio, del departamento de lanas  en  la firma Zambrano & Cía.
Otro factor que también influyó negativamente durante las subastas que se desarrollaron esta semana, fue el importante volumen de lana que se puso a la venta, en un momento en donde el mercado no encuentra cierta estabilidad.
Algunos de los principales sectores de la demanda estuvieron cautelosos y otros distraídos, con la proximidad de los festejos del nuevo año lunar en Asia. En resumen, el mercado esta semana se debilitó tanto en moneda local como en dólares americanos.
El Indicador de Mercado del Este (IME) en dólares americanos bajó 21 centavos respecto al cierre semanal anterior (2,5%). Cerró en USD 8,36 por kilo base limpia. Se ofertaron un total de 52.000 fardos y la demanda adquirió el 87%.
Todas las categorías de lana para peinar acompañaron la tendencia del IME. Los descensos se ubicaron entre 0,7% (30 micras) y 4,5% (18 y 18,5 micras). Analizando por sectores, observamos que nuevamente el de lanas finas fue el más castigado con las bajas de valores, mientras que las lanas de 25 micras y más gruesas bajaron porcentualmente menos. Otro dato significativo, es la poca diferencia, que nuevamente se registra entre las cotizaciones de las lanas entre 19,5 y 22 micras.
Durante tres jornadas consecutivas y a partir del martes 17 de febrero continuarán los
remates en Australia. La oferta prevista es de 59.100 fardos, entre los que se incluirá una selección de lanas Merino producidas en Nueva Zelanda (aproximadamente 3.000 fardos). Si bien los productores australianos, viendo el aumento de valores que se registró la semana pasada, principalmente en moneda local, aumentó el número de fardos inscriptos para los
próximos remates, es probable, que con las noticias de esta semana ese importante volumen de lana no llegue a pasar en su totalidad por el martillo de los rematadores. Sería positivo que finalmente la oferta real fuera inferior, pues consideramos que si el mercado se sobre- oferta, los precios continuarán bajando en porcentajes importantes.
En los días previos a los remates y durante las subastas volverá a ser un factor clave la evolución de las principales divisas y su relación entre
ellas. El dólar australiano en relación al dólar americano ha alcanzado niveles no vistos en muchos años y la última vez que esa relación se
acercó a los actuales niveles, fue a principios del año 2009, sufriendo las secuelas de la Crisis Financiera Mundial con perspectivas realmente negativas. Sin embargo, los principales analistas consideran que la situación actual es diferente a ese momento y si bien el actual escenario no es el mejor, las condiciones de la Cadena textil lanera en general son distintas a la que tenía en aquel momento.
MERCADO LOCAL
SIN CAMBIOS Y CON
POCAS OPERACIONES,
CONCENTRADAS EN
LANAS CORRIEDALE
La operativa a nivel local fue muy reducida y concentrada principalmente en lanas Corriedale, por las cuales la demanda continúa interesada. Los precios no sufrieron grandes variaciones y se han mantenido estables.
La situación del sector de lanas finas es diferente, la demanda está retraída, pero además, si bien la disponibilidad de lana sin vender en
poder de los productores es importante en varias zonas del país, no se visualiza la posibilidad, al menos en el corto plazo, de que las partes interesadas se pongan de acuerdo y se pueda formar una corriente de negocios, dado que las referencias del exterior, cuando son trasladadas al mercado interno, no conforman al sector productor y en general decide esperar.

«El mercado lanero australiano (lamentablemente) no logra estabilizarse y en un marco de volatilidad, en general hemos visto que en las últimas semanas, su tendencia es a debilitarse, principalmente en dólares americanos, debido a la fuerte desvalorización que frente a esa divisa ha sufrido la moneda australiana», analizó José Luis Trifoglio, del departamento de lanas  en  la firma Zambrano & Cía.

Otro factor que también influyó negativamente durante las subastas que se desarrollaron esta semana, fue el importante volumen de lana que se puso a la venta, en un momento en donde el mercado no encuentra cierta estabilidad.

Algunos de los principales sectores de la demanda estuvieron cautelosos y otros distraídos, con la proximidad de los festejos del nuevo año lunar en Asia. En resumen, el mercado esta semana se debilitó tanto en moneda local como en dólares americanos.

El Indicador de Mercado del Este (IME) en dólares americanos bajó 21 centavos respecto al cierre semanal anterior (2,5%). Cerró en USD 8,36 por kilo base limpia. Se ofertaron un total de 52.000 fardos y la demanda adquirió el 87%.

Todas las categorías de lana para peinar acompañaron la tendencia del IME. Los descensos se ubicaron entre 0,7% (30 micras) y 4,5% (18 y 18,5 micras). Analizando por sectores, observamos que nuevamente el de lanas finas fue el más castigado con las bajas de valores, mientras que las lanas de 25 micras y más gruesas bajaron porcentualmente menos. Otro dato significativo, es la poca diferencia, que nuevamente se registra entre las cotizaciones de las lanas entre 19,5 y 22 micras.

Durante tres jornadas consecutivas y a partir del martes 17 de febrero continuarán los

remates en Australia. La oferta prevista es de 59.100 fardos, entre los que se incluirá una selección de lanas Merino producidas en Nueva Zelanda (aproximadamente 3.000 fardos). Si bien los productores australianos, viendo el aumento de valores que se registró la semana pasada, principalmente en moneda local, aumentó el número de fardos inscriptos para los

próximos remates, es probable, que con las noticias de esta semana ese importante volumen de lana no llegue a pasar en su totalidad por el martillo de los rematadores. Sería positivo que finalmente la oferta real fuera inferior, pues consideramos que si el mercado se sobre- oferta, los precios continuarán bajando en porcentajes importantes.

En los días previos a los remates y durante las subastas volverá a ser un factor clave la evolución de las principales divisas y su relación entre

ellas. El dólar australiano en relación al dólar americano ha alcanzado niveles no vistos en muchos años y la última vez que esa relación se

acercó a los actuales niveles, fue a principios del año 2009, sufriendo las secuelas de la Crisis Financiera Mundial con perspectivas realmente negativas. Sin embargo, los principales analistas consideran que la situación actual es diferente a ese momento y si bien el actual escenario no es el mejor, las condiciones de la Cadena textil lanera en general son distintas a la que tenía en aquel momento.

MERCADO LOCAL SIN CAMBIOS Y CON POCAS OPERACIONES, CONCENTRADAS EN LANAS CORRIEDALE

La operativa a nivel local fue muy reducida y concentrada principalmente en lanas Corriedale, por las cuales la demanda continúa interesada. Los precios no sufrieron grandes variaciones y se han mantenido estables.

La situación del sector de lanas finas es diferente, la demanda está retraída, pero además, si bien la disponibilidad de lana sin vender en

poder de los productores es importante en varias zonas del país, no se visualiza la posibilidad, al menos en el corto plazo, de que las partes interesadas se pongan de acuerdo y se pueda formar una corriente de negocios, dado que las referencias del exterior, cuando son trasladadas al mercado interno, no conforman al sector productor y en general decide esperar.