Merino y Poll Dorset de Jones y Limitour superaron los 700 dólares de promedio ayer en la Agropecuaria

Realmente fue un muy buen remate, el que realizaron ayer las cabañas La Corona y Los Manantiales de las familias Jones, conjuntamente con San Rafael de JV Limitour. Con un marco de público muy importante, realmente compradores de muchos lados del país, que paulatinamente y a medida que avanzaban los lotes, se fueron quedando con prácticamente toda la oferta de Merino. Quedaron apenas algunos animales sin venderse y con el 100% de lo que ofrecía San Rafael en Poll Dorset.

Salvo excepciones, no se dieron muchos valores de punta, el remate fue parejo en ese sentido, con algún altibajo en la venta de los PO para luego levantar en los borregos de campo, donde había un público receptivo.

MUY SELECTIVO

No aparecieron los compradores de lotes, lo que se viene dando en todos los remates, sino que el público se mostró selectivo. Por ahí un productor compró muchos carneros pero eligiendo en los distintos bretes que se ofrecían. Párrafo aparte mereció la venta de los vientres de las dos razas, donde los mismos se ofrecieron y encontraron un mercado muy demandante. Los valores aquí fueron muy buenos, y teniendo en cuenta la clase y calidad genética que se ofrecía, los precios eran más interesantes.

LOS PRECIOS

En lo que hace a los precios, las ovejas Poll Dorset se vendieron entre 155 y 365 dólares, eran 70 con un promedio de 210 dólares. Las ovejas Merino eran 389 y se colocaron entre 140 y 265 dólares y un promedio de 175,81. Las borregas 2 y 4 dientes Merino se vendieron entre 180 y 210 dólares, eran 243 con un promedio de 185 dólares. Las corderas Poll Dorset se vendieron entre 1.700 y 2.600 dólares, con promedio de 2.150 dólares. Acotemos que eran de PPI. Finalmente en lo que hace a los carneros, los Merino se vendieron entre 400 y 6.000 y un promedio de 715 dólares y los Poll Dorset entre 550 y 2.450 dólares con un promedio de 719 dólares.

SATISFECHOS

Tanto el martillero Gerardo Zambrano, encargado de las ventas, como Martín Martinicorena de Comar, que fueron los escritorios que organizaron el remate, se mostraron muy satisfechos por el resultado de las ventas, tanto en cantidad como en los valores. En lo que hace a las cabañas Los Manantiales y la Corona, que ofrecían Merino, Sarita Azambuja y el Dr Juan Pérez Jones, señalaron que se cumplió su deseo, de vender mayoritariamente lo ofertado, y de los precios alcanzados, y fundamentalmente por la dispersión que tuvieron ls ventas.

Para Omar Burutarán de San Rafael de JV Limitour, la satisfacción era muy grande, ya que se colocó todo, no quedó ningún remanente y los precios estuvieron acorde al momento. Por los vientres todos coincidieron que los valores fueron muy buenos. La comercialización total superó los 850 animales con más de 160 carneros vendidos en pista.